S&P500, Dow de Industriales, Stoxx600

La cuentra atrás

Solo quedan 2 días para que termine el año bursátil 2012 que, a grandes rasgos y a pesar de los malos augurios con los que empezó,
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Solo quedan 2 días para que termine el año bursátil 2012 que, a grandes rasgos y a pesar de los malos augurios con los que empezó, terminará con importantes revalorizaciones bursátiles en la gran mayoría de los índices. El 2013 empieza con muchos mejores augurios que el año que termina, a tenor de lo que la gran mayoría de los estrategas de las principales casas de análisis anuncian. Sin embargo, hay grandes incertidumbres al acecho. El más inmediato es el tan cacareado precipicio fiscal que no termina de resolverse. A corto plazo, este será el catalizador más inmediato para los índices USA los cuales siguen sin lograr despejar su escenario técnico. Por otro lado, las estructuras de los índices europeos es mucho más solvente lo que complica más la toma de decisiones.

    En este gráfico se analiza la evolución del S&P500 contado en base diaria. El viernes de la semana pasada, el índice perforó, en cierre, el nivel de los 1.435 y el lunes, aunque fue una sesión reducida por ser víspera de Navidad, el 1.428.

    La ruptura de estos niveles eleva el riesgo de que el intento de ruptura del 1.440 el martes de la semana pasada no haya sido más que una nueva "trampa alcista" (las trampas parecen ser moneda común en el ámbito técnico últimamente). Y es que el índice muestra con su comportamiento que no hay consistencia en la superación de la resistencia. Además, se ha vuelto a perforar lo que se podía considerar la línea clavicular del Hombro Cabeza Hombro Invertido (dentro del círculo verde), lo que invalida parcialmente su validez.

    Sin embargo, no se ha perforado por el momento la estructura de mínimos crecientes que se inició en noviembre (1.411,88) ni la zona en donde se encontraría la línea de hombros de la estructura mencionada (1.398 a 1.407). La media de 200 sesiones queda aún muy lejos (1.390) la cual viene a coincidir con el soporte del "morning star" de mitad de noviembre (1.385).

    Por lo tanto, el índice ha perdido momento alcista a lo largo de la última semana (el indicador DeMark se giró el viernes) pero la tendencia aún sigue siendo válida. A pesar de ello y aplicando el principio de prudencia, parte de la posición larga abierta tras la ruptura del 1.435 debe haberse cerrado y no debe volver a abrirse salvo en el caso de que aparezca un cierre por encima del 1.432 seguido de una apertura al alza al día siguiente. El stop para el resto de la posición debe situarse parcialmente por debajo del 1.411 y, definitivamente, por debajo del 1.398. En este último caso, se pueden iniciar posiciones cortas las cuales habría que incrementar si se perforase el 1.385 en cierre, situando el stop por encima del 1.419.

    En este gráfico se analiza la evolución del DOW de INDUSTRIALES contado en base diaria. La percepción de posible ruptura de resistencia en falso es aún más evidente en este caso que en el caso del S&P500. Y lo es porque el índice ha reaccionado a la baja con inmediatez tras cerrar marginalmente por encima de la zona comprendida entre el 13.289 y el 13.338. Se debe tener presente que esta es la zona en donde se sitúa la línea de hombros del potencial gran Hombro Cabeza Hombro que el índice podría estar construyendo a lo largo de todo el 2012 (círculo rojo), lo que eleva el riesgo de posible trampa alcista la semana pasada. Además, en la sesión de ayer se perforó el último mínimo creciente del movimiento de subida iniciado en noviembre que se fijó el pasado 14 de diciembre.

    Sin embargo, hay que resaltar que el índice se apoya por el momento sobre la media de 50 sesiones que se encuentra por encima de la media de 200. Si se perforase esta media y, sobre todo, la de 200, la presión bajista se incrementaría ya que sería la primera vez desde que se inició el 2012 en la que la media de 200 sufriría 2 ataques tan consecutivos.

    Mientras tanto, en Europa los índices siguen sin dar la menor muestra de debilidad a pesar de la imponente serie de alzas consecutivas que ha desplegado a lo largo de las últimas 5 semanas. De hecho todos ellos, salvo el Ibex y el Mib, están terminando en los máximos del año y, por el momento, no se aprecian indicios de agotamiento.

    En este gráfico se analiza la evolución del STOXX600 contado en base diaria. A principios de diciembre, el índice logró superar el máximo anterior que había logrado fijar en septiembre en los 276,56 puntos de manera consistente (una vez apareció un cierre por encima de esta cota, no se volvió a perforar ni siquiera en términos intradiarios). Obviamente, este es el nivel que se debe tener presente como principal soporte del movimiento alcista actual.

    Por otro lado, el impulso alcista que se inició en noviembre no ha dado el más mínimo síntoma de agotamiento. La estructura de máximos y mínimos crecientes sigue intacta y lo seguirá estando mientras no se perfore el último de estos mínimos el cual se sitúa en el 278,08 (mínimo del 17 de diciembre).

    Por lo tanto, en la medida en la que la estructura actual no sufra cambios, el movimiento alcista podría continuar hasta el entorno de los 300 puntos en donde se sitúa la zona de resistencia clave estructural de largo plazo.

    Análisis Técnico
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    225 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ºC

    ºC