La intolerancia africana que nos asola

El progreso y las conquistas de la civilización es antes que nada apertura, derribo de puertas y muros, otear el horizonte, aprovechando los logros tecnológicos y el intercambio de ideas

Foto: Esteban Ibarra, presidente del Movimiento contra la Intolerancia. (EFE)
Esteban Ibarra, presidente del Movimiento contra la Intolerancia. (EFE)

Estuve conversando con Esteban Ibarra, que fue luchador contra el franquismo desde el FRAP (Frente Revolucionario Antifascista y Patriota), en la plaza de la Villa a propósito del homenaje al héroe abatido. Preside el Movimiento contra la Intolerancia y es, como todo el mundo conoce, un afamado “facha”.

Su diagnóstico es certero: si este país fuera más tolerante, si no chapoteáramos diariamente en la intransigencia, si hubiera un grado ácimo de entender al contrario y respetarlo, sería imparable. Lejos de avanzar, retrocedemos.

Hay cosas en España que son patrimonio exclusivo de la izquierda. No porque lo sean. No. Porque se las apropian

La Historia está para aprender de ella, básicamente de los errores. Aquí pasó lo que pasó hace ya más de 80 años y los colores aparecen cada vez más nítidos cuando el devenir de la propia Historia tendría que ir diluyéndolos. Hay gente que cree, por ejemplo, que militar en un partido de izquierdas les concede patente de corso para ser eso denominado como “progresista”. Y hay gente también en la derecha que por serlo entiende que están en poder de todas las esencias. Si aquel abrazo entrañable de la Transición nos llevó al espejismo de que las “trincheras” habían sido felizmente clausuradas, los sucesos recientes nos llevan a concluir que estábamos confundidos. Hay cosas en España que son patrimonio exclusivo de la izquierda. No porque lo sean. No. Porque se las apropian. Hay valores en la derecha que se entienden de exclusivo patrimonio. No porque lo sean. No. Porque se fajan en ellos.

La caverna es hoy básicamente el odio africano. El progreso y las conquistas de la civilización es antes que nada apertura, derribo de puertas y muros, otear el horizonte, aprovechando los logros tecnológicos y el intercambio de ideas. Dicho de otro modo: ponerse por un instante en lugar del otro.

Ahora díganme ustedes, amables lectores, si estamos avanzando…

Palo Alto

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios