S&P500, EUROSTOXX50, MSCI WORLD, KOSPI

¡Viva Draghi!

Lo más relevante de todo lo comentado por Draghi ayer, a mi entender, es la manera en la que calificó la situación de la economía en

Lo más relevante de todo lo comentado por Draghi ayer, a mi entender, es la manera en la que calificó la situación de la economía en este momento. Considera que se ha pasado de una crisis financiera a una situación de crisis de crecimiento económico. Y esto es justamente lo que los mercados están descontando desde mitad de noviembre. De hecho, las subidas se han/están centrando en aquellos valores en los que el riesgo financiero era muy elevado como consecuencia, principalmente, de un elevado endeudamiento (los grandes beneficiados son obviamente las entidades financieras).

Sin embargo, hay que tener presente que una cosa es la reducción del riesgo de quiebra por endeudamiento excesivo y otra muy distinta es que se prime el exceso de deuda, tal y como ocurrió durante el rally de 2002/2007. El mercado está muy lejos de aplicar una prima positiva al endeudamiento excesivo con lo que se debe tener presente que las importantes y continuas alzas que se iniciaron en verano solo están ajustando, a velocidad de vértigo desde noviembre, los precios a esta situación. Pero de ahí a empezar a aplicar ratios menos exigentes lo que implicaría que se entra en un proceso alcista continuado de largo plazo hay un largo trecho.

En este gráfico se analiza la evolución del S&P500 contado en base diaria. Se aprecia que en la sesión de ayer el índice logró superar el máximo cierre que logró fijar en septiembre del año pasado cuando los bancos centrales de los EEUU, Europa y Japón anunciaron sus nuevas medidas de política monetaria. Por otro lado, el hecho de no haya ninguna figura o estructura de techo que indique agotamiento indica que lo más lógico es que se siga subiendo una vez se supere el máximo de septiembre. Y no es posible hallar una resistencia relevante antes de la zona comprendida entre el 1.500 y el 1.525 por encima del máximo de septiembre (1.474,51).

El único elemento técnico de preocupación es el hecho de que casi todos los índices bursátiles del mundo han fijado un "13" en el descuento de tendencia secuencial de DeMark. Esta metodología fija el final de una tendencia cuando, una vez establecida la base para considerar que se entra en tendencia (setup), se suceden 13 cierres cada uno de los cuales debe ser superior al máximo de sus 2 sesiones precedentes. Y el S&P500 no fue una excepción. Marcó un 13 en la sesión de ayer lo que sugiere que, cuanto menos, que debería aparecer un proceso correctivo a no mucho tardar.

Esto no implica que se deban abrir cortos con carácter inmediato. Para ello sería más prudente esperar a tener una estructura que por análisis técnico tradicional apoye esta posibilidad. Pero si que se debe ser muy prudente y selectivo con las compras en estos momentos fijando stops desde el momento en el que se abre el riesgo alcista.

En Europa, la situación es similar,

En este gráfico se analiza la evolución del Futuro continuo del EUROSTOXX50 en base diaria. En la sesión de ayer se superó el 2.705 y el máximo anterior situado en el 2.713 con lo que el potencial Hombro Cabeza Hombro al que se ha hecho referencia a lo largo de la semana quedó anulado. A pesar de ello, el nivel de los 2.680 y, sobre todo, el 2.666 en donde ha quedado fijado el mínimo de principios de este año y la parte alta del hueco de apertura respecto del cierre del último día del año pasado siguen representando la principal zona de soporte más inmediata.

En cuanto a los indicadores de tendencia secuencial Demark, hay que resaltar que se fijó un "12" en la sesión de ayer. Solo con que el cierre se sitúe hoy por encima del máximo del miércoles (2.704), aparecería un "13" lo que tienen las mismas implicaciones técnicas que las comentadas para el S&P500. Pero, de la misma manera, esto solo debe llevar a ser muy precavidos con los intentos de compra en estos entornos más que en buscar ventas para lo cual hay que esperar a la aparición de un base técnica tradicional para hacerlo.

Y el Mundo, como está?

En este gráfico se analiza la evolución del índice MSCI WORLD en base diaria desde 2007. El pasado 3 de enero el índice fijó también un "13" en el descuento secuencial de tendencia de Demark. Y lo ha hecho, además, en la zona de resistencia principal estructural de largo plazo situada entre el 1.356 y el 1.391. Esta es la zona en donde se fijó el primer gran mínimo decreciente del proceso bajista principal del movimiento que se inició en 2007 y que sirvió de resistencia, una vez perforado, en 2011.

Es poco probable que esta zona se supere de manera consistente con una situación de agotamiento tendencial tan marcado. De hecho, hay que resaltar que aunque veamos rupturas de niveles de resistencia muy importantes en Europa e incluso en los EEUU (máximos históricos en el Russell 2000), índices muy ligados al crecimiento económico mundial como es el caso del KOSPI no logran superar sus resistencias.

De nuevo y en la línea de lo comentado, mucha prudencia con las posiciones largas puesto que aunque es posible que la fortaleza alcista se mantenga, sobre todo en valores que se han quedado rezagados, es muy probable que no se esté muy lejos de la aparición de un techo desde el que se desplegará un proceso correctivo.

Análisis Técnico
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
22 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC