La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Quizás sea Alemania la que deba salir del euro

Con cada nuevo espasmo de la crisis de la deuda se generaliza la impresión de que el euro no es exactamente el primo de Zumosol que

Con cada nuevo espasmo de la crisis de la deuda se generaliza la impresión de que el euro no es exactamente el primo de Zumosol que iba a protegernos de esos especuladores disfrazados de matón de instituto, sino alguien bastante más enclenque del que, llegado el caso, conviene distanciarse. En los últimos tiempos no han faltado los análisis que sugieren que lo mejor para Grecia e, incluso, para España, sería salir de la moneda única, una posibilidad tan inaudita que ni siquiera está contemplada en los textos comunitarios. De acuerdo al Tratado de Lisboa un Estado miembro puede abandonar la Unión Europea, lo que a su vez le permitiría desligarse del euro. Para lo que no hay cauce previsto es para divorciarse del euro y permanecer en las instituciones europeas, lo que muestra hasta qué punto el camino de la unión monetaria se creía irreversible.

Lo que esta avivando las dudas sobre el euro no es tanto la difícil situación de algunos países sino la indefinición de su principal socio, Alemania, del que ahora mismo nadie tiene claro a qué juega exactamente. Berlín dejó a Grecia cocerse durante meses en su propio jugo antes de impulsar el primer paquete de rescate -cuyos principales beneficiarios eran los propios bancos alemanes- y constituir a continuación del Fondo Europeo de Estabilidad Financiera (FEEF), con el que se abordó la intervención de Irlanda. Erráticamente, un día su ministro de Economía, Wolfgang Schäuble, puede amenazar con expulsar de la Unión a los países que no acepten su disciplina fiscal; al otro, es la propia Merkel la que se reafirma en no abandonar a su suerte a nadie en Europa; pero, al siguiente, la canciller es capaz de dejar que se pudra el acuerdo para rescatar por segunda vez a Atenas, con gravísimas consecuencias para Italia y España, mientras viaja por África para vender barcos de guerra a Angola. Con doña Angela no sabe uno a qué carta quedarse.

Merkel cree que tiene la sartén por el mango y no cuenta con el aceite hirviendo le pueda saltar a la cara

La pregunta que algunos han comenzado a hacerse es si el compromiso alemán con el euro es sólido o si maneja un plan B con resurrección del marco incluida. Dando por cierta una información de The Guardian, según la cual en octubre de 2010 Merkel habría amenazado en un cumbre de la UE en Bruselas con sacar a Alemania del euro si no se aceptaba su plan de incluir a los inversores privados en los futuros planes de rescate, la hipótesis no es tan descabellada.

De hecho, ya hay quien se ha ocupado de aventurar las consecuencias de un abandono alemán de euro. La primera sería una apreciación formidable del marco respecto al resto de monedas, incluida el euro si este siguiera existiendo. Como aventura Marshall Auerbach, consejero del instituto Roosevelt, lo probable sería que Berlín tuviera que rescatar a sus propios bancos, cuyos títulos en euros o en las viejas monedas sólo serían fracciones de su anterior valor. Un marco tan poderoso afectaría a su industria exportadora, y obligaría a Alemania a incurrir en un elevado déficit presupuestario, que es de lo que acusa ahora a los países periféricos. Entre tanto, añade Auerbach, el resto de países daría un gran salto de competitividad y la inestabilidad resultante podría combatirse con el respaldo del BCE a la deuda soberana del toda la Eurozona. La conclusión de estas cábalas es que, puestos a salvar a un euro en peligro, la mejor opción es que lo abandonara su miembro más poderoso.

A la vista del anterior resulta más incompresible si cabe la indolencia alemana en la crisis de la deuda ya que la estrategia de reducir ahora la carga que Berlín, como primera potencia europea, ha de soportar para sostener al euro puede resultarle finalmente mucho más cara. Merkel cree que tiene la sartén por el mango y no cuenta con el aceite hirviendo le pueda saltar a la cara. En otras palabras, Alemania puede tratar de imponer una disciplina fiscal severa los países de la periferia que incluya grandes sacrificios sociales y una inevitable y prolongada recesión, pero bastaría con la amenaza de una suspensión de pagos de uno de estos países, tal es el caso de Grecia, para que la propia Alemania se viera envuelta en gravísimas dificultades.

