La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

El Banco de España ningunea al consumidor (y algunas ideas para que deje de hacerlo)

El Banco de España no es neutral en la relación que se produce entre una entidad financiera y su cliente. Por el contrario, se inclina habitualmente

El Banco de España no es neutral en la relación que se produce entre una entidad financiera y su cliente. Por el contrario, se inclina habitualmente del lado del más fuerte, es decir, de la entidad. Estas duras afirmaciones no son mías, sino de la Defensora del Pueblo en funciones en su informe 2012 sobre crisis económica y deudores hipotecarios. Pero no solamente eso, de hecho, el informe, en apenas tres páginas (pp. 32-35), pinta un panorama bastante desolador respecto de lo que un cliente normal, un consumidor, puede esperar del Banco de España si acude a él. La conclusión, por decirlo en román paladino, es que puede esperar… sentado.

Así es. Según el informe, el supervisor considera incompatibles la solvencia del sistema bancario y la protección de la clientela y se inclina por proteger aquélla en detrimento de los derechos de los consumidores, cuando deberían ser objetivos complementarios. Su servicio de reclamaciones rara vez se pronuncia sobre el fondo de las mismas por considerar ajeno a sus competencias las cuestiones que no estén precisamente relacionadas con la solvencia del sistema. El Defensor del Pueblo ha afirmado que lejos de ser una solución administrativa para los afectados por abusos bancarios, lo que hace es retrasar la reclamación judicial. Estas críticas tan fuertes han tenido un pálido reflejo en los medios y ninguna consecuencia.

El problema de fondo desde luego no radica en que el Banco de España carezca de normas en las que apoyarse para implicarse más en la defensa del consumidor, aunque a veces se haya llegado a decir eso. De hecho, lo que hay es un batiburrillo desordenado de más de quince normas entre leyes, decretos, órdenes, circulares y libros blancos con tantas alusiones a actuaciones que el Banco puede desarrollar que como te descuides le facultan hasta para decidir la alineación de la selección de fútbol (ver pp. 24-31 del informe). No es la normativa, es la actitud del organismo la que es manifiestamente mejorable. Demos algunas ideas para ello:

Creerse que el servicio de reclamaciones sirve para algo (y actuar en consecuencia): el servicio,  se dice, no tiene funciones ejecutivas y por tanto sus actuaciones no son actos administrativos, y tampoco es una instancia judicial. Sus informes son recomendaciones que al no poder obligar a las entidades financieras generan frustración en el reclamante. Cierto. Pero no es menos cierto que el Banco de España mantiene prestigio y autoridad y que sus opiniones deberían ser muy influyentes.

El servicio tiene una regla: no entra a valorar manifestaciones verbales que no sean admitidas por ambas partes ya que lo contrario –dice- implicaría dar más credibilidad a una que a la otra, lo que no podría hacer puesto que la valoración de pruebas es tarea exclusiva de los tribunales. Es una regla muy cómoda pero puede dar lugar a notorias injusticias, aparte de que en el fondo se basa en una idea incorrecta, como es que solamente los jueces pueden impartir justicia; no es así, todos los funcionarios y organismos del Estado están –estamos- obligados a procurar que de nuestra actuación se derive un resultado “justo”.  Si al servicio de reclamaciones llegan cientos o miles de quejas de consumidores que por ejemplo denuncian que no se les ha informado de que estaban firmando un swap, personas que no se conocen entre sí y no han podido razonablemente coordinar su acción, aunque las entidades afirmen sistemáticamente haberlo hecho y por tanto no coincidan sus declaraciones, se puede y se debe inclinarse inicialmente por el reclamante, puesto que su declaración tiene visos de verosimilitud, y pasar la carga de la prueba al banco.  Para ello, no es inadecuado acudir a la RDLeg 1/2007 de defensa de consumidores y usuarios, que dice que es un derecho básico del consumidor, protegido por la Constitución, la información correcta sobre los bienes y servicios (8.d), y la protección de sus derechos mediante procedimientos eficaces, en especial ante situaciones de inferioridad, subordinación e indefensión (8.f). Y también a la ley 44/2002, que dice (art 30.1) que el servicio de reclamaciones tiene como uno de sus principios el de contradicción, el cual significa que nadie puede ser condenado sin ser oído, pero que una vez oído no tiene necesariamente que ser creído. Y de hecho, los tribunales ya hacen recaer la carga de la prueba a la entidad en caso de productos complejos.

Los recursos además pueden ser muy útiles porque permiten obtener una información muy directa de los problemas recurrentes que ciertos productos financieros están teniendo con el consumidor, y permitirían actuaciones como las que veremos a continuación, parte de las cuales implicarían también a la CNMV, dependiendo del producto y su forma de comercializarlo.

Al Banco se le acaba de conceder recientísimamente una nueva oportunidad de demostrar que se cree lo que hace. El Real Decreto-Ley 6/2012 sobre dación en pago y código de buenas prácticas bancarias, aprobado el viernes pasado, crea una comisión de control del cumplimiento del código, en la que aquél está presente, y establece (artículo. 6.6) que se formularán ante el Banco las reclamaciones por posible incumplimiento del código. En su mano está aprovecharla y crear alrededor del código un conjunto de doctrina que lo complemente de manera justa y equilibrada.

Por cierto, en la comisión hay un miembro de la Asociación Hipotecaria Española pero ningún representante de los consumidores (art. 6.2) como parece que sería lo apropiado. Razón de más para que el Banco de España  asuma ese papel.

Exigir para todos los productos financieros un lenguaje comprensible para el ciudadano medio: no es admisible la insoportable redacción y formato de los contratos bancarios con los consumidores. Y no es verdad que no puedan explicarse de manera muchísimo más clara aunque sean tan complejos como las preferentes, los clips o los estructurados (un ejemplo de explicación sencilla de las preferentes lo tienen en este post). Si son así es en mi opinión por una mezcla explosiva de traslados literales de conceptos desde otros idiomas, sujeción a las necesidades del programa informático que los genera, falta de ganas o de capacidad para ello, y/o una voluntad consciente de hacerlos incomprensibles para poder encajar productos infumables a clientes desprevenidos.

El Banco podría hacer mucho en este campo, por ejemplo sometiendo a examen los modelos de contratos con consumidores de cada entidad, en especial los que el servicio de reclamaciones detecte como más conflictivos, y, sin modificar su contenido, obligar a que al contrato se adjunte una ficha con los datos y en el formato que dicte el Banco y/o la CNMV, ficha previamente sometida a un test para comprobar que la entienden personas no especialistas, potenciales clientes, y en la que se incluyeran los datos que todos intuimos que un consumidor estaría interesado en saber. Ahora se prevé una ficha para préstamos e hipotecas, de contenido fijo, la propuesta es ampliarla a los contratos más peligrosos, y con un contenido dinámico y adaptado a cada uno de ellos. Esta labor evitaría enormes perjuicios de una forma muy simple. Por ejemplo, si en la ficha de las participaciones preferentes pusiera claramente: “Puede el cliente recuperar a voluntad su dinero? Respuesta: no”, y después se explicara por qué la posibilidad de recuperar es muy condicional, ¿creen ustedes que tendríamos ahora el mismo problema con las preferentes?

El art. 43.bis de la ley 26/1988 atribuye al Banco el control e inspección de las entidades de crédito, a las que puede solicitar cualquier información relacionada. Y el artículo 7.3.h de la orden 2899/2011 de transparencia dice literalmente que en los contratos de productos de captación de fondos o de préstamos deberá añadirse la información “que establezca el Banco de España”. Parece un buen soporte legal para estas actuaciones.

Informar, instruir y volver a informar: la orden ministerial 2899/2011 de transparencia ordena al Banco que elabore una guía de acceso al préstamo hipotecario, muy bien, pero eso no significa que le esté prohibido redactar otras: se podría elaborar una guía de acceso a productos financieros “raros”, que los explique en lenguaje accesible (¿“productos raros para Dummies”?). Sería utilísima para los swap, preferentes, bonos convertibles, depósitos estructurados o híbridos, derivados en general, etc. Se cuelga en la web y que se vaya actualizando.  Y ya puestos a pedir, podría incluirse en esa guía un aviso cuando considere que un determinado producto no es en principio adecuado para un cliente minorista según normativa MiFID; sería muy interesante en productos como estos.

El Banco ha de instruir a otros órganos, como es la Fiscalía, para que en su caso ejercite la acción de cesación (art. 53 del RDLeg 1/2007) que evite que se continúe dando publicidad engañosa de ciertos productos.  O a la CNMV, cuando observe conductas sancionables por este otro supervisor y no por él. Puede instruir al Parlamento para que considere incluir en el listado legal de cláusulas abusivas (art. 82  del mismo texto) algunas que haya detectado en contratos bancarios y puedan tener ese carácter. Y ha de instruirse a sí mismo, en el sentido de que en el conflicto de competencias que a veces hay con la CNMV respecto del consumidor en el ámbito financiero, el Banco de España ha de entenderse como el protector generalista y por defecto, que se ocupa de todo lo que los demás no tienen competencia.

El Banco debe tener un portavoz específico para consumidores visible y activo, que aparezca en los medios de comunicación para hacer una labor informativa y didáctica ¿qué medio no querría su presencia?, y puede usar las redes sociales para lo mismo (es que no tiene Twitter o Facebook, que serían muy eficaces para informar y advertir).

Como la ingenuidad no es uno de mis mayores defectos (¿o es una virtud?) no espero que el supervisor varíe radicalmente por sí mismo de actitud –aunque en breve se va a nombrar un nuevo Gobernador- pero para exigir cambios hay que hablar de cosas concretas, lo que por cierto no hace el informe de la Defensora, porque en caso contrario nos perdemos en generalidades. Sugiero por ejemplo a los partidos parlamentarios que cuando el nuevo Gobernador comparezca en el Congreso no le pregunten únicamente por “el sistema”, sino por la actitud que va a tener en defensa del consumidor. Y si algunas de estas ideas les son de utilidad, sírvanse ustedes mismos.

*Fernando Gomá Lanzón, notario y coeditor del blog ¿Hay Derecho? www.hayderecho.es

#24
Si alguien se sale del tiesto, los &034;amos&034; &034;avisan&034; con su mierda papeles fiat.

atpc los papeles fiat y por ende &034;los amos&034;.

Dinero creado de la nada por los &034;amos&034; = porquería
Ampliar comentario
#23
25 Por cierto con las P.Pref. del banco aleman sufrí perdidas de 10.600 a la devolución, como Banesto puede ver en mi cuenta, por lo que no hubiera repetido si me dicen que lo de Lehman en lugar de Bonos, eran Preferentes con las altas comisiones.
¿De verdad Ud. exculpa que Banesto me documente la Compra de Bonos a Vencimiento 2012, sin información de perdidas ni riesgo alguno, y que realmente se tratara de Pref.PERPETUAS [cuando ya Banesto tenía en Valencia por otro producto Lehman una demanda por perdida del 23% de su valor]con tantos riesgos que hasta el garante las ha excluido?
¿Erra el BdE. al calificar de estafa el contrato?
En cuanto a su ejemplo del vendedor de coches: Dudo que en caso de venderme un auto americano defectuoso, el concesionario me enviara a mi N.Y. a reclamarle al fabricante.
Aún confío que mi banco de 21 años, tenga algun gesto de solidaridad, para no tener que mendigar el resto de mi vida delante de la sucursal que me arruinó.
Si esta es la conducta, y la justicia que tenemos, me arrepiento de haber regresado, con los frutos que otros paises nos ofrecieron, y sobretodo de haber inculcado en mis hijos unos valores de este pais, que ya no existen.
Ampliar comentario
#22
24 Sr. Fernan Gonzalez, si estas aclaraciones sirven para evitar que otros caigan en la misma desgracia por ignorancia
Ampliar comentario
#21
23 Negocio es no ocio, y mientras no firme puedo negociar y pedir información y marear y consultar, en cuanto se firma se atiene a lo contratado y si se le ofrece firmar en inglés en ruso o en blanco usted se debe negar, todo lo demás son conflictos.

Si en lugar de destinar todo su dinero a un producto financiero lo hace en una casa también tiene un riesgo si quema o la destruye un terremoto, si compra oro o diamantes que se revalorizan y se pueden vender más fraccionariamente, también tiene el riesgo de que se lo roben a punta de pistola.

Todo en la vida tiene riesgo cuanto antes se entiende menos espectativas falsas se crean.

A su banco se le puede sancionar por una cantidad superior a la comisión que es lo único que ha cobrado o le puede crear un desprestigio en su imagen por los perjuicios que le ha causado pero la caída de L&B ha arruinado a muchos americanos y europeos, muchos de ellos habran diversificado y no lo tendrían todo en un sólo producto pero otros no, en cualquier caso hablar de ello sirve para que se tenga más atención y cambiemos nuestros hábitos de &034;confiar&034;.

El señor del banco es como el vendedor de coches o de aspiradores un vendedor a comisión.
Ampliar comentario
#20
21Lo que firmé era una Orden de Valores manuscrita:COMPRA Lehman Bros UK Capital Funding IV LP. 200.000 , sin información adicional, ni siquiera fecha; copia que solo recibí a petición propia despues de la quiebra. No hubo más información que la copiada de la Orden de Compra de Bonos a Vto. y del Documento Acreditativo de Adquisición. Y la información que la oral, de que los bonos eran mejor que las Pref. y estaban garantizados por un banco americano de los mejores del mundo. No en vano la CNMV concluyó el Informe con:
Actuación incorrecta por parte de Banesto en la contratación.
Información incorrecta sobre el plazo de amortización de los valores.
Actuación incorrecta por parte de Banesto referente al valor de los bonos.
Banesto a quien firmé un documento en ingles en blanco para reclamar a Lehman se desentendió cuando en Sep.2011 recibí carta de NY diciendome que Las Pref. se excluían del Concurso de Acreedores, si no se objetaba.Banesto se negó a objetar o darme motivo de la exclusión, tuve que pagar traducción de 200 páginas para saber que: El emisor se había disuelto y LB ya no las garantiza,valen O Ademas decía que era solo para profesionales y prohibidas en America

Ampliar comentario
#19
20 El consumidor medio necesita mejor información para no ser pasto de los lobos financieros, sólo así se crea la seguridad necesaria, eludo la palabra confianza, a la hora de adquirir productos financieros, si el consumidor elige con conocimiento de causa en que quiere invertir, y trata de tú a tú al banco la situación se equilibra.

Se tiene que crear cultura inversora dando seguridad al ahorrador, los casos como el de esta señora retraen la inversión, si el dinero tiene miedo no se sale de la crisis.

Actuar a toro pasado tiene poca efectividad, la prevención es la clave, la ignorancia no sirve de excusa pero sí tiene cura en la mayoría de los casos.
Ampliar comentario
#18
19 Creo entender que usted compra en Banesto, que actúa como simple intermediario bonos de L&B, esta empresa queda en suspensión de pagos y creo que lo último de ella es que esta saneando sus cuentas y se ha fijado plazos para devolver sus prestamos, creo que lo leí en este mismo diario digital.

Su primer error fué &034;apostarlo todo en el mismo valor&034; se debe diversificar la cartera, más cuando es abultada, situar el dinero a distintos plazos de vencimiento y en distintos sitios, porque todo tiene un riesgo y precisamente el riesgo se &034;prima&034; -premia- con un interés más alto lo que le hace más atractivo que otros productos con un interés a corto más bajo.

El interés que daban estos bonos era lo que les hacía atractivo pero en realidad se trataba de una venta piramidal, como nuestro caso español de forum filatelico, uno sus competidores en EEUU lo detectó y por más intentos que hizo por denunciarle la euforia del rendimiento hacía crecer el número de clientes.

El segundo &034;confiar&034; en quien es parte interesada.

Hay que informarse por terceros independientes, leer todo el contrato para saber muy bien que estoy firmando.

Denunciar la &034;publicidad engañosa&034; no anula el contrato.
Ampliar comentario
#17
14 Precisamente por esa razon no comprendo nada: Lo que se me ofert
Ampliar comentario
#16
Hola, Fernando. Lo triste de todo es que es absolutamente cierto que en el BdE hay un conflicto de intereses: si tutelas la solvencia [y de paso, evitas reclamaciones administrativas contra tu actuación como supervisor en caso de que pinten bastos], entonces si la naturaleza de la reclamación puede afectar a la solvencia de una o de varias entidades, el BdE siempre fallará a favor del Banco que sea.

En España hace falta un poquito de fair play, un supervisor más trabajador y honrado que precisa una limpia en profundidad. Ya se fue un cáncer que había, el anterior Secretario, falta echar a los figuras que no hicieron nada cuando los problemas se detectaron por los inspectores y el personal técnico, muy bueno pero despreciado por un conjunto de enchufaditos de poca solera.
Ampliar comentario
#15
15 no solo eso, sino tambien esas personas que trabajan en las oficinas de los bancos, y que son los vendedores, que digan la verdad...que no esten a la caza de brujas como hacen.
Ampliar comentario
#14
Las &034;preferentes&034; es eufemisticamente hablando lo contrario de lo que suena, son los últimos en cobrar en una quiebra como se llamaba antes o un &034;concurso&034; como eufemisticamente se le llama ahora desde que se impuso la moda de cambiarle el nombre a las cosas que suenan mal para que suenen suave.

Alege indefensión y que el banco demuestre que se le informó, ahora creo que hay orden de canjearlas y hay que ver las condiciones, porque eso supone un nuevo contrato, no vuelva a &034;confiar&034; consulte con un experto que le saldrá más barato que perder el dinero.

Los bancos deben pasar un test a sus inversores para probar el nivel de conocimiento y el riego que desean asumir antes de adquirir servicios financieros, lo que ignoro es si esta norma estaba en vigor a la fecha de la firma del contrato, en 2005 si estaba en vigor.

Recuerde:
Se contrata lo que se firma, lo verbal se admite si se demuestra por lo que mejor no fiarse, y antes de firmar: leer y consultar.
Ampliar comentario
#13
8 Cuando uno de repente queda viuda, sin haber tenido nunca que tomar decisiones financieras, y necesita la mínima seguridad de poder sacar adelante a su familia, confía como en su medico de cabecera, en el banco en el que habían depositado años antes, los ahorros duramente adquiridos en el extranjero.
Si ese banco le recomienda, ya en 1998 P.Preferentes Santander, como un valor privelegiado, garantizado, donde invierten Fdos. de Pensiones, y Mutuas, se siente confiada y superagradecida.La dura realidad llega cuando te recomiendan unos Bonos a vencimiento 25.04.2012, de un gran banco, con menos interés, pero mejor que las Preperentes, según la directora;te recuerdan en cada extracto que tus ahorros siguen intactos, y el plazo contratado, y un día quieres cobrar el dividendo anual que correspondía, y tenías anotado, y te dicen , que ha habido un error informatico, que el banco ha quebrado, y solo tienes 20 , vencimiento 2049 de los 200000 confiados. La CNMV dá informe favorable por conducta incorrecta de Banesto. Los jueces estiman que no debía atenerme al contrato, ni a los extractos trimestrales, sino que eran Prefer.PERPETUAS con riesgos[algo que nunca me habian mencionado]
Ampliar comentario
#12
A ver si aprendemos la importancia de lo reguladores.
Dos malos Gobernadores[políticos con fama de profesionales, vaya par] y la mayor crisis financiera de la historia reciente española. Era el único organismo que pudo frenar nuestro letal ciclo inmobiliario, pero no lo hizo por política, los ayuntamientos se estaban forrando.
La CNMV, igual, es un destino de oro para políticos, tanto en su presidencia como en su increíblemente ejecutivo consejo, de retirados de la administración tomado decisiones sobre problemas cuya comprensión se les escapa por mucho.

Y ahora la genialidad última, doble top Banco de España CNMV, eso no funciona en ningún lugar. O se pelean por cada caso o dejan zonas sin supervisar.

Que elijan a dos técnicos reconocidos y respetados por el sector, y sin ningún carnet de partido. Sino tendremos un problema detrás de otro, la reestructuración financiera no es para ignorantes, por buena voluntad y rectitud moral que tengan.
Ampliar comentario
#11
El Banco de Bancos, ante el liberalismo bancario no se puede meter nadie mas que el Banco de España, los abusos son constantes y las comisiones bancarias desproporcionadas y grabosas, sabemos que los bancos no son las hermanitas de la caridad, pero despues de tantos años influyendo en los clientes con sus propagandas de servicios[domiciliación de recibos, pagos de impuestos,servicios de bolsa, asesoramientos inmobliliarios etc]una vez atrapado viene la queja de que los saldos acreedores de los clientes no producen intereses y solemnete cuando sobrepasan un cierto limite abonan 0,10%,simpre por debajo del 1%, sin embargo en cuestión de servicios en termino medios están por encima del 1%, ademas con aquellos servicios que tienen cuota fija el promedio 4,83 /mensual, cualquier reclamación de impagos o descubiertos estan por encima 30.- , mantener una cuenta es caro, pero estamos acostumbrados que nuestros pagos domicilidos sean atendidos y por ello hay que pagar, no les basta que las imposiciones de todo estilo de capital no tengan remuneracion sino que lo dejen al 7% como mínimo.Los Bancos son necesarios pero con controles para eso está el Banco de España.
Ampliar comentario
#10
9 Desde primaria es interesante pero los resultados son a muy largo plazo, las asociaciones de padres es un grupo interesante al que dirigirse porque su aplicación sería más inmediata y necestiamos educación financiera, económica y de consumo a nivel de usuario ya.
Ampliar comentario