La CEOE tiene el remedio contra el paro: el despido libre

En pleno abismo de la crisis, con más de cuatro millones de parados llamando a las puerta del INEM, la patronal ha enseñado la patita con

En pleno abismo de la crisis, con más de cuatro millones de parados llamando a las puerta del INEM, la patronal ha enseñado la patita con tanto descaro que hasta el PP ha pedido a sus dirigentes que se cubran un poco el muslo porque van provocando. La gran propuesta de los empresarios para salir del marasmo, frenar el desempleo y evitar el colapso de la Seguridad Social, tres en uno como el lubricante, es una variante de despido libre que han denominado “contrato indefinido no fijo”, que además de ser una contradicción in terminis es, como se verá, gran tomadura de pelo.

El citado contrato indefinido no fijo establece un período de prueba de dos años, dentro de los cuales el empleador puede poner al trabajador de patitas en la calle en cualquier momento, con el único requisito de avisar con siete días de antelación y con una indemnización de ocho días. Transcurridos este plazo, si la relación laboral continúa, el trabajador se convierte en fijo, aunque el contrato podrá extinguirse en cualquier momento, sin más obligación que preavisar al empleado con un mes de antelación y abonar 20 días de salario por año con un tope de doce mensualidades. El contrato tiene una última ventaja, y es que, eliminada la tutela judicial, nos ahorramos un pico en juzgados de lo social.

"No pretendemos abaratar el despido sino la contratación, reducir el absentismo, flexibilizar los contratos a tiempo parcial (...) y reducir la temporalidad a través de contratos fijos más asumibles económicamente hablando", ha dicho sin rubor Gerardo Díaz Ferrán. Lo de abaratar la contratación tiene su guasa porque en 14,6 millones de los 16,6 millones de contratos celebrados en España en 2008 fueron temporales, la mayoría suscritos en claro fraude de ley en la medida en que se usó la contratación temporal para actividades permanentes de las empresas.

Pocas alforjas hacían falta para este viaje, en un momento en el nueve de cada diez de los empleos destruidos en la Eurozona tienen lugar en la piel de toro, lo que indica claramente que si hay un mercado laboral flexible en Europa es el español. De hecho, lo que ha disparado las cifras de desempleo es la facilidad con la que las empresas han podido deshacerse de sus trabajadores temporales -al menos uno de cada cuatro empleados no tienen contrato indefinido-, que además son los que más sufrirán la crisis porque ni han percibido indemnización –o ésta ha sido muy modesta- ni han generado el derecho a percibir las prestaciones por desempleo por un período largo de tiempo.

La patronal ha desaprovechado la oportunidad de plantear iniciativas más inteligentes o menos trogoloditas, que viene a ser lo mismo, algunas de las cuales ya han sido puestas negro sobre blanco por los servicios de estudios de los bancos que, como en el caso de las pensiones, han visto en las nuevas modalidades de contratación la oportunidad de hacer negocio. La última la ha trabajado el BBVA, y consiste básicamente en una contrato único con costes de despido crecientes en función de los años de antigüedad, combinado con el sistema austriaco, en donde cada trabajador es titular de un seguro de despido que se paga con cotizaciones sociales y se acumula de una empresa a otra.

Los analistas de Francisco González han puesto, incluso, cifras a este fondo, que sería financiado por un porcentaje del salario bruto anual, costeado por empresarios, trabajadores y hasta por el Estado, y gestionado por la Seguridad Social. Permitiría, además, complementar la pensión de aquellos trabajadores que no fueran despedidos. Un chollo, en definitiva.

Ahora bien, hay que pensar que si los empresarios han abierto este melón no es por cicatería o ruindad. A la patronal le mueve exclusivamente el altruismo y la filantropía. Su objetivo no es ahorrarse unos euros con los despidos sino lograr acabar con la temporalidad, que es, en su opinión, la causa de la baja productividad de la economía española. En otras palabras, las empresas hacen contratos temporales a su pesar y eso les impide formar adecuadamente a estos trabajadores, lo que reduce su productividad.

