A Schulz le priva el marisco

En el restaurante Casa Criado, una marisquería ubicada por la madrileña calle López de Hoyos, están encantados con la candidatura europea de Martin Schulz

Foto: Martin Schulz. (Reuters)
Martin Schulz. (Reuters)

En el restaurante Casa Criado, una marisquería ubicada por la madrileña calle López de Hoyos, están encantados con la candidatura europea del alemán Martin Schulz (Eschweiler, 1955), actual presidente del Parlamento Europeo.

No se trata de un centro gastrónomico hipervip, cosa que no podría permitirse un socialdemócrata teutón so pena de excomunión. Un menú para andar por casa no baja de los 50 euros pero tampoco sube. Digo que los dueños del citado restaurante están encantados -porque lo están- porque no hay cita madrileña del jefe de filas de los socialistas europeos en la que no recale por Casa Criado, lugar también de peregrinación de muchos plumillas (o más).

A Martin Schulz le priva el marisco y muy sustancialmente el pulpo a feira, las gambas y el resto de moluscos. Se ha hecho muy amigo de Elena Valenciano y no ignora las dificultades de sus coleguillas españoles en la actual hora. Sabe que la suerte de Alfredo Pérez Rubalcaba está echada y de alguna manera quiere jugar un rol similar al que en su día ofició Willy Brandt ante el PSOE de Felipe González cuando el general Franco se retorcía en sus últimos estertores. No se ha buscado mal paraguas Valenciano tanto si gana como sobre todo si pierde.

Claro que tampoco le hace mucho favor electoral porque mientras la dirigente española pone a escurrir a Angela Merkel (que literalmente odia a su compatriota del SPD), resulta que los socialdemócratas alemanes están dándose el pico con la canciller en un gobierno de coalición, justamente lo que pretende hacer en toda Europa tras los comicios. Una contradicción política nítida que, sin embargo, pasa desapercibida quizá a propósito porque se trata de gruesos asuntos teutones.

El marisco español atempera la rudeza de Schulz, que quedó demostrada hace dos meses cuando en plena Knesset (Parlamento israelí) tuvo que soportar las iras de la ultraderecha judía cuando el presidente del parlamento europeo les recordó (en alemán, para más inri) el trato que dispensan a los palestinos.

Palo Alto

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Detenido el concejal de la CUP en Vic Joan Coma
Irene Montero: “Hay actitudes de compañeros de la corriente de Íñigo y Tania que han hecho daño a Podemos”
Podemos Madrid envía una carta a sus inscritos justificando la destitución de José Manuel López

ºC

ºC