Las reformas realizadas hasta ahora han sido timoratas, pensadas exclusivamente en clave interna alemana, cuya opinión pública sigue convencida de que es quien paga la fiesta que otros nos pegamos. Hasta la prevención de que al menos hasta 2013, cuando entre en vigor el Mecanismo Europeo de Estabilidad –que sustituirá al FEEF-, no se permitan reestructuraciones de deuda con quitas para los tenedores de bonos privados, está pensada para dar tiempo a proteger a los bancos germanos de las eventuales pérdidas.

Así es muy difícil avanzar en la solución del problema que no habría llegado a los límites actuales si, por ejemplo, se hubiera dotado al fondo europeo de rescate de más recursos o de la posibilidad de comprar deuda soberana, algo que aliviaría la carga financiera de los países emisores en dificultades. Es insólito que siga sin articularse el mecanismo que permita la creación de un Tesoro europeo que pueda emitir eurobonos, lo que acabaría con la espiral de las primas de riesgo al estar garantizados por la UE en su conjunto, o que en circunstancias excepcionales como las actuales ni siquiera se haya planteado aumentar el presupuesto comunitario para transferir recursos que relancen las economías más débiles.

Alemania no puede eludir sus responsabilidades. Las tuvo, incluso, en nuestra burbuja inmobiliaria, porque si aquí se tenía acceso a dinero barato era porque el BCE trataba de insuflar oxígeno a la entonces maltrecha economía alemana. ¿Acaso el ahorro alemán no se empleó en comprar casas en las costas españolas? Para ser la locomotora de Europa no basta con estar delante; es preciso tirar de todos los vagones.
#54
Compartir
Don Leopoldo, como siempre con su sutil forma de decir las cosas ha dado en el clavo en lo referente a la educación, por lo visto algunas opiniones lo confirman.

Es más me atrevo a decir que con tanto progreso, tantos adelantos, tanta tecnologia, tanto mirar al futuro parece que nos hemos olvidado de algo muy importante por el camino, los valores, el respeto, la humildad, la honestidad, el civismo y un largo etc.

Salu2
Ampliar comentario
#53
Compartir
D. Leopoldo: ya ve vd. el poco interes que existe sobre la educacion. Teniendo en cuenta que Carolgladios ha acaparado la mitad del foro, poco mas ha dado de si.

A mi me gusta como desarrolla los temas [aunque no se moje] por que me parecen parabolas y ademas como mete vd. cosas de la tierra me devujelven a mi niñez y juventud. Lo de las parroquias del Gancho y San Felipe ha estado muy bien.

¿Recuerda vd. lo que habia cerca de su parroquia? La antigua Once, que era provincial y que los sorteos se celebraban de forma manual y con asistencia de publico.

Este asunto de la educacion, desgraciadamente, no se va a resolver mañana y creo que quiza pueda resolverse el siglo XXII.
Ampliar comentario
#52
Compartir
Ampliar comentario
#51
Compartir
11- NO-NO-NO. NO ES ESO. -.
NIÑATOS.
PSICOPATAS.
ROBAR.
FRAUDELEAR.
ENGAÑAR.
PANDILLERO.
NEOCONN.
CODICIA.
TODO PARA LA RECOMENDACION DE MIRARSE EL OMBLIGO.

esto da verdadera pena, pero con el derecho que tenemos todos a expresarnos libremente, le recomiendo un te de tilo o tila.

me parece que usted no se ha enterado de que STALIN fue una bestia parda.
y si usted quiere ser de cayo lara nada de nada pues dese ese gusto.
y si alguien quiere ser del opus pues tiene exactammente e mismo derecho.

Y NAVARRA SI ES ESPAÑA.
Ampliar comentario
#50
Compartir
seguramente la parroquia de Miguel esta al sur de el Rio Ebro y la suya al norte.
y por eso el susodicho miguel se fue para Valencia y los que se fueron para san quirico
estan pensando que no era eso lo que querian.

naturalmente TODO lo del arbol esta clarisimo.

naturalmente casi todo lo de Wert merece el respaldo de los ciudadanos, porque se habia creado un ambiente en el que si se hablaba de ESPAÑA y de esas cosas pues resultaba que LOS MEJORES, LOS SERES SUPERIORES LO DESPRECIABAN.

en lo de las parroquias, conozco a una parroquiana, no muy pudiente, que ella sola maneja una tradicion heredada de los tiempos de la quema de las iglesias.

protegida por la policia la susodicha iglesia se salvo de la quema.
aunque se quemaron unas cuantas como habia muchas nadie lo recuerda.

la cosa era mantener la tradicion de la Candelaria. y lo de los Usias que son dos solamente.

y resulta que me dicen que florecio la tradicion y que hay montones de familias
que libremente participan en la fiesta de llevar a la iglesia a lo nacidos
durante el año.

esas gentes empiezan a regar el arbol desde el primer año.

a lo mejor hablamos mas de ESPAÑA.
aalguien me dijo que no a lo de la peninsula.
Ampliar comentario
#49
Compartir
D, Leopoldo: hoy le han sacado con retraso y empiezo a pensar si no ha sido por que le han hecho una huelga o manifestacion, que dado el tema no seria de extranar.

Le ha dado de pleno al amigo carologladios y ya ve como se esta explayando, asi que lealo ,asi como su ensayo y acusele recibo al propio tiempo que le da su opinion.

Me temo que si la reforma de Wert esta sufrien retrasos, como digo con huelgas y manifestaciones, va para largo si queremos una autentica ley de educacion.

¿Quieren los politicos una buena ley de educacion? lo dudo, porque con un pueblo culto, se les acabaria la mamandurria.

Ampliar comentario
#48
Compartir
11
Ampliar comentario
#47
Compartir
¿y bien?
Señor Abadía, ni siquiera los más insignes docentes del IESE tienen obligación de escribir todos los días.
Lo de hoy ha sido una chorrada total, sin divertimentos con los que suele acertar. De la postdata final, ni le hablo...me ha sonrojado.
Este caso práctico de hoy, mal, muy mal.
Ampliar comentario
#46
Compartir
bastaría con educar a los niñatos de las elites, esos psicópatas q se creen con derecho a robar y fraudelear en las poltronas de bancos y empresas parasitarias de servicios por ejemplo y que se creen que pueden hacer lo q les da la gana como engañar ancianitos solo por llevar traje y aprender las cuatro palabras absurdas del léxico pandillero-neocon. Por supuesto entre estos podemos meter al Opus y a esas cosas q llaman escuelas de negocios cuya finalidad es convertir en codicia cualquier mínimo talento. Pq no te miras antes el ombligo abadía, pq si tu vas a poner ejemplos de confianza, gente de fiar y honrada vamos buenos
Ampliar comentario
#45
Compartir
viene... para el diseño de tan delicada empresa. Fin de la cita.
D. Leopoldo, creo que personas como Usted o como su amigo Miguel, que en esto de la educación tienen las ideas muy claras, son las que nos hacen creer a la gran mayoría de la sociedad española, que no todo está perdido, que solo hace falta despertar en la gente el simple entusiasmo de saber que nunca es demasiado tarde para enderezar las cosas que no van bien, siempre que salgan a la palestra, aquellas personas que saben perfectamente de su capacidad de &034;arrastre&034; y que también saben con quienes se tienen que &034;juntar&034;, para que el arrastre, se convierta cual &034;avalancha&034; imposible de detener. La solidaridad de la gente se produce como por arte de magia, cuando hacen efecto todas esas sinergias que contenidas o sometidas, se les da la ocasión de aflorar y de reconocerlas, para el logro de ese gran propósito, como lo pueda ser lograr rescatar nuestra buena educación. Bueno D. Leopoldo, por hoy lo dejo hasta ahí. Reciba como siempre un afectuoso saludo de mi parte
Ampliar comentario
#44
Compartir
viene...con los que convivan en su núcleo familiar y que demostrarán ese aprendizaje , con el que lleguen a la escuela, que será motivo de observación por parte del maestro[a] encargado de ese aula, para su corrección y/o refuerzo, según sean los casos de cada niño.
Con estos simples conceptos, tenemos la base real, sólida y absolutamente necesaria, de lo que siempre se ha dado en llamar con toda propiedad, la primaria y elemental; buena educación.
Lamentablemente, cuando se tienen en cuenta otros ingredientes , que se adosan y se endosan al sistema educativo, como lo son sin duda alguna, adoctrinamientos basados en el facilismo, en la relatividad, en ideologías fanáticas, en sentimientos de resentimiento , en odios y rencores ocultos y en ciertas estupideces más, mientras se permita, todo se desvirtuará.
Como lo son por ejemplo, el que en un solo país, se permita que existan varios sistemas educativos, o una sola materia como la historia, pero con varias versiones distintas entre sí.
Que muchos eruditos e ilustres personajes, se esfuerzan en disfrazar y presentarse ante nosotros, como unas autoridades aptas intelectuales o políticas,...sigue
Ampliar comentario
#43
Compartir
viene...y prédicas personales, que desprovistos de muchos complejos, ataduras políticas, religiosas, fanatismos y limitaciones mentales, bien pueden decirnos que, para ellos, lo más importante es poder diferenciar y establecer los dos componentes básicos, que se deben tener en cuenta en un buen sistema educativo y el orden en el deben de ser impartidos:
1
Ampliar comentario
#42
Compartir
viene..., él [su amigo Miguel], sabe muy bien, que si no cuida a ese &034;arbolico&034;, cuando crezca, podrá ser cualquier cosa, menos una persona de bien y sobre todo, bien educada [al menos desde casa]. Me voy a permitirme transcribirle un párrafo de otro ensayo que estoy terminando de escribir, que lo he titulado: &034;El ideal de un País y Cómo salvar la Nación&034;. El título, aunque pueda parecer un tanto grandilocuente, es pura apariencia, seguramente me quedo corto, en relación a las penas y calamidades que nos están obligando a padecer. Por cierto, en esta ocasión me abstendré de mandarle copia del texto, a no ser que Usted me la pida. Pues bien, en un capítulo de mi ensayo digo esto: Cómo imaginar un buena educación?
No hay que ir a las profundidades del saber, ni a los oráculos de algunos sabios, para descubrir el secreteo de cómo lograr implantar en una sociedad, un buen sistema educativo.
Solo habría que recurrir a las mentes mejor formadas, más humildes y llenas de sentido común, las cuales, por lo general son las que pueden ofrecernos los ejemplos más claros y reales de civismo y respeto observados a través de su vida, de su actitud, de su comportamiento y de sus expresiones..
Ampliar comentario
#41
Compartir
1 Siguiendo con los tipos de personalidades judías quien controla los partidos son los Tov es decir Isaac. Son anales y reciben ordenes de arriba y no se paran a pensar si son correctas o no. El opus puede formar correctamente en todos sus centros y universidades pero si estos estudiantes se encuentran con un anal como por ejemplo Aznar o Zp al frente de un aparato de partido no tienen nada que hacer y mas ahora que están desmantelando las clases medias.
Ampliar comentario
#40
Compartir
Buenos días D. Leopoldo, estaba preocupado porque mi amigo Casanogal, me había informado, que hoy no había salido su columna, quizás por la salud de su esposa, que ojala no sea el caso y que le deseo que esté recuperada.
Bueno, hoy si es verdad que me ha dado Usted en plena fibra, y me estoy mosqueando un poco, por encontrar en su escrito de hoy, una gran similitud con un capítulo de un ensayo que acabo de escribir y que cuyo texto le he enviado a Usted, del que por cierto, no he tenido el correspondiente &034;acuse de recibo&034;, que se estila en estos casos, pero que en personas como Usted, se acepta el descuido, por mera comprensión, humildad y respeto. Pero volviendo al tema de la EDUCACION que tenemos en nuestra España, estoy totalmente de acuerdo con Usted, en que hay que tomar la decisión impostergable de deshacernos de los distintos &034;sistemas educativos&034;, que tenemos [casi que uno por cada país de países que somos], y lograr restaurar la verdadera esencia de lo que se tiene que definir como un buen Sistema Educativo. Seguramente que su amigo Miguel, sea un ejemplo vivo de lo que yo digo y de lo que los dos Usted y yo y tantísimos españoles más añoramos. sigue...
Ampliar comentario