Aun agradeciéndoles el gesto, lo que olvidan los sucesores de Cuevas es que éste no es el único factor que resta productividad a la economía. Influye para empezar el tamaño de las propias empresas, que en el 80% de los casos no sobrepasan los 250 empleados, mientras que este porcentaje es del 60% en Alemania o del 53% en el Reino Unido. Las empresas españolas de mayor tamaño son tan productivas como sus equivalentes en Estados Unidos. El tamaño aquí sí que importa porque aminora el gasto en I+D, al que España sólo dedica el 1,5% del PIB, más de un punto por debajo de lo que se destina en las grandes economías del mundo o en los humildes países nórdicos.

Todo lo anterior sería anecdótico si, al menos, el nivel educativo fuera el adecuado, pero seguimos con una educación de insuficiente calidad y escasa duración. La productividad aumentará cuando se frene el abandono escolar, cuya tasa en España alcanza el 30% y duplica a la europea sólo por detrás de Malta y Portugal. ¿Es consciente de ello nuestra abnegada clase empresarial?

Con esos mimbres el Gobierno ha fijado el objetivo de cambiar nuestro modelo productivo, como quien sustituye una bombilla fundida por otra –de bajo consumo, claro-. Parece fácil. Sólo hay que poner a los excedentes de la construcción, especialmente a esa quinta parte que carece de formación alguna, a fabricar circuitos integrados, algo que se consigue sustituyendo el tradicional mono de trabajo y el pañuelo de cuatro nudos por la bata blanca y los guantes de látex. Y si esto falla, se les hace indefinidos no fijos y se les vuelve a despedir para que escarmienten. Menos mal que la CEOE vela por nosotros.

#39
Ampliar comentario
#38
Si recuerdo bien al limite tangible del disenyo es el legal, cinco anyos. A partir de aqui nadie con un juicio economico invierte, porque no es rentable.

La mayor parte de los productos que hablamos han tenido una rebaja importantisima de su precio con respecto a la inflacion salarial, con lo que reponerlos por un producto mas optimo lo vemos aceptable dentro de al menos ese limite temporal, cinco anyos. Otros incluso menos.

El tema es vanal, pues se rigue simplemente por el costo/esfuerzo de adquisicion. Una casa por ejemplo exigue mucho, asi que dure, dure.. porque una caida en precios [por pe su obsolescencia] provocaria una crisis social incalculable.

No veo tema de discusion, salvo entrar de rebote en la discusion del mundo finito y la sociedad de consumo. El consumo no es malo, consumir por encima de tus medios, si. Los precios costes de material ante la demanda suben y recortan el consumo. Las leyes acordadas por todos pueden limitar la obtencion de recursos y provocar el descenso de consumo de forma selectiva..

Otra es el mensaje seudo-social que se le quiere asociar...
Ampliar comentario
#37
34 Out,

Curioso: Progreso en otros ámbitos.

¿Necesitamos un salto cualitativo, verdad?

Espero que lo veamos porque la alternativa que veo es otra larga depresión como la de finales del s.XIX.

Buenas tardes a todos!

PS.- Sr. Viña, fíjese que curiosidad: el ser humano está diseñado para ser obsoleto, gracias a Dios no somos eternos.
Ampliar comentario
#36
37 No olvidemos que muchos de esos nuevos cambios a los que nos vemos obligados los consumidores son impuestos por los estados y sus legislaciones.

¿Qué cacharro de los que pululan por La Habana podría pasar hoy una ITV?, ¿Por qué las repetidas inspecciones obligan a cambiar unos ascensores por otros, es también por moda, afán consumista?

Déjese de cuentos y haga algo útil.
Ampliar comentario
#35
36 La razón por la que suele resultar mejor comprar un producto nuevo que enviarlo a reparar estriba en los altos costes de mano de obra de esta reparación, en cambio si eres un poco habilidoso las reparaciones -cuando se puede- te salen baratísimas.

