DAX, STOXX600

Ni subimos ni bajamos

La fuerte presión bajista con la que los índices europeos iniciaron la sesión de ayer al romper, dejando un hueco bajista, la zona de soporte inicial,

Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    La fuerte presión bajista con la que los índices europeos iniciaron la sesión de ayer al romper, dejando un hueco bajista, la zona de soporte inicial, se diluyó a media tarde gracias a los rumores procedentes de los EEUU sobre la solicitud inminente del rescate por parte del Gobierno español. Como vemos, el mercado sigue dominado por cuestiones políticas que escapan del análisis de los fundamentos de la empresas que, dicho sea de paso, son cada vez más débiles (EON redujo sus expectativas para el periodo 2013/2015 lo que nos da una idea de lo que se puede esperar de las industrias y el consumo en Europa). Hay mucho temor a vender ante el riesgo de que, en cualquier momento, se produzca un movimiento de las autoridades europeas. Y, por otro lado, las expectativas de resultados son las que son lo que limita las compras. El resultado es lo que vemos. Ni subimos ni bajamos.

    A pesar de lo comentado, hay que seguir muy de cerca los niveles a los que se viene haciendo referencia ya que el riesgo de desplome agresivo de los índices europeos tras más de 2 meses de consolidación lateral sigue presente, máxime cuando los índices siguen muy cerca de los soportes clave, los índices USA no reaccionan tras las caídas de las últimas semanas y el comportamiento del resto de activos que miden el riesgo (como por ejemplo el Bund) siguen muy fuertes. Lo único que se puede resaltar esta mañana es la reacción del Eurodólar tras alcanzar el entorno del 1,2650 lo que indica cierta mejora del nivel de riesgo.

    En este gráfico se analiza, de nuevo, la evolución del Futuro continuo del DAX en base horaria al que se viene haciendo especial referencia en los últimos días. El hueco bajista con el que se abrió la sesión de ayer por debajo del nivel clave de soporte (7.169) logró cerrarse ayer por la tarde lo que unido a la ruptura en falso del siguiente nivel de referencia (7.097 a 7.108) anula la presión bajista más inmediata.

    Sin embargo, el riesgo bajista quedará disipado solo si el índice es capaz de salir con fuerza de la zona de precios en la que se encuentra. Se percibe en el gráfico ampliado la formación de un movimiento lateral por debajo de los 7.211 puntos, nivel en el que se encuentra la parte alta de la zona de soporte a la que se viene haciendo referencia (este nivel representa el máximo intradía alcanzado en marzo cuyo equivalente en el contado es el 7.194).

    Por lo tanto, a nivel general no hay cambios. Por ahora, no se debe reducir más la exposición a renta variable. A nivel de "trading" se está en una situación un tanto compleja. El índice sigue dentro de zona de peligro pero no se define. Lleva 3 sesiones intentando perforar la zona de soporte clave pero, por una cosa o la otra, logra cerrar por encima de la misma. En intradiario, el colchón que se le puede dar sobre el entorno del 7.100 tampoco ayuda porque en las 2 ocasiones en las que se ha intentado perforar, hemos asistido a reacciones fulgurante. Pero tampoco logra alejarse de la zona de peligro. Con todo esto, es preferible quedarse a la expectativa pero muy encima del mercado. Si el índice se acerca al 7.100, se podría intentar un largo si no coincide con una subida fuerte del Bund. El stop que se debería poner para esta posición es temporal y no de precio; es decir, después de comprar, si no se produce una reacción en ese misma hora o, a lo sumo, en las 2 horas posteriores, habría que sustituirlo por posición corta. Por el lado alcista, se podrían intentar cortos si se alcanza el entorno del 7.200 siempre que esto no coincida con un desplome del Bund. El stop para esta posición debería situarse por encima del 7.220 en términos de cierre horario. Y, en este caso, habría que darle la vuelta a la posición.

    En el resto de índices europeos, la situación es similar aunque se percibe algo más de fuerza. Esto se aprecia con facilidad tomando, por ejemplo, el gráfico del STOXX600

    En este gráfico se analiza la evolución del STOXX600 contado en base diaria. Tal y como se ha comentado en varias ocasiones últimamente, el índice se encuentra dentro de un movimiento lateral muy definido alrededor del máximo que se fijó en marzo de este año en los 272,86. Este rango está delimitado por el 276,56 al alza y por el 268,34 a la baja.

    Mientras no se perforen cualquiera de estos 2 niveles en términos de cierre y de manera consistente, no se estará seguro de la dirección en la que se va a resolver la actual situación de "impasse" de los mercados.

    Análisis Técnico
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    20 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios