Financiación Alternativa

¿Puedo financiarme en Bolsa?

Durante los dos últimos meses  se han registrado solicitudes para salir a cotizar a la bolsa norteamericana por el doble del valor de lo que se
Fecha
Tags

    Durante los dos últimos meses  se han registrado solicitudes para salir a cotizar a la bolsa norteamericana por el doble del valor de lo que se ha colocado en los seis primeros meses del año. Las razones son dos: las compañías necesitan financiación, y entre los inversores ha disminuido de forma significativa la aversión al riesgo.

     

    En España, donde hay poca representatividad de la economía en la bolsa y donde históricamente ha habido una enorme dependencia de las empresas a la financiación bancaria, las compañías medianas españolas pueden encontrar financiación en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB), y los inversores oportunidades para rentabilizar su capital.

     

    El  MAB está creado desde hace un año para que puedan cotizar empresas de reducida capitalización con unas reglas “a medida”.

     

    Para los empresarios que se planteen buscar financiación en el Mercado Alternativo Bursátil,  adjunto algunos temas que les plantearán los inversores y que su cumplimiento seguro les facilitará “saltar a la Bolsa”.

     

    1. Crecimiento. En un mercado, el español, donde las historias de crecimiento escasean, debería existir interés en compañías de crecimiento derivado del nicho en el que opere u oportunidades de nuevas líneas de negocio o nuevos mercados.

     

    2. Un equipo gestor que pueda llevar a cabo la estrategia de la empresa con éxito y que sea capaz de comunicarlo de forma efectiva a los inversores. 

     

    3. Gobierno Corporativo. El inversor institucional solicitará unas reglas de buen gobierno corporativo mínimas que le garantice protección (consejeros independientes, comisión de auditoría,…)

     

    4. Transparencia y puntualidad con la información relativa a la compañía y relevante para su cotización.

     

    5. Precio de colocación a partir del cual el inversor pueda recibir una rentabilidad razonable para el riesgo en el que está incurriendo.

     

    En España hay muchas compañías que cumplen estas características, y por lo tanto podrían  beneficiarse de las mejores condiciones que estamos viviendo en las bolsas de valores para obtener financiación para su crecimiento.  Si,  adicionalmente,  se rodean de los asesores correctos y le dedican el tiempo necesario para la preparación (sólo se sale a Bolsa una vez y hay que hacerlo bien), la Bolsa será la verdadera fuente de capital a la que no han podido acceder  hasta ahora.

     

    ¡Que no se escape la oportunidad!

       

     

    Constantino Gomez, Arcano Capital

    #1
    Compartir
    El problema actual es que España cotiza con unas primas de riesgo demasiado elevadas como para ser rentables [gracias a las políticas desastrosas de un profesor de derecho que un día pensó que podía gobernar un país con una sonrisa y mucho talante...]

    La idea es muy buena, insisto, pero en un entorno tán deprimido, pocos inversores hay. Y ese es el gran problema...
    Ampliar comentario