El hecho de que se mejore la tecnología no implica que los productos que salgan ahora estén necesariamente pensados para fallar o para no satisfacer las necesidades del comprador. En informática, por ejemplo, no hacen falta seis u ocho cores para ofimática y correo, en cambio éstos son muy necesarios para renderizados. El usuario debe saber calibrar cuales son sus necesidades y una vez identificadas éstas estudiar cuales son sus alternativas con pros y contras. No hacerlo de este modo hace que la gente compre sin criterio alguno -salvo publicidad=fail- propiciando errores en compras que forzarán otras. Pero la culpa no está en los pérfidos fabricantes sino en la desidia del comprador.

Respecto a la calidad de los productos de la URSS, aún quedan por nuestros campos los destartalados Belarus, que no llegan a la suela del zapato a su equivalente occidental.

Deberíamos hablar de los estados y su implicación en la obsolescencia.
Ampliar comentario
#34
Sólo un par de apuntes, y antes de nada decir que me parece vergonzoso que un Dr. Ingeniero diga semejantes majaderías, entendibles en economistas ayunos de conocimientos técnicos, sobre la obsolescencia programada.

El primer apunte es el referente a la publicidad. Si el usuario se fía sólo de la publicidad para resolver sus necesidades del día a día se tiene bien merecido que le tomen por el imbécil que es, ¿acaso una empresa va a decir que su producto es malo y pagar por ello?.

El segundo apunte es sobre obsolescencia programada. Ya le han dejado claro cómo debe abordarse desde el punto de vista técnico el caso de las bombillas que de forma torticera usted esgrime para intentar justificar una determinada base ideológica. El caso de las baterías del iPod es otro; pocos gadget han tenido mejores baterías que los de Apple, tanto notebooks, como iPod o iPad. El hecho de que no sean extraíbles por diseño, no significa que no se puedan extraer y cambiar. Puede encontrar por menos de 10 baterías para iPod o iPhone, y con un poco de sentido común -no hace falta ser ingeniero- y algo de maña dejar tu dispositivo como nuevo para otros 3 años... sigue
Ampliar comentario
#33
Por cierto, aún nadie ha buscado debatir sobre las distintas causas de la obsolescencia.

En algunos comentarios veo lo perverso y funesto que es la existencia de un tipo de obsolescencia, la planificada.

En otros se ha expuesto la existencia de otra obsolescencia: la que se produce por el avance tecnológico en lo ya construido.

Pero no hay debate sobre el tema del día.

¿Algún ingeniero que nos hable de las premisa de diseño? ¿Usa alguien una batidora de hace treinta años? Yo conozco una que aún gira... y poco más, claro.

¿Arquitectos? ¿Cual es la durabilidad de un edificio? ¿Habitaríamos cómodamente la casa de nuestros padres o abuelos? [con su equipamiento de hace cuarenta años y su batidora de treinta]

[etc...]

Movement, movement!
Ampliar comentario
#32
31 Feliz anyo a usted tambien, y ya puestos le doy provocacion.

Se entrampa usted tambien es sus palabras. Mezclar en la misma frase el mundo [que me imagino se refiere a la sociedad del hombre] y eficiencia, no da.

Otra es que caminamos al no-progreso. Que es progreso? Poder consumir mas [cosa que yo no critico, ademas me apunto], eso si que la gente sabe que poco va a dar, y se la instruye para ello. Pero porque no progresa en otros ambitos? quizas ni lo ve ni le interesa...
Ampliar comentario
#31
32 masja3,

y yo añadiría:
Ampliar comentario
#30
14 No te enteras. No se trata de la posibilidad técnica sino del hecho contrastados por todos de que las cosas duran mucho menos que hace pocos años. Eso esta previsto como forma de hacer de la vida puro consumo. Esa máquina la tenemos que alimentar con la irracionalidad de comprar lo que no necesitamos. Puede que sea una ley pero igual que la de gravedad existe y volamos, podemos tener una relación con las cosas de otra forma.
Ampliar comentario
#29
23 Estimado Outlander,

Ampliar comentario
#28
26 Estimado falcata,

Las disculpas de mi post deberían extenderse de manera personal a Ud., ya que le usé como muletilla para mi provocación de 20.

Me gusta su afirmación de que no hay verdad absoluta. Yo llevo mucho tiempo afirmando lo contrario y nadie me ha contradicho. Creo que habría para mucho que hablar en ese tema, ojalá haya una columna en la que ese sea el tema, nos encontremos y podamos debatir largo y tendido unos cuantos sobre ello.

Un saludo.
Ampliar comentario
#27
25 Pues he ahí el punto , Maieutic.........¿cómo nos enteramos que fabricar una determinada televisión de plasma es medioambientalmente costoso? y aunque se supiera o supusiera........¿por qué ha de ser pernicioso para mí o para los míos o socialmente si ni siquiera me cuestiono lo de los &034;límites ecológicos&034;? Bueno, como son temas tan complejos, y con toda seguridad esa verdad de la que hablas, no existe.........la solución sencilla es que dejemos que todo siga como tal. Pues no es esa mi idea.

Porque efectivamente el mecanismo de precios de mercado por sí no me da ninguna idea al respecto [en muchos casos, todo lo contrario] y otra importante pata de cómo funciona ésto, el marketing y publicidad va en contra de esa idea [aparte de la buenista y blandengue &034;imagen verde&034; que se nos vende ahora]. Sí, esto es un cuestionamiento del mercado, pero como lo puedo hacer de ámbitos de la regulación en muchos ámbitos.

Es que es un tema de gran calado muy transdisciplinar y que incluye muchas cosas [ciencia, filosofía, antropología, sociología, economía y , por supuesto, política] y no nos podemos quedar en recetas y agravios fáciles. Pues eso, vamos por elllo.
Ampliar comentario
#26
25 Lo veo militante estos dias, nueva resolucion del 2011. Y perdone diriguirme a usted dos veces sin ser invitado.

No leyo mi post sobre Progreso, o quizas no me explique bien. En este pais Progreso no es nada conciso, solo una promesa de poder consumir mas y mejor... no tiene acciones concretas pues el medio a llegar a ello no importa.

Yo entiendo que el autor del texto y algunos foreros si puedan tener las cosas claras, aunque por lo que leo aqui, mas bien confusas y de panfleto [sin ofender, solo indico mi opinion]... pero el publico en general esta muy fuera de esta discusion.

Quizas convendria volver a poner el foco sobre lo que le interesa a ese publico... o nos convertiremos en otra muetra de cine espanyol, muy cuco pero que no le interesa a nadie...
Ampliar comentario
#25
25 Pues he ahí el punto , Maieutic.........¿cómo nos enteramos que fabricar una determinada televisión de plasma es medioambientalmente costoso? y aunque se supiera o supusiera........¿por qué ha de ser pernicioso para mí o para los míos o socialmente si ni siquiera me cuestiono lo de los &034;límites ecológicos&034;? Bueno, como son temas tan complejos, y con toda seguridad esa verdad de la que hablas.........dejemos que todo siga como tal. Pues no es esa mi idea. CREO Porque efectivamente el mecanismo de precios de mercado por sí no me da ninguna idea al respecto [en muchos casos, todo lo contrario] y otra importante pata de cómo funciona ésto, el marketing y publicidad va en contra de esa idea [aparte de la buenista y blandengue &034;imagen verde&034; que se nos vende ahora].

Es que yo francamente creo que es un tema de gran calado muy transdisciplinar y que incluye muchas cosas [ciencia, filosofía, antropología, sociología, economía y , por supuesto, política] y no nos podemos quedar en recetas y agravios fáciles. Pues eso, vamos por ello.

Yo me aplico ;]
Ampliar comentario