S&P500, Dow Industriales, Eurostoxx50

¿Otra ruptura en falso en los EEUU?

La sesión de ayer volvió a demostrar que el principal catalizador de los mercados de renta variable en estos momentos es la negociación fiscal entre Gobierno

Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    La sesión de ayer volvió a demostrar que el principal catalizador de los mercados de renta variable en estos momentos es la negociación fiscal entre Gobierno y Congreso. De nada sirvió el hecho de que las primas de riesgo en Europa se relajasen más (no se sabe muy bien porqué), de que el Banco Mundial elevase la previsión de crecimiento del PIB de China para 2013 o de que el BoJ haya vuelto a incrementar esta noche y de manera inesperada el importe de su programa de expansión cuantitativa.

    La realidad es que los mercados empezaron a retroceder cuando Obama amenazó con vetar el plan B presentado este lunes pasado por Boehner, y extendió caídas cuando este último contestó que el plan de Obama no está equilibrado y que el tiempo se está agotando (el viernes el Congreso inicia sus vacaciones de fin de año y el día 3 de enero toman sus escaños los nuevos congresistas elegidos en noviembre).

    Desde el punto de vista técnico, la reacción de los índices USA no es muy buena. Y no lo es porque las resistencias claves que se superaron el martes se han perdido al día siguiente, lo que eleva la probabilidad de que se hayan superado en falso. Como se ha comentado en varias ocasiones, la toma de decisiones que se apoyan en el análisis técnico en zonas clave de resistencia o soporte son complejas ya que no hay forma de saber cuándo un nivel se puede considerar anulado, lo que hace que sean zonas en las que los stops deban definirse de manera exhaustiva.

    En este gráfico se analiza la evolución del S&P500 contado en base diaria. En la sesión de ayer, el índice retrocedió hasta situarse por debajo de la resistencia de los 1.440 puntos que había superado el día anterior. Es importante tener presente que este nivel representa el primer máximo decreciente de la estructura principal bajista desplegada entre 2007 y 2009 que se intentó superar en falso en setiembre.

    A pesar del riesgo que supone el hecho de que una resistencia recientemente superada se vuelva a perder tan rápido, riesgo más marcado en el caso del Dow de Industriales como se comentó en el post de ayer, hay que resaltar que no se aprecia una estructura de techo en el comportamiento de la sesión de ayer. Para poder estar seguros de que se está en una nueva ruptura en falso de resistencia, el índice debería cancelar el H-C-H Invertido que confirmó anteayer perforando el 1.435. Posteriormente, debería cancelar el último mínimo creciente de la estructura que inició en noviembre (1.413) que coincide con el punto de inicio de un nuevo descuento de movimiento alcista del indicador DeMark. Y por último, debería indicar que el H-C-H Invertido al que se ha hecho referencia en el post de ayer es falso rompiendo la línea de hombros situada entre 1.400 y 1.409.

    Por el contrario y tal y como se aprecia en el gráfico semanal adjunto, un cierre semanal por encima del 1.432,80 daría más apoyo a las señales alcistas de los últimos días. Este es el nivel en donde el índice fijó el último mínimo creciente, en términos de cierre semanal, del proceso alcista desplegado entre 2002 y 2007. Su ruptura a principios de 2008 supuso la señal de cambio de tendencia general. Y el "pullback" posterior de mitad de 2008 ratificó la inversión de sus funciones (de soporte a resistencia).

    Por lo tanto, aunque las señales alcistas aparecidas en el gráfico diario no están aún confirmadas del todo, se aprecian argumentos suficientes como para la balanza se incline más al alza que a la baja. Además, los niveles de stop son claros y definidos y se encuentran relativamente cerca de los niveles actuales, lo que permite abrir riesgo con pérdidas potenciales relativamente pequeñas. Comprar en este entorno poco a poco sería lo apropiado teniendo en cuenta que un cierre por debajo del 1.419 debería provocar el cierre parcial de esta posición, teniendo que situarse el stop siguiente por debajo del 1.400. Si los stops no saltan y a medida que el gráfico semanal vaya ratificando las señales alcistas descritas, se podría añadir más posición.

    En Europa mientras tanto los índices han logrado superar sus resistencias desde hace ya varios días, incluso en base semanal, lo que abre un escenario alcista de cara al primer trimestre del año que viene. Sin embargo y a pesar de que no se aprecia ningún atisbo técnico de agotamiento en las alzas, se debe tener presente que son muchos ya los días consecutivos de alzas (el DAX se encuentra en su quinta semana de alzas consecutiva) y que, en cualquier momento, sería lógico asistir a un proceso correctivo que, en vista de las resistencias que se han superado, debería aprovecharse para comprar. A corto plazo, los primeros niveles de soporte que se tienen que vigilar son los siguientes.

    En este gráfico se analiza la evolución del EUROSTOXX50 contado en base diaria. Se aprecia a lo largo de las últimas semanas que se superado dejando un hueco alcista la zona del 2.537 a 2.549 (líneas horizontales rojas), zona que viene sirviendo de punto pivote desde 2009. Se ha superado consistentemente el 2.608 (línea verde horizontal) en donde se había situado el máximo en septiembre y marzo de este año que coincidía, además, con el mínimo decreciente del proceso bajista que se inició en 2011 previo a la ruptura del punto pivote mencionado. Por último, se ha superado el 61,8% de rebote de todo el proceso bajista desplegado en 2011 el cual está situado en el 2.639.

    Estos son precisamente los niveles que, a partir de ahora, deberían ejercer de soporte. Si se perfora el 2.639 a la baja, se incrementará un poco la presión bajista de corto plazo. Sin embargo, es el 2.608 el nivel más relevante a tener presente como soporte más inmediato. En el caso de que se perforase este nivel, las señales alcistas globales no se podrían poner en duda mientras no se perforase consistentemente, la zona comprendida entre el 2.537 y el 2.549.

    Por lo tanto, el sesgo general es alcista con lo que se debe mantener una actitud de búsqueda de compra como idea de fondo, lo que significa que cualquier posible proceso correctivo debería aprovecharse para comprar teniendo en cuenta los niveles mencionados. A corto plazo, si aparece un cierre por debajo de 2.639 se podrían plantear posiciones cortas de "trading" de muy corto plazo.

    Análisis Técnico
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    18 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios