¿Asusta ganar en criptomonedas un 1.100% de rentabilidad en 2017?

Sigo pensando que es el 'bitcoin' el único 'token' que debería utilizarse en esto de asignar recursos de inversión. Y nunca para porcentajes de inversión altos

Foto: 'Bitcoin'. (Reuters)
'Bitcoin'. (Reuters)

La capitalización del 'bitcoin' supera los 25 millardos de dólares, el Ethereum los 8 millardos, Ripple contabiliza más de tres millardos y Litecoin ya está por encima del millardo. Nada mal para los más destacados de la familia de las llamadas criptomonedas. Ya vimos en esta misma sección qué eran, los riesgos y oportunidades que presentaban y mi visión sobre por qué debían ser consideradas como un activo financiero más.

Lo que es cierto es que, a la vista de lo sucedido en lo que llevamos de 2017, donde el 'bitcoin' sube más de un 60%, el Ethereum un 1100%, Ripple un 2050% o Litecoin un 550%... uno se pregunta si esto ya está en su nivel óptimo para salir y que no le pillen por el camino o, pese a lo ganado, se debe permanecer en la fiesta mientras el interés siga aumentando. Y no tengo respuesta clara. Cuando en octubre del año pasado empezamos a contar la historia existente tras el bitcoin, el precio estaba sobre los 600 USD. Cuando les conté que, para mí era un activo donde poder invertir, cotizaba en 777 USD. Hoy, en la zona de 1550 USD no puedo más que sorprenderme del nivel alcanzado y de la velocidad en la que lo ha hecho. Muy excesivo para un perfil atrevido pero prudente que, efectivamente, se ha perdido el último año de bolsa. Y es que en la diversificación radica muchas veces el éxito de la operativa financiera.

Sigo pensando que es el 'bitcoin' el único 'token' que debería utilizarse en esto de asignar recursos de inversión. Y nunca para porcentajes de inversión altos. Fíjese como, pasar de una cartera diversificada en ocho activos (mix equiponderado de acciones, bonos, oro y petróleo) en la gráfica representada como Cartera A, hacía una cartera donde se incluya el bitcoin equiponderado (Cartera B con nueve activos en vez de ocho) supone pasar de una rentabilidad del 140% al 230%. Periodo de 2013 hasta hoy.

La tabla de correlaciones entre los activos utilizados que se obtienen es clarificadora y muestra las ventajas de introducir un valor, el 'bitcoin', que no se correlaciona para nada con el resto.

Y sin olvidarme de la volatilidad, que viene a justificar desde el punto de vista del riesgo, el que quiera añadir 'bitcoin' en un perfil determinado de inversión. Incorporar el 'bitcoin' tiene un impacto mínimo en volatilidad que se compensa, con creces, por la rentabilidad ofrecida.

Ante los datos que se muestran, puros números, no cabe argumento en contra alguno si acepta tomar una posición en criptomonedas. Y quien lo ha hecho lo argumenta, principalmente, en la idea de lo que está tras el 'bitcoin': la tecnología Blockchain. 'Bitcoin' es solo el primer paso hacía el internet del valor. Es la primera muestra de lo que se nos viene encima gracias a esta nueva tecnología. Y las criptomonedas han ayudado, y mucho, a levantar el interés por el futuro y dejar casi de lado lo que inicialmente representaban: un medio digital de intercambio de valor.

Se está invirtiendo mucho en Blockchain y las oportunidades parecen ser infinitas. La naturaleza de código abierto de 'bitcoin' ha supuesto que muchos desarrolladores utilicen ese código en el desarrollo de nueva tecnología como base, y aparezcan las llamadas Altcoins (monedas digitales alternativas) que superan, en muchos casos, a la primera. De esta forma, Ethereum es una plataforma de programación para desarrolladores que permite poder crear cualquier tipo de aplicación; desde financieras a las relacionadas con la salud. Litecoin tiene una velocidad de transacción muy superior, unas cuatro veces, a 'bitcoin'.

Muchos gestores están utilizando criptomonedas para diversificar y buscar correlación negativa

Así las cosas, cuando vemos estas cifras de rentabilidad y admitiendo cierto respeto por lo que supone desde la parte de riesgo, uno debe entender que lo que existe detrás no es mera especulación o un grupo de 'frikis' vendiendo su moto. Ya no. La tecnología Blockchain se está reconociendo por una parte de inversores, entidades financieras incluidas, y muchos gestores están utilizando las criptomonedas para diversificar y buscar correlación negativa. La regulación está avanzando hacia una mayor aceptación de estos 'tokens'. Los ETF sobre 'bitcoin' y Ethereum son un claro ejemplo pues, dentro de no mucho, serán una realidad. Y el mayor volumen negociado por estas 'altcoin' son la clara muestra de la fuerza con la que han llegado. Sin ser un activo para todos, sí debe ser entendido como una tecnología que acabará por utilizar aún sin darse cuenta y que, en cierta forma, justifica la rentabilidad obtenida hasta la fecha. La de futuro, esa ya es cosa suya.

De Vuelta

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios