¡Habla, Israel, habla!

Si el Gobierno tiene pruebas fehacientes de que Israel o alguna de sus agencias colabora con el secesionismo que quiere hacer saltar por los aires 'Sefarad' tendría que actuar

Foto: Fachada de los Mossos d'Esquadra de la Seu d'Urgell. (EFE)
Fachada de los Mossos d'Esquadra de la Seu d'Urgell. (EFE)

El exjuez Santiago Vidal —¡válgame Dios!—, en su perorata sobre el poder del independentismo, dijo que un país extranjero estaba asesorando a los Mossos d'Esquadra en temas de información e inteligencia. Lo dejó caer sin percatarse de que se trata de un asunto de enorme trascendencia que afecta de plano a la seguridad de la Unión Europea.

No citó ex profeso al Estado judío, pero lo obvio no se explicita.

Yo supongo que, de ser cierta esa información —otras, como que la OTAN apoya la secesión catalana, decididamente, no—, los agentes de la Cuesta de las Perdices habrán tabulado a esas horas de qué va el quilombo. Entre otras cosas, porque la colaboración entre el Mossad —que, en el fondo, es lo que realmente es Israel— y el CNI para combatir el terrorismo islámico, todo el mundo supone que está en vigor.

Que yo sepa, hasta la fecha la embajada de Israel en España no ha dicho ni mu. En lenguaje diplomático y al uso, el que calla otorga

Un diario nacional, y desde luego también este comentarista, ha puesto negro sobre blanco el tema israelí y su presunta colaboración con los independentistas catalanes. Que yo sepa, hasta la fecha la embajada de Israel en España no ha dicho ni mu. En lenguaje diplomático y al uso, el que calla otorga, máxime cuando estamos hablando de cosas muy serias.

Me tengo por un profesional que ha defendido el derecho de Israel a tener su propio 'statu quo'. Conozco el país y lo admiro. Al fin y al cabo es de lo poco democrático que hay en la zona. Pero nunca estaré en el sionismo internacional ni con los chulos del barrio cuando se saben protegidos por el tío de Zumosol. Desde luego, si el Gobierno tiene pruebas fehacientes de que Israel o alguna de sus agencias colabora con el secesionismo que quiere hacer saltar por los aires el viejo y entrañable 'Sefarad', tendría que actuar de inmediato. Como se hacen estas cosas en el tablero internacional y poniendo en jaque en la Unión y ante Naciones Unidas la agresión a un país soberano miembro de ambas instancias.

Estoy seguro que esta columna tendrá contestación/aclaración inmediata desde la muy bien protegida sede diplomática hebrea de la calle Velázquez, 150.

El silencio sería doblemente sospechoso y haría pensar a millones de españoles lo que no desean creer.

Palo Alto

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios