Woodward: los grandes periodistas no se jubilan nunca

Tuve el honor de coincidir con él en una conferencia organizada por el propio profesional. La verdad y su difusión nos hace libres. Incluso cuando hay que pagar por ello un alto precio

Foto: El veterano periodista del 'Washington Post' Bob Woodward. (EFE)
El veterano periodista del 'Washington Post' Bob Woodward. (EFE)

El CEO de Atresmedia Silvio González y el 'dircom' Nacho Mata me habían convocado, junto con otros distinguidos colegas, a la conferencia del famoso periodista norteamericano del 'Washington Post' Bob Woodward, el Premio Pulizert que lo fue a los 29 años. Ahora tiene 75.

El periodista que fue encarnado por Robert Redford en 'Todos los hombres del presidente' es un icono, una referencia básica en el periodismo estadounidense y en todo el mundo. Por eso cobró lo que cobró por su viaje relámpago a Madrid en la más pura tradición de EEUU.

Robert Redford recibe la medalla presidencial de la libertad por el expresidente Obama. (Reuters)
Robert Redford recibe la medalla presidencial de la libertad por el expresidente Obama. (Reuters)

A Bob Woodward lo que más le sorprendió en su corta estancia en España, acompañado de su mujer, alojado en un hotel ubicado en la milla de oro madrileña, fue ver que la “vida se hace en la calle… Los únicos que permanecíamos en nuestras habitaciones éramos mi esposa y yo”, dijo con un aspecto cansado e irónico.

Menudencias al margen, el hecho cierto es que el viejo reportero, que sigue al pie del cañón como 'plumilla' en el 'WP', ahora propiedad del dueño de Amazon, para contar historias de calado, se ganó lo que le pagaron. Desde su 'auctoritas' profesional que hizo caer a un presidente de los EEUU lo que pude observar en el hombre de Illinois fue humildad, seriedad, mente abierta, mucho curre y justeza de planteamientos. Incluso cuando pidió no tener “orejeras” para enjuiciar a Donald Trump, un personaje que no le gusta nada pero que en su opinión tiene todo el derecho a ser enjuiciado desde la equidistancia y la máxima objetividad.

Lleva 45 años en el mismo medio y sus 'best sellers' le han dado dinero más que suficiente para poder dedicarse a jugar al golf en cualquier campo

En un pequeño aparte que los organizadores del evento ('La verdad sin límites', MBS 2017) me hicieron el favor de tener con el santo y seña del 'Washington Post' le pregunté si no pensaba jubilarse, porque a su edad es muy difícil que un colega español pueda seguir en activo y mucho menos de 'plumilla', como conocemos en la jerga tan propia nuestra a los hacen información en la calle.

–Mire usted –me dijo con voz profunda–, ¡los viejos periodistas no debemos retirarnos nunca!

Lleva 45 años en el mismo medio y sus 'best sellers' le han dado dinero más que suficiente para poder dedicarse a jugar al golf en cualquiera de los muchos campos que tiene cerca.

En definitiva: hechos, hechos y hechos. Objetividad, objetividad y objetividad. Moderación, moderación y moderación.

La verdad y su difusión nos hace libres. Incluso cuando hay que pagar por ello un alto precio.

Bob, muchacho, vuelve.

Palo Alto

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios