Análisis Técnico

TIR 10a USA, EURODOLAR, S&P500, STOXX600

Aún falta algún coletazo alcista

Sin duda el elemento clave de la sesión de ayer fue la publicación de las actas de la última reunión de la FED en la que
Fecha
Tags

    Sin duda el elemento clave de la sesión de ayer fue la publicación de las actas de la última reunión de la FED en la que se supeditó la actual política monetaria expansiva de carácter indefinida a determinados niveles de desempleo e inflación. Pero lo más destacado es la falta de unanimidad entre los actuales miembros del FOMC en cuanto al posible fin de esta política. Si bien la gran mayoría piensan que se mantendrá hasta final de 2013, algunos de ellos piensan que se podría empezar a ralentizar a mitad de año. Obviamente, esto justifica porqué la rentabilidad de la Deuda 10 años USA lleva 4 sesiones consecutivas subiendo como la espuma y porqué el Eurodólar lleva otras tantas sesiones retrocediendo desde zonas de resistencia clave.

    El activo que no cuadra dentro de este escenario es, de nuevo, las Bolsas. Si la política monetaria actual aplicada por la FED se cancela anticipadamente, el impacto sobre los índices debería ser negativo. Gran parte de la revalorización de los índices bursátiles USA a lo largo de los últimos 4 años se ha apoyado en la política de debilitamiento del valor del dólar que ha provocado que los activos, ya sea el oro, el trigo o la cotización de las empresas, hayan subido de precio para compensar la pérdida de valor derivada de la caída en la unidad de medida, es decir, del dólar. Se podría argumentar que la mejora de los datos macro (los publicados esta semana sugieren que la creación de empleo de diciembre que se publica hoy a las 14:30 debería ser muy buena) compensa el posible impacto negativo de una cancelación anticipada de la actual política monetaria. Sin embargo, el índice de sorpresa macro elaborado por Citi muestra que gran parte de lo que se está publicando está plenamente anticipado por el mercado. Solo un "super" dato de empleo hoy podría girar esta tendencia pero, en este caso, el mercado daría aún más probabilidad a una cancelación de la política monetaria actual de la que pueda estar ya descontando lo que podría pesar negativamente sobre las bolsas.

    Desde un punto de vista técnico no hay elementos, ni en Europa ni en los EEUU, que sugieran el posible fin del actual movimiento alcista. El único elemento que se puede encontrar son las indicaciones, aún no generalizadas, de agotamiento de tendencia según el análisis DeMark el cual indica que se podría aún intentar subir un poco más antes de fijar un techo desde el que desplegar una corrección.

    En este gráfico se analiza la evolución del S&P500 contado en base diaria. Ya se comentó en detalle en el post de ayer que el índice ha logrado superar, de nuevo, la zona de resistencia clave situada entre el 1.426 y el 1.440. El cierre de la sesión de hoy será también clave ya que se trata del cierre semanal que necesita situarse por encima del 1.433 para ratificar las señales alcistas. En cuanto a niveles de resistencia, el índice se enfrenta a los máximos que alcanzó en septiembre (1.475 y 1.466 en cierre) que no logró superar en octubre. Y desde un punto de vista del DeMark, se aprecia que se alcanzó un 11 en el descuento secuencial de tendencia, con lo que aún tienen que aparecer 2 sesiones que logren superar en cierre el máximo de las 2 sesiones precedentes antes de fijar un techo.

    Por lo tanto, en el corto plazo se debe seguir manteniendo la posición larga e incluso aprovechar posibles retrocesiones al entorno del 1.440 para comprar. Los stops planteados deben subirse un poco. Si el cierre semanal se sitúa por debajo del 1.433, se debería cerrar al menos un tercio de la posición larga, dejando el resto de stops por debajo del 1.418 y del 1.400.

    En este gráfico se analiza la evolución del STOXX600 contado en base diaria. Tal y como se ha comentado previamente, no hay el menor indicio técnico que sugiera agotamiento en su actual impulso alcista, ni siquiera en el corto plazo, con lo que el camino hacia la zona de resistencia estructural situada entre los 290 y los 300 puntos sigue abierto. El único elemento de agotamiento se encuentra en el descuento de tendencia secuencial de DeMark que marcó ayer un 11 (el máximo es un 13). Si el cierre de hoy se sitúa por encima del máximo del miércoles (285,55), se habrá fijado un 12 con lo que se estaría a las puertas de fijar un techo potencial.

    Por lo tanto, la falta de señales de agotamiento hace que no haya que tener prisa para tomar beneficios. Sin embargo, si aparece un 13 cerca o dentro de la zona de resistencia principal comentada, sería momento de cerrar riesgo ya que sería poco probable que esta zona pudiese superarse con los indicadores de tendencia agotados y tras un alza ininterrumpida desde mediados de noviembre.

    #1
    Compartir
    Sus análisis son sencillamente estupendos. Gracias.
    Ampliar comentario