Denuncias de fraude a los bancos en las operaciones de divisas

Según múltiples denuncias presentadas en los últimos meses, el Bank of New York Mellon y el State Street Bank habrían realizado fraude repetidamente, durante muchos años,
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Según múltiples denuncias presentadas en los últimos meses, el Bank of New York Mellon y el State Street Bank habrían realizado fraude repetidamente, durante muchos años, en todas las operaciones de compraventas de divisas para sus clientes institucionales en los Estados Unidos.

    Por ejemplo, el fondo de pensiones de Massachussets ha acusado al Bank of New York Mellon, su banco custodio, de sobrecargar al fondo en las continuas operaciones en divisas contratadas en las liquidaciones de compras y ventas. En su acusación detalla como BNY Mellon ha usado un esquema oculto para sobrecargar en último término a los pensionistas titulares del fondo, maximizando el beneficio para el banco custodio.

    El BNY Mellon ya ha recibido denuncias presentadas en Virginia, Nueva York y Florida. State Street, otro gran banco custodio internacional, ha sido denunciado en California y Arkansas. BNY Mellon y State Street Bank son los dos mayores bancos custodios y depositarios del mundo. Un banco custodio o depositario es aquel con quien trabaja un fondo de inversión, sicav o fondo de pensiones. Es quien paga y recibe las liquidaciones de las operaciones de compra-venta de estos fondos y quien guarda en depósito los títulos y activos.

    Este pasado 11 de agosto, BNY Mellon recibió una denuncia en Virginia por operaciones de divisas falsas en más de 73.000 operaciones. Según el juez, que rechazó las alegaciones del banco, éste ha tenido una conducta fraudulenta.

    Parece ser que se contrató a un informante secreto, que en este caso era un trabajador del departamento de divisas del propio BNY Mellon. A raíz de todas las pruebas acumuladas, se pudo presentar una demanda judicial este mes de octubre en Nueva York contra el BNY Mellon, acusándole de “sistemáticamente sobrecargar a sus clientes en operaciones en divisas, defraudando a sus clientes durante una década”.

    Estas demandas solicitan el pago a BNY Mellon de nada menos que 2.000 millones de dólares. La entidad ha negado cualquier mala praxis. Parece ser que estuvo buscando quién era el informador secreto durante mucho tiempo sin saber que era un propio empleado del banco.

    Según el Wall Street Journal, el BNY Mellon estaría negociando un acuerdo extrajudicial con la fiscalía de Manhattan para resolver su caso.

    Yo no soy abogado pero si un profesional del sector financiero y creo que estamos ante un robo, ante un fraude, o al menos es mi definición de aplicar un precio que sabes que no es el de mercado a alguien que tiene difícil comprobarlo. Es como si pones gasolina en una gasolinera que no indica el precio del litro y sólo una vez que te has ido puedes coger tu calculadora y averiguar si realmente te han aplicado el precio de mercado.

    Y no entro en explicar casos de particulares o empresas en el cambio de divisas porque es mucho más flagrante, aunque sean cantidades más pequeñas. La aparición del euro y la consecuente desaparición de muchas divisas nacionales provocó un gran descenso en los resultados de estos departamentos, pero el mercado de transacciones en divisas mueve aún volúmenes enormes.

    En el caso de los bancos estadounidenses, existen varios informantes secretos. Por un lado se contrató a Grant Wilson, empleado del BNY Mellon y a otros dos empleados de State Street. Parece que la investigación fue coordinada por la misma “garganta profunda” que avisó repetida y detalladamente del monumental fraude de Bernard Madoff, Harry Markopolos. Markopolos envió un extenso informe detallando el fraude de Madoff y llegó a entrevistarse con directivos de la SEC americana de Boston, pero no le hicieron caso. Cualquier profesional del sector que se lea el extenso informe que envió Markopolos a la SEC se dará cuenta de que el enorme grado de detalle del mismo le daba mucha credibilidad. Harry Markopolos es una especie de detective del sector financiero. Leí en su día que lo contrataban para investigar a hedge funds y/o otras entidades financieras. Harry ha escrito un libro sobre las claves del Caso Madoff llamado “No One Would Listen: A True Financial Thriller”.

    Aún no se ha pronunciado ningún tribunal, pero en realidad os he de decir que esta práctica está extendida por todo el mundo y sorprendentemente el regulador lo ha permitido. Por ejemplo en España todos los bancos con quien he operado a nivel institucional han intentado aplicarme precios de la compra de divisas que les favorecían a ellos y perjudicaban a mi fondo. Por este motivo, en Koala Capital Sicav, y en todos los fondos y sicavs que yo gestiono no dejo que el banco me compre los dólares o las libras o los francos suizos cuando adquiero los activos en esas divisas, sean acciones o bonos. Así pues, mi operativa diaria es mucho mas farragosa e incómoda pero evito que el banco se lucre a costa de mis clientes, ya que el regulador -en este caso el Banco de España- lo permite y lo ha permitido durante decenios. Se trata de una pequeña estafa diaria que con los años y decenios se convierte en una gran estafa.

    ¿Cómo se produce esta mala práctica? Muy sencillo: cuando ordenas una compra de acciones de Nestlé en la bolsa de Suiza, y tienes tu liquidez en euros, tu banco custodio-liquidador te carga la compra en francos suizos, pero la clave es a qué tipo de cambio entre el euro y el franco. La práctica habitual del fraude es decidirlo a final del día. Y, como las divisas oscilan mucho durante el día, decidir a última hora qué cambio le aplicas a criterio del banco custodio. Casualmente el precio del tipo de cambio va siempre muy a favor del banco -no será tan estúpido de provocarse pérdidas a sí mismo- y en contra del cliente. Lo alucinante es que los reguladores, la FED en Estados Unidos, el BCE en Europa, el Banco de España, el Banco de Francia, el Banco de Inglaterra, lo hayan permitido durante decenios.

    En la red social Impok se abrió un debate interesante alertando a quien compre un fondo denominado en divisas distinta del euro, ya que el banco liquidador de la operación decidía el cambio de la divisa que casualmente siempre es a su favor.

    Esto es el oeste, pero sin sheriff, o en todo caso con un sheriff que se lleva muy bien con los hermanos Dalton. 

    El Abrazo del Koala
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    87 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ÚLTIMOS VÍDEOS

    El Confidencial y La Sexta, dos medios contra el negocio del secretismo
    Hasta el ultimo Hombre Trailer Oficial Subtitulado
    Dirk Gentlys Holistic Detective Agency | official trailer (2016) Elijah Wood Douglas Adams SDCC

    ºC

    ºC