La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Los negacionistas españoles del cambio climático

Ni el primo de Rajoy ni el propio Aznar, que no tira de la familia para esas cosas, han podido refutar lo que es una evidencia

Ni el primo de Rajoy ni el propio Aznar, que no tira de la familia para esas cosas, han podido refutar lo que es una evidencia científica: el planeta se calienta, y por eso se derriten los hielos, aumenta la temperatura media del aire y de los océanos y asciende el nivel del mar. Un centenar de líderes mundiales, apoyados en las conclusiones de los 3.500 científicos que participan en el Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU, se han convencido de que dicho calentamiento ha sido provocado por la quema de combustibles fósiles como el petróleo y el carbón, esto es, por el hombre, y para frenarlo están en Copenhague buscando la salida al laberinto de reducir las emisiones sin que afecte a sus economías.

 

Frente a ellos, un pequeño grupo de irreductibles estima que las causas del calentamiento, de ser cierto, están en la propia Naturaleza, que es caprichosa y friolera, y que los ecologistas se han inventado un cuento chino para devolvernos a la Edad de Piedra. Se les conoce como negacionistas, y entre ellos se encuentra el ex presidente español, quien debió de firmar en su día el protocolo de Kioto pensando que se trataba de un acuerdo para comprarle ordenadores a Toshiba y ahora expía su pecado.

 

Como reafirmación de su tesis de que lo más calenturiento no es el clima sino la imaginación de cierta chusma verde y de que existe un complot planetario contra el desarrollo y la modernidad, los negacionistas han esgrimido últimamente fragmentos de emails interceptados a científicos de la Universidad de East Anglia, en los que, supuestamente, se reconocería la manipulación de datos de temperaturas para sustentar las alarmantes predicciones sobre el calentamiento global. Lo que sigue sin explicarse es cómo estos arteros investigadores habrían conseguido hacer retroceder glaciares y licuar parte del Polo Norte en el Océano Ártico, aunque no se descarta que todo sea un montaje de National Geographic para venderle reportajes a La 2.

 

Se ignoran también qué oscuros intereses pueden obligar a mentir a la elite científica del mundo acerca de la implicación humana en el cambio climático, aunque sí parecen estar bastante claros los que mueven a quienes sostienen que el hombre no tiene nada que ver con este proceso y que, en cualquier caso, nadie sabe lo que pasará en cien años, ni siquiera si estaremos todos calvos. Las conexiones entre éstos últimos y grupos de presión financiados por compañías como Exxon Mobil, la empresa más contaminante del mundo, son algo más que evidentes, especialmente después de que el diario británico The Guardian demostrara hace tiempo que varias fundaciones sufragadas por la Exxon, como el American Entreprise Institute (AEI), habían ofrecido 10.000 dólares a científicos y economistas para que escribieran artículos en los que se cuestionaran las conclusiones del grupo de expertos de la ONU.

 

Interesada filantropía de la petrolera

 

¿Quiere esto decir que cuando Aznar afirma que los ecologistas son los nuevos comunistas y que el calentamiento de la Tierra no es una verdad científica es que está a sueldo de alguna petrolera? Pues no exactamente, aunque alguna relación existe. En noviembre del pasado año, la revista Interviú publicó un reportaje sobre la fructífera carrera empresarial del ex presidente, empleado de Murdoch en la News Corporation, en cuyo accionariado sobresalen varios magnates texanos del petróleo como Fayed Sarofim, Charles Wilson y Alfred C. Glassell Jr (ex presidente de Texaco). Y daba cuenta además de sus actividades como conferenciante, ligadas tanto a la Heritage Foundation, otro think tank regado por la Exxon, como a la ya citada AEI, entre cuyos colaboradores figuran altos cargos de la Administración Bush como Dick Cheney o Richard Perle. Para un exhaustivo conocimiento de los tentáculos de esta compañía y sus relaciones con científicos estudiosos y asociaciones variopintas es imprescindible pasearse por www.exxonsecrets.org, una web creada por Greenpeace para desenmascarar la interesada filantropía de la petrolera.

 

No es casualidad, por tanto, que el núcleo de los negacionistas españoles se aglutinen en torno a FAES –colaboradora de la AEI- y al Instituto Juan de Mariana, una institución creada para dar a conocer los beneficios de la propiedad privada y de la libre iniciativa empresarial que asegura ser independiente y no aceptar subvenciones de ningún Gobierno o partido político, pero sí de la Atlas Economic Research Foundation, otro satélite de Exxon, gracias a cuya “generosa aportación económica”, el Instituto financia algunas de sus actividades. Existen además conexiones entre miembros del Instituto y de la AEI, que giran alrededor de su presidente Gabriel Calzada, profesor asociado de la Universidad Rey Juan Carlos, cuyo pensamiento sobre el cambio climático puede resumirse en esta frase: “El calentamiento global se ha convertido en una religión y los calentólogos en una secta dispuesta a mentir todo lo que haga falta con tal de lograr sus objetivos”.

 

El Juan de Mariana fue fundado en 2005. Su acto inaugural, según dio cuenta en su día el diario El País, consistió en un seminario sobre el Protocolo de Kioto en el que participaron la presidenta de Madrid, Esperanza Aguirre, el presidente de Libertad Digital, Alberto Recarte, y dos representantes del Competitive Enterprise Institute y del European Entreprise Institute, organizaciones ambas financiadas por la Exxon. El primero de ellos, Christopher Horner, abogado conservador norteamericano, giró además visita a FAES. En un reciente reportaje, La Vanguardia le atribuía la siguiente crítica a las conclusiones de los expertos sobre el cambo climático: “Con la base de un modelo falso, no es momento de poner a nadie en riesgo de perder el empleo”.

 

Lobby de eléctricas españolas

 

Según denunció el director de Greenpeace España, Juan López de Uralde, Horner habría mantenido contactos con Recarte, consejero de Endesa, para constituir un lobby de eléctricas españolas contra Kioto, algo que Endesa negó en su momento. Lo que sí parece acreditado es que Horner, responsable de otro grupo de presión denominado Cooler Heads Coalition, empeñado en “disipar el mito del cambio climático”, ha tratado de impulsar en Europa una especie de coalición de empresas para frenar la estrategia de reducción de emisiones contaminantes, siguiendo el mismo esquema que la industria más contaminante ha seguido en Estados Unidos.

 

Lo que se ventila en Copenhague no es evitar el fin del mundo, ni siquiera retrasarlo, sino conseguir limitar el aumento de las temperaturas por debajo de los 2º centígrados. No hay duda de que en Siberia agradecerían cuatro grados más y hasta es posible que la cebada se diera mejor en las estepas. Lo que se trata de evitar es que aumenten las sequías, que peligre la superviviencia de entre un 20 y un 30% de las especies de plantas y animales, que la acidificación de los océanos acabe con la biodiversidad marina, que regiones densamente pobladas de Asia se vean azotadas por más inundaciones, que desaparezcan pequeños territorios insulares, que las olas de calor disparen el número de muertes y de incendios, que las mayores concentraciones de ozono eleven la frecuencia de enfermedades cardiorrespiratorias, que se pierda un 30% de los humedales del planeta o que, en España, haya menos agua y aumente la desertización, se reduzca la producción hidroeléctrica, se acabe con el turismo y disminuyan los rendimientos de los cultivos.

 

Parecen riesgos demasiado grandes para quedarse de brazos cruzados. Si todo fuera una invención de los “campeones de la idea del Apocalipsis”, como sostiene Aznar, reducir la emisión de CO2 a la atmósfera no dejaría de tener beneficios para la salud, al tiempo que significaría haber resuelto nuestros problemas de dependencia energética. Si no lo fuera, permanecer impasibles sería un suicidio colectivo. Elijan la opción que les parezca mas conveniente.

#147
Compartir
Estoy en general de acuerdo con el artículo. Hace tiempo que el cambio climático, en mi modesta opinión, no es noticia, de tan evidente que es. No entraré a discutir lo obvio. La verdadera noticia es que determinadas personas-instituciones [lo escribo unido porque sospecho que existen vinculaciones] sigan negándolo. También me parece, cuando menos, sorprendente, el entusiasmo y la unanimidad conque los usuarios negacionistas se han lanzado a atacar el artículo, que por otro lado sólo señala hechos fácilmente comprobables. Más de alguno que se declara creyente arderá en el infierno por ello.
Ampliar comentario
#146
Compartir
142 Ojalá. Usted sabe, como estudiante de geología, que las máximas expansiones en número y formas de vida han sido en épocas geológicas cálidas, mucho más que las actuales. Yo estoy a favor de aumentar el CO2 en la atmósfera, me lo piden mis olivillos y mis pinos en el campo, y los hervíboros de la zona aplauden la moción con las orejas, y los carnívoros no le cuento. Los carroñeros están que no caben de gozo; los únicos que no quieren son unos vecinos ecoprogres que tengo que son un caso perdido.
Ampliar comentario
#145
Compartir
144 Buena observación. Sobre todo teniendo en cuenta el lamentable nivel cultural de los adeptos a la Calentología, nos encontramos con auténticos ACTOS DE FE, ciegos y fanáticos, por parte de gente como Escudier. La Ciencia es para ellos un arcano en al que ni quieren ni se atreven a acceder.
Tiene gracia teniendo en cuenta la alergia a la Trascendencia que suelen manifestar

Saludos
Ampliar comentario
#144
Compartir
143 Estimado bloguero, su intento de explicación cientifica es encomiable pero baldio. Los calentólogos tienen una fé o un interés pecuniario o una mezcla de ambas cosas. Tengo 45 años y ya he vivido &034;el enfriamiento global&034; y &034;el mortal agujero de la capa de ozono&034; Ahora es el chicharro climático. Pffff, no hay cosa más manipulable que el miedo de la especie humana. Y no hay cosa más humana que aprovecharse de los demás.
Ampliar comentario
#143
Compartir
Un debate muy viciado desde ambas partes, una desgracia pues es importante. Los argumentos presentados no son científicos, solo se alude a la buena intención e infalibilidad de la comunidad/elite cientficica que los soporta, vamos, suena casi a religión. Los otros, los niegan con razón, pero nadie explica que está pasando y están habiendo cambios.
Ampliar comentario
#142
Compartir
Por cierto señor articulista:

usted ha dicho: &034;Se ignoran también qué oscuros intereses pueden obligar a mentir a la elite científica del mundo acerca de la implicación humana en el cambio climático.&034;

Yo le responderé a tan complicado dilema: dinero: dinero para sus bolsillos y dinero para sus investigaciones. Con todo lo relacionado con el calentamiento global ya no existe el concepto de ciencia, no hay experimentos y resultados, solo politica, poder, opiniones de autoridad y dinero, mucho dinero en juego. Y si los negacionistas cobran 10.000 dolares por articulo, cuanto cobran del IPCC en inversión cientifica los del East Anglia y su camarilla?

Si ustedes observan las temperaturas de los ultimos 10 años ven que 2002 fue el año más calido y que desde entonces las temperaturas no han hecho más que bajar. Pero aun asi, esas temperaturas son indicadores de metereología, no de clima, el clima lo estudia la geologia estudiando glaciares fósiles, sedimentos de lagos, y cavernas karsticas. No la fisica ni la química ni los satelites del meteosat ni el accuweather. El clima se mide en tiempo geológino, no humano, y mientas no seamos conscientes de ello seguiremos escribiendo pamplinas
Ampliar comentario
#141
Compartir
Yo estudio geología, y no me paga ninguna petrolera, a mis profesores no les paga ninguna petrolera, y sin embargo en cuatro años de carrera no he encontrado a ningún profesor que esté de acuerdo con el &034;calentamiento global de origen antropogénico&034;. El CO2 es un gas que para cualquiera que haya dado química en el bachillerato sabe, que es muy soluble en agua. Siendo más soluble en el agua fria que en la caliente. De hecho cuando una cerveza se calienta, escapa CO2. Cuando se calienta el planeta, aumenta el CO2, es un resultado elemental. Si a eso le sumas que el 90% del &034;efecto invernadero&034; lo produce el vapor de agua, que a su vez es responable de el &034;efecto albedo&034;, que refleja e 78% de la radiación que incide sobre ella, entonces no se entiende cual es la función del CO2 en la atmosfera. Que casualidad que el CO2 sea el gas más entrechamente ligado al desarrollo industrial y que al capar las emisiones de un pais, capas su desarrollo económico.. no os suena a postcolonialismo que atufa?

En el optimo climático medieval los vikingos comian mejillones y el desarrollo cultural y económico de aquella época no fue superado hasta el siglo XIX. Ojala exista de verdad un calentamiento
Ampliar comentario
#140
Compartir
Escudier, te voy a dar un pésima noticia. Si tu y los calentólogos tenéis razón, la humanidad está perdida. Anda, busca en Google las previsiones de crecimiento para India y China [2400 millones de personas]para las próximas tres décadas. Si tu te crees lo dices, no me cabe duda de que te te pondrás a chillar por las calles como un poseso sobre el inminente fin del mundo. Si no te lo crees, volverás a escribir otro articulito como este que, logicamente, obtendrá muchas comentarios jocosos como este y, de este modo, tener una nómina saneadita que te permita calefacción, coche, viajes en avión, ... en fin esas cosas tan agradablemente contaminantes. Listillo.
Ampliar comentario
#139
Compartir
Dem
Ampliar comentario
#138
Compartir
...I veurem que passa amb nosaltres els negres.Avi,tinc entés que des de que es va segrestar l`Anacrana, són molts els que es declaren en contra dels inmigrants negres,tan mateix alguns ja han perdut els seus llocs de treballs,són agredit al carrer,discriminat i despreciats.Estic massa encaboriat quan esdevenen situacins com a aqueste,per
Ampliar comentario
#137
Compartir
Si el articulista hubiese vivido hace 12000 años cuando la glaciación Würm tocaba a su fin , él y cientos de plumillas que tocan de oído ,habrían escrito el mismo artículo poniendo verdes a quienes dudaban de la culpabilidad del hombre , respecto de la desaparición del hielo, que habían visto durante 100000 años, por haber descubierto el fuego ya que al poner un trozo de hielo cerca de él, este derretía
Ampliar comentario
#136
Compartir
CONVERSACIÓN TELEFÓNICA CON MI YAYO DESDE LA GUINEA ESPAÑOLA,ACONTINUACIÓN TRASNCRIBO AL CASTELLANO Y CATALÁN.
-Nguema,queerido nieto,hace mucho que no sé nada de tí,te echo de menos como siempre.
Abuelo,me encuentro muy bien.A que no sabes lo que escuché en la tele ayer de un reportero de intereconomia,hizo una apreciacón un tanto xenófobo,en la Noria,diciendo que los negros no sabemos leer y que al ponernos el preservativo lo infectamos;nos es algo dificultoso la utilización de ello,ya que en Africa no nos hacemos la manicura.
-Panplinas nieto,seguro que serán de la derecha,tanta aberación dicen de los negros habitualmente.
Observo que con paso de los años,y con esta crisis,la vida de los inmigrantes negros resultará un tanto complicado,presisamente por políticos,perioditas,colectivos ultraderechistas y jueces racistas de la derecha espñola,no quiero mencionar a nadie,en fin,ya veremos lo que pasa,abuelo Nfumu.Me consta de bocas de conocidos que los negros somos los que más nos echan de los puestos de trabajo,con lo que revierte en la pérdida de casas y desustructuración familiar.
-Nguema,nene,háblame de otra casa.
Y tú qué me dices de tu antigua novia...





Ampliar comentario
#135
Compartir
La naturaleza con todos los seres que la habitan ha sabido, a través de los tiempos, adaptarse a los cambios que por una u otra causa se han ido produciendo.

La adaptación [a los cambios] puede ser más o menos rápida pero llega.

Según los científicos, la temperatura de la tierra siempre ha ido en aumento.

No me creo a los catastrofistas .

Ampliar comentario
#134
Compartir
No se hasta que punto están interesadas las petroleras en demostrar que el calentamiento no es antropogenico, pero si se las razones muy concretas y muy definidas de los 3500 cientificos del IPCC en demostrar que el calentamiento es antropogenico: Si admiten que no es antropogenico, todos y cada uno de ellos se van al paro.
Ampliar comentario
#133
Compartir
Esto de lanzar soflamas contra el negacionismo tiene la misma forma iracunda como la de lanzar anatemas en tiempos oscuros, o la teoría milenarista. El clima cambia y ha cambiado a largo y corto plazo. No es una novedad. Pero de ahí a decir que por la senda del libre comercio vamos al desastre es muy discutible.
Que se discuta y se analice sin tecnócratas que vivan de profetizar el cataclismo. Sobran profetas y casualmente son del lado maxista-ecologista y sobran errores de cálculo en esas ideologías sectarias y maniqueas con sus tabús y sus totems.
Cuidadín. No son de fiar.
Ampliar comentario