¿Qué son los mercados financieros? Los ahorros de tu madre

Ante cualquier problema en la vida, todos queremos encontrar un responsable, alguien a quien podamos culparle. Nuestra mente funciona por lógicas.

Autor
Tags
    Tiempo de lectura6 min

    Ante cualquier problema en la vida, todos queremos encontrar un responsable, alguien a quien podamos culparle.

    Nuestra mente funciona por lógicas. Cuando una persona es asesinada nos ponemos muy nerviosos, pero enseguida nos calmamos cuando se encuentra un culpable, el asesino. Pero aun lo estamos mas, si encontramos la razón, los motivos del asesinato siempre que sean lógicos desde el punto de vista de nuestra mentalidad. Cuando alguien asesina sin un motivo aparente nos ponemos todos muy nerviosos. Si además no se encuentra el asesino, el culpable del horrendo crimen, nos quedamos muy desmoralizados ya que nuestra mente no puede aplicar la lógica de lo que ha ocurrido al no encontrar el culpable y por tanto los motivos. Históricamente, muchas policías han detenido en asesinatos mediáticos a los “sospechosos habituales” para calmar a la población.

    Esta diabólica crisis económica, como la llamo yo, parece diseñada por un arquitecto diabólico que va cumpliendo sus maléficos deseos por fases y que a todos nos parece que estamos en una espiral de acontecimientos del que no parece posible salir. Estamos en una larga crisis porque es una crisis de valores, no es una crisis económica. Y como es una crisis de valores, nosotros solo vemos una crisis económica que nunca acaba.

    Pero es obligatorio encontrar un culpable para echarlo a los leones del circo y que el pueblo se vaya anestesiado a casa. Y es mejor un solo culpable que no varios. La mente humana quiere datos simples, sencillos y directos. Desde el inicio de la crisis de 2008 nuestras “mentes pensantes” han buscado y rebuscado a quien poder echar la culpa. No era fácil esta vez encontrarlo pero las “mentes pensantes”, que de tontas no tienen un pelo, encontraron hace unos años el “verdadero culpable” de toda esta crisis.

    Se decidió que la culpa es de los “mercados financieros”, y la verdad es que la decisión es realmente brillante por varios motivos:

    1. Es alguien muy poderoso, condición indispensable para ser creíble.

    2. Es alguien abstracto, lo que es genial porque no puede defenderse y por tanto nunca podrá negarlo.

    3. No está en nuestro país, lo que en el fondo es echar la culpa a gente de otros países que siempre es mas fácil en una crisis. Siempre se ha hecho históricamente, el enemigo mejor extranjero.

    No es extraño que cada semana veamos gente por la calle con una pancarta contra los mercados financieros, o lanzando huevos contra la bolsa, porque es el único símbolo físico de ese ente que nadie sabe muy bien qué es, los “mercados financieros”.

    Por favor cuando encontréis a alguien echándole la culpa a los maléficos “mercados financieros”, preguntarle que os lo argumente, que razone porque son los culpables. Me apuesto a que no encontrareis uno solo que tenga un argumento suficientemente extenso, detallado y convincente, pero os lo explicará muy convencido.

    ¿Quienes son en realidad “los mercados financieros”?

    Pues son los ahorros de tu madre.

    Esta es para mí una de las mejores definiciones. Bien es cierto, en realidad serian los ahorros de un trabajador alemán o chino o de la India. También serian en parte los ahorros de tu madre, por lo que siendo mas estrictos los mercados financieros son los ahorros de todos los padres y madres del mundo, con mucho mas peso de los padres de los países que tienen mas patrimonio y pueden prestarlo/invertirlo en otros países. Es decir los ahorros de los padres de los países como Estados Unidos, Inglaterra, Alemania, China, India, Canadá, Noruega o Holanda, aunque también los de todos los países del mundo desarrollado, ya que también quien ahorra e invierte en España está afectado por una crisis e impagos globales.

    Por qué son los ahorros de tu madre.

    Muy sencillo, los 13 países con los mayores fondos de pensiones del mundo, suman la cifra de 26.496 billones de dólares anglosajones y representan nada menos que el 76% del Producto Nacional Bruto (PNB) de esos mismos países. Por volumen total, el primero y mayor son los ahorros en fondos de pensiones en Estados Unidos con el 58% del total de la cifra de todos los fondos de pensiones. Japón le sigue a mucha distancia. Los ahorros de toda la vida de las familias japonesas suponen el 13% del total, y Inglaterra es el tercero mayor con el 9% del total. Informe mundial 2011, realizado por la consultora Towers Watson.

    El dinero de los fondos de pensiones, los que garantizan que estos ahorros de toda una vida no se pierdan, están invertidos vía “los mercados financieros” en bonos, acciones y divisas como activos básicos. Los gestores de estos grandes fondos de pensiones deben velar por conseguir una rentabilidad razonable anual para que, cuando las familias se jubilen, reciban la mayor cifra posible. Por tanto, si tienen miedo que su dinero prestado (bonos) o invertido (acciones) en un país o en una empresa pueda perderse, inmediatamente decidirán retirarlo y invertirlo o prestarlo en otro país o empresa que les transmita confianza y seriedad.

    La pregunta es, ¿debemos reprochar al que retira la confianza a un país o empresa por haberle prestado dinero, o bien debemos reprochar al que ha hecho un mal uso?

    Los fondos de pensiones son uno de los principales actores de los “mercados financieros”, otros similares son los fondos de inversión internacionales y los “Hedge Funds”. En todos los casos gestionan ahorros de particulares o instituciones, fundaciones, empresas, etc..

    El último gran actor de los “mercado financieros” no incluidos entre las categorías anteriores son los propios países como China, India, Brasil, Rusia o Noruega con enormes excedentes de dinero por sus superávit, que invierten sumas astronómicas en los bonos y acciones de los principales países occidentales. Pero no os engañéis, quien gestiona las reservas de divisas del banco central chino, en realidad esta administrando el dinero de todos los habitantes chinos que trabajan 15 horas al día y ahorran.

    En resumen, los “mercados financieros” como veis son en realidad los ahorros de tus padres. Cada vez que alguien te hable de los maléficos “mercados financieros” piensa que al final de su caparazón está el dinero de toda la población mundial que ha podido ahorrar. No les critiques por protegerlos, mejor incentívales a que inviertan en tu país o empresa.

    Como muy bien decía ayer Salvador Mas en su Twitter, “¿Por qué lo llaman mercados cuando quieren decir acreedores?”

    El Abrazo del Koala
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    47 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios

    ºC

    ºC