Largo calvario en el horizonte

Lo podía haber dicho más alto pero desde luego no más claro. Y es que Merkel comentó el viernes que la crisis europea necesita aún de

Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    Lo podía haber dicho más alto pero desde luego no más claro. Y es que Merkel comentó el viernes que la crisis europea necesita aún de un largo periodo de austeridad (5 años más) antes de poder empezar a vislumbrar cierta luz al final del túnel. Tal y como se publica esta mañana en "zero hedge", Europa se parece cada vez más al Japón de principios de los 90.

    Por otro lado, se debe tener presente que el Gobierno griego no está logrando reducir los gastos del presupuesto 2013. El miércoles tienen que presentar sus propuestas de reducción en el Parlamento (los gastos tienen que reducirse en 13.500 millones de Euros para que el próximo día 16 no tengan problemas en recibir los fondos del plan de rescate que les permitirá no hacer suspensión de pagos). Y los presupuestos deberían aprobarse el próximo sabado. En este sentido se debe ser consciente de que el Eurogrupo podría reunirse el día 8 (no confirmado aún), el mismo día en el que el BCE podría dar noticias (más LTRO’s? Bajada de tipos?). Sea como fuere, lo que es seguro es que se reúnen el 16 para discutir el tema griego de nuevo.

    Estos son los elementos que justifican que los mercados hayan estado centrando su atención hacia activos de bajo riesgo (Deuda alemana) durante las 2 últimas semanas, y lo que justifica que el Eurodólar esté retrocediendo y se encuentre muy cerca de niveles de soporte clave (1,2804 a 1,2862). El tipo de cambio se ve también presionado por el dato de creación de empleo estadounidense que se publicó mejor de lo esperado el pasado viernes.

    Visto lo visto, lo que sigue sin cuadrar es el comportamiento de las Bolsas. Los resultados empresariales en los EEUU han decepcionado globalmente, especialmente en lo que al nivel de ingresos se refiere. Y en Europa, los resultados tampoco están siendo muy boyantes. Si a ello le unimos las declaraciones de Merkel que apuntan hacia un crecimiento bastante débil para la zona Euro en los próximos 5 años y, por ende, del crecimiento potencial del Mundo, no se justificarían alzas adicionales en los índices bursátiles. De hecho, todo lo contrario; se podrían justificar procesos correctivos más profundos de lo que se han estado produciendo a lo largo del último mes y medio. Y, además, están las elecciones norteamericanas mañana y el cambio de Gobierno en China (a ver cuáles son las directrices de política monetaria que quieren imponer) el próximo jueves!!

    Desde un punto de vista técnico y en línea con lo que se viene comentando desde hace algunas semanas, la situación es compleja por varios motivos. El primero de ellos es el descrito en los párrafos anteriores. Y es que no tiene sentido que el mercado esté en modo "risk off" y que los índices suban. El segundo es que los índices USA siguen mostrándose muy débiles. De hecho, la reacción de los índices el viernes tras el dato de empleo puede calificarse, como mínimo, de preocupante.

    En este gráfico se analiza la evolución del S&P500 contado en base diaria. Tal y como se ha comentado en varias ocasiones a lo largo de las últimas semanas, la zona de soporte situada entre el 1.419 y el 1.425 era clave. Esta zona de soporte se perforó contundentemente el pasado 23 de octubre.

    Sin embargo, la ruptura de esta zona no provocó una aceleración del movimiento a la baja. De hecho, el índice logró detener su caída dentro de la siguiente zona de soporte clave que se extiende desde el 1.396 (último mínimo de reacción de la estructura alcista iniciada en junio) hasta el 1.408 (máximo creciente de esta misma estructura en términos de cierre semanal) pasando por el 1.400 (máximo decreciente principal de la estructura bajista desplegada entre 2007 y 2009 en términos de cierre mensual).

    Lo preocupante surge tras la sesión del viernes. Y es que la reacción alcista desde la zona de soporte comentada alcanzó el punto desde el que partió el movimiento que perforó el soporte del 1.419/1.425, lo que eleva drásticamente la probabilidad de que se haya asistido a un "pullback", comportamiento típico de un proceso de cambio de tendencia. Este comportamiento ratifica las posiciones cortas que se recomendaron abrir tras la ruptura del 1.419 e incluso sería motivo suficiente para incrementarlas más aún ya que, entre otras cosas, permite fijar un stop mucho más ceñido que antes.

    Por lo tanto, las posiciones cortas que se recomendaron abrir tras la ruptura de los soportes comentados se deben incrementar. El stop debe situarse por encima del 1.435 en términos de cierre. La ruptura, especialmente en cierre, del 1.396 debería incrementar aún más la presión. De hecho, la ruptura de este nivel despejaría definitivamente el camino hacia el 1.380 en donde se cruzan muchos niveles de soporte (media de 200 sesiones, desdoblamiento del canal alcista desplegado entre junio y octubre en rojo, objetivo inicial del triple techo en verde).

    En Europa, sin embargo, la situación técnica sigue mostrándose más fuerte. Si bien es claro que se está en proceso correctivo, parece también claro, por ahora, que este proceso no muestra indicios claros de pasar a ser bajista. En otras palabras, la corrección está consumiendo tiempo y no precio, al menos por ahora. Ahora bien, el riesgo es que esta circunstancia cambie y, por este motivo, se deben tener MUY PRESENTES los niveles de soporte que, de perforarse, indicarían un cambio en esta dirección.

    En este gráfico se analiza la evolución del STOXX600 contado en base diaria. Se aprecia un riesgo muy claro en el hecho de que la ruptura del máximo creciente anterior alcanzado en marzo de este año (272,86) no está teniendo consistencia. De hecho, desde que se logró superar por primera vez a mediados de septiembre, el índice entró en una fase de consolidación lateral en el que han producido rupturas de este nivel, lo que genera la impresión de que se está en "trampa alcista", y recuperaciones rápidas sin continuidad.

    Este comportamiento en zona de máximos indica que se podría tratar de un proceso de distribución lateral (posible triple techo y Hombro Cabeza Hombro) previo a un cambio de tendencia, máxime cuando viene acompañado de divergencias bajistas de osciladores. Sin embargo, mientras no se perfore la base de este movimiento para lo cual debería producirse la ruptura consistente del 268,34 (lo ideal sería una ruptura con hueco bajista), no se podrá confirmar el inicio de un proceso correctivo.

    Por lo tanto, la recomendación general que se viene comentando desde mediados de septiembre de que se está en zona en donde la exposición a bolsa debe reducirse sigue siendo vigente. A corto plazo, la debilidad mostrada por los índices USA junto a los riesgos descritos al principio y junto al hecho de que el índice no está lejos de los máximos del último mes y medio deberían conducirnos a cerrar cualquier posición larga abierta a lo largo con carácter de "trading de corto plazo" y sustituirla por posición corta, situando stop por encima de los máximos alcanzados el viernes. Esta recomendación es extensible también para el resto de índices europeos.

    Análisis Técnico
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    14 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ÚLTIMOS VÍDEOS

    Terror in Istanbul nightclub Santa Claus shooting
    Shooting Reported At A Nightclub In Istanbul, Turkey; Injuries Reported
    Sólo el fin del mundo - Trailer español (HD)

    ºC

    ºC