Una noticia injusta

En un momento importante del futuro del PSOE y de España, no se pueden perder personalidades como ella. Deja a sus amigos de partido, a muchos que la apoyamos, desamparados

Foto: Miguel Ángel Moratinos y Carme Chacón charlan con el exministro y expresidente del Congreso José Bono, en febrero de 2010, en el Congreso. (EFE)
Miguel Ángel Moratinos y Carme Chacón charlan con el exministro y expresidente del Congreso José Bono, en febrero de 2010, en el Congreso. (EFE)

Es una noticia injusta. Injusta porque nadie merece desaparecer de la vida, de sus amigos, de la vida pública, sin anunciarlo de antemano. Porque Carme Chacón representa lo mejor que tenía el socialismo del siglo XXI. Es injusta porque nadie como ella luchó desde el principio con la verdad por delante y con principios y valores de renovación, de cambio, de progreso, de justicia.

Es una noticia injusta porque en un momento de cambio, de transformación profunda en España, en Europa y en el mundo, necesitamos personas como ella. Es injusta porque representaba lo que era el papel y la contribución de la mujer en un mundo que exigía igualdad de género. Es injusta porque ella defendió en unos momentos con serenidad y visión lo que debía ser una política de defensa y seguridad europeas.

Es una noticia injusta porque en un momento importante del futuro del PSOE y de nuestra querida España, no se pueden perder personalidades como ella. Es injusta porque deja a sus amigos de partido, a muchos que la apoyamos para ser secretaria general del PSOE en un momento crítico para la socialdemocracia española, desamparados. Es injusta la noticia porque nos quita la posibilidad de poder construir juntos un futuro mejor para el PSOE y para España, y para Europa y el mundo.

Es difícil escribir estas palabras en estos momentos, porque es no solo difícil, sino imposible imaginar que a nuestra Carme no la volveremos a ver entre nosotros.

Son muchas las memorias personales y colectivas que compartimos, pero quizá nos quedará esa permanente sonrisa y esa fuerza interna que nos transmitía en todos los momentos cuando nos reuníamos.

Alfredo Pérez Rubalcaba saluda a Carme Chacón en la clausura del 38º Congreso Federal del PSOE, en Sevilla, el 5 de febrero de 2012. (EFE)
Alfredo Pérez Rubalcaba saluda a Carme Chacón en la clausura del 38º Congreso Federal del PSOE, en Sevilla, el 5 de febrero de 2012. (EFE)


Para mí, que tuve la suerte y el privilegio de compartir su amistad profunda, estos momentos son insoportables, ya que con ella imaginábamos que íbamos a construir un socialismo mejor para el siglo XXI, en el que la tradición y los valores de nuestro partido centenario se cruzarían con los retos y desafíos de este siglo XXI.

Vivimos de manera intensa el congreso de Sevilla de 2012. Nos dimos un abrazo cuando lo perdimos, pero en ese abrazo se resumía una fuerza interna y la convicción de que algún día ganaríamos.

Hoy te prometo que lo ganaremos.

*Miguel Ángel Moratinos fue ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación entre 2004 y 2010

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios