Financiación Alternativa

Los bonos basura, con perdón, digo... bonos de alto rendimiento

Cuenta la leyenda que en un árbol encaramado se encontraba un empresario español, que sobresaltado por los gritos de su banquero perdió apoyo y cayó…en los

Cuenta la leyenda que en un árbol encaramado se encontraba un empresario español, que sobresaltado por los gritos de su banquero perdió apoyo y cayó…en los brazos del mercado de Bonos de Alto Rendimiento (nada que ver con la escuela de tenis del mismo nombre). 

 

Los bonos de alto rendimiento o High Yield son aquellos que reciben un rating por parte de las agencias Standard & Poor´s, Moody´s o Fitch por debajo del grado de inversión (BBB-/Baa3), es decir, reciben un rating de BB, B o CCC en cualquiera de sus variantes y sabores.  Entre Ud. y yo esto es lo que antes se conocía como Bonos Basura y ahora como Inversión Grado Especulativo o Alto Rendimiento, eufemismo donde los haya, pero en este caso con sentido y consentido.  En cualquier caso a mí me parece mucho más democrático el llamarlos Bonos de Alto Rendimiento, y sé que el Ministerio de Igualdad de Bibiana estaría de acuerdo, no vayamos a discriminar en contra de los pobres bonos esos llamándoles cosas feas, que Valdemingómez también tiene su corazoncito.  Pero no se me desvíe oiga.  No hace falta remontarse mucho para acordarse de cómo los bonos basura de entonces ayudaron a financiar la orgía de pagos de licencias de telecomunicaciones 3G durante la era dotcom 1999-2002.  Y resulta que ahora vienen al salvamento del mercado de financiación corporativo cuál José Mota enfundado como Tío la Vara, dado que…ejem, no sé si alguien se ha dado cuenta de que la política de tipos bajos y pseudo liquidez está sirviendo para financiar el riesgo soberano y recapitalizar el sector financiero, ¿ pero al empresario ? ni un soplo en el ojo.

 

A lo que vamos que se me vuelve a desviar.  El caso es que las emisiones de bonos de alto rendimiento en Europa pasaron de ser inexistentes en el 2008 a totalizar 42.000 millones de dólares en el 2009 (similar al pico de 43.000 millones de dólares emitido en el 2006), cifra que será fácilmente superada en el 2010.  Las razones del éxito de público y taquilla son varias, pero principalmente la desaparición de los Bancos del mercado de financiación de fusiones y adquisiciones apalancadas (LBO), y el calendario de vencimientos de préstamos de grado especulativo en los próximos años.  Mención aparte merece este último punto, uno no es que quiera hacer como Pedro y el Lobo, pero así sin que me oiga nadie les diré que se avecina un Tsunami de vencimientos de deuda corporativa bancaria en el 2012 y 2013 que necesita de casa y los bancos no pueden dársela.

 

Y dale, bueno a lo que íbamos, usted es un empresario español cumplidor que tiene que refinanciar su préstamo con el banco de toda la vida y con el banquero de toda la vida.  Sí hombre, con Paco el de la sucursal, el del mus del viernes tarde y los aperitivos del sábado.  Pues tiene usted tres opciones, 1) entregar a Paco las llaves de casa y su pensión, prestarle a su mujer por una noche y el nieto cuando nazca, 2) cambiar el objeto social para producir Flins y Piniculas y así acceder al mercado de subvenciones, sobre todo si las rotula en catalán (una variante sería producir energía solar o dar cursos de formación a sindicatos, que rentable es un rato), o 3) emitir bonos de Alto Rendimiento (sujeto a mínimos de volumen).

 

Y si esto le parece un poco lejano le diré que cuando usted conduce un Fiat o Ford conduce un coche basura (ambas compañías son los mayores emisores de Bonos Alto Rendimiento), cuando se toma un bocadillo es probable que sea comida “de Alto Rendimiento”  (Campofrío), y cuando se conecta por la banda ancha basura (Ono, Jazztel) usa energía basura (Abengoa).  Pues ahora que lo dice, sí, los pagarés de Rumasa son también Bonos de Alto Rendimiento.  Y…¿ quién sabe ?, si la SGAE estuviera a cargo y la fusionamos con la CNMV (¡qué idea!), la Tasa de Basuras de Gallardón gravaría también la emisión de Bonos Basura, ¿ pero…otra vez ? …perdón Bibiana, Bonos de Alto Rendimiento.

 

Manuel Mendivil de Arcano

#5
Compartir
3 Y es Hank Paulson o Tim Geithner, Padre Prior
Ampliar comentario
#4
Compartir
3 Ya sé que el mark to market no existe en nuestra piel de toro, señor mío.

Mi pregunta iba sobre la deuda bancaria. Otra pregunta : ¿los LBOs se produjeron en el sector bancario?
Ampliar comentario
#3
Compartir
2 Las añadas en las que se produjeron estos excesos son 2006 y 2007, debido a los excesos del mercado LBOs, donde los múltiplos de compra eran 2 y 3x EBITDA más altos que en el periodo anterior, y porque los CLOs compraban todo. El mark to market no existe en España.
Ampliar comentario
#2
Compartir
Es uvedé un genio, Sr. Mendivil.

Le acaba de salir un fiel lector.

Sólo espero que sus obligaciones en Arcano permitan que siga escribiendo.

Ampliar comentario
#1
Compartir
Lo que está claro es que todo vá apareciendo por fáses, ahora nos toca esta....http://www.aedru.org/VARIOS/CRISIS/Bookmarks----crisi.htm
Ampliar comentario