La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Obama gana, Europa pierde. No debemos imitar el precipicio fiscal

"Tonight, you voted for action, not politics as usual." Barack Obama “The American people responded by renewing our House Republican majority… There's no mandate for
Autor
Tiempo de lectura8 min

"Tonight, you voted for action, not politics as usual." Barack Obama

“The American people responded by renewing our House Republican majority… There's no mandate for raising tax rates”. John Boehner 

Hace meses que hablamos en esta columna del precipicio fiscal americano y también alertábamos sobre el peligro hace casi un año en el Roundtable de Cotizalia y esta semana McCoy analizaba los números de Estados Unidos tras las elecciones.

El miércoles comentaba en Twitter que “para los que piensan que Obama es bueno para Europa y las empresas españolas, hoy termina el espejismo”. Estados Unidos se enfrenta a un problema económico de unos 650.000-750.000 millones de dólares el 31 de diciembre. El “precipicio fiscal” (fiscal Cliff) no ayuda a Europa en nada.

Se llama “precipicio fiscal” al enorme grupo de aumentos de impuestos, recortes de gasto y cancelación de deducciones que se implementarían el 1 de enero de 2013 en EEUU si el Congreso no interviene y que supondría un impacto negativo sobre la economía de unos 750.000 millones de dólares, el 5% del PIB de EEUU -según Deutsche Bank, Barclays y Goldman Sachs-.

 

Si EEUU no llega a un acuerdo fiscal entre republicanos –que controlan el Congreso- y demócratas, el 2 de enero de 2013 el Presupuesto norteamericano estará secuestrado, es decir, se pondrán en marcha esos aumentos de impuestos y recortes por ley. ¿De verdad creemos que van a pegarse un tiro en el pie y “no negociar” –let’s not make a deal- como exige Krugman?

“Americans, welcome to Europe” (Keith McCullough)

El mayor error que puede cometer la nueva administración es "europeizarse" y dedicarse a cubrir un gasto público insostenible con impuestos. ¿Lo hará? No. No tiene más que ver el “exitazo” de nuestros países. La bola de deuda –la factura que pasamos a nuestros hijos y nietos para justificar nuestro egoísmo- se puede reconducir cercenando gastos.

Todos los analistas asumen que en febrero de 2013 se corre el riesgo de sobrepasar de nuevo el “límite de deuda” de Estados Unidos. Ese límite no se va a cubrir solo con aumentos de impuestos, como pretenden algunos, ya que hundirían la economía –un 7% según Morgan Stanley-.

El problema en EEUU no es de ingresos –que se soluciona con el vencimiento de parte de las deducciones fiscales- sino de gasto excesivo. Un gasto público, que –ajustado por inflación- ha sido el más alto desde 1951 durante el primer mandato del presidente Obama (datos Office of Management and Budget).

El 82% del aumento de deuda de EEUU desde 2008 se explica por el aumento de gastos, según George Mason University.

 

Si es usted optimista y piensa que otra ronda de expansión monetaria lo “soluciona” todo, váyase de vacaciones hasta febrero, porque vienen curvas y muchas negociaciones.

Todos los parches para mitigar el impacto del precipicio fiscal americano –tirar de imprenta y aumentar a la vez la deuda de EEUU- tienen como consecuencia depreciar el dólar, fortalecer a la industria americana y acaparar el mercado de deuda para dar la patada hacia delante. El parche del problema de Estados Unidos se pega con peores perspectivas para Europa. Menos exportaciones, un euro al alza y menos capital disponible para financiar nuestro también enorme problema de deuda, 3 billones de deuda adicional europea acumulados en ocho años.

 

"The race to force defaults on fellow countries is on" (la carrera a forzar impagos en otros países ha empezado)

Obama no está loco ni va a convertir a los Estados Unidos en un equivalente a Francia, donde el Estado acapara más de un 54% de la economía. Ni quiere, ni puede. Su gestión en los últimos cuatro años le ha llevado a recapacitar sobre sus aspiraciones “verdes” y gracias a ello hoy Estados Unidos está cada vez más cerca de la independencia energética, pagando unos precios de gas y petróleo que son un 60% y un 20% menores respectivamente a los que pagamos los listos de la subvención en Europa.

Pero, sobre todo, Obama no es Papa Noel para Europa. EEUU sabe que más deuda solo puede venir siendo más atractivo para el inversor. Y cuando hablamos de tanta deuda, es como cuando salíamos a ligar de jóvenes. Hay mucha oferta y no solo hay que parecer más guapo, sino mostrar que los demás son más feos. Y el problema aquí es que no hace falta ni mostrarlo. Permítanme presentarles al feo. Le presento al monstruo europeo, que se hace “feo” a los inversores solito porque decidió hacerse “gordo” –con deuda y más Estado- en vez de fuerte, delgado y resultón. Somos el que pone los discos en la fiesta.

No es de extrañar que el mercado se lance a comprar bonos americanos y británicos y suban las primas de riesgo en Europa al día siguiente de las elecciones. La crisis de deuda es un pulso económico que, como la guerra fría, es a ver “quien pierde antes”, no quien gana.

Yo estoy convencido. El acaparamiento “crowd-out” de EEUU sobre el mercado de deuda ampliará la crisis europea. Porque al contrario de lo que piensan todos los defensores del gasto, el capital disponible se reduce,  no “a pesar de las impresiones de moneda” sino precisamente por ellas. Los bancos centrales buscan empujar a los inversores a los activos de riesgo, pero ellos responden reduciendo volúmenes y activos. Un 20% en 2012, un 7% más desde septiembre. Toman riesgo, si, pero bajan las fichas de la apuesta. 

La desconfianza es tal que el “refugio” es el menos malo. Y a “menos malo”, con perdón, nos ganan los países anglosajones tanto en credibilidad institucional y seguridad jurídica, como en comercio. Nos damos palmaditas mientras nos cargamos de deuda y perdemos la oportunidad de competir en margen, no en volumen. Preferimos ser gordos a ser fuertes.

Obama, Bernanke, Romney o Ryan lo saben. La credibilidad institucional lo es todo en el mercado de deuda. Y por mucho que se imprima dinero, sin apoyo financiero institucional privado, la pirámide se cae. El error de Europa ha sido pensar que entre nosotros nos bastábamos y sobrábamos. El acierto de EEUU en esta carrera –que todos ustedes saben que no apoyo- es recibir el dinero extranjero, inversor, con brazos abiertos. No repelerlo. A pesar de todo lo que queramos criticar a demócratas o republicanos, la diferencia con Europa es abismal: comercio contra proteccionismo.

Sabemos que Estados Unidos puede llevar a cabo otra patada hacia delante porque el 80% de las transacciones mundiales se hacen en dólares. El euro es un juguete. Cuando escucho que “dentro de poco las transacciones de petróleo se harán en euros” me parto. Llevo oyéndolo desde 1999.

“Reagan did it with missiles, Obama does it with a smile” (Reagan lo hizo con misiles, Obama con una sonrisa)  

En Estados Unidos saben que detrás de la impresión de moneda y de la deuda se necesita un sector privado financiero fuerte que la tiene que apoyar. La Fed no es nada sin el apoyo privado. Aquí, en la Unión Europea, estamos cometiendo el mismo error que cometió la URSS con Reagan. Pensar que solos nos las apañamos, que podemos aceptar órdago tras órdago y que nos tienen envidia. Y lo siento, pero en EEUU tienen la partida ganada. Sobre todo si los países europeos, al calor de la más que probable patada hacia delante americana, decidan emularla. Es el anzuelo que nos lleva a morir y a la cesta. Es el mismo error que llevó a la URSS al colapso, solo que ahora sin misiles, con una sonrisa y cantando “signed, sealed, delivered”. Alemania, aunque moleste, tiene razón, porque sabe que Europa importa inflación, EEUU la exporta. Más deuda nos hará más débiles.

No copiemos. Siempre lo digo. Que yo tenga menos deuda que Donald Trump no significa ni que pueda, ni que deba endeudarme como él.  Europa y España solo van a fortalecerse saliendo de la espiral de deuda, no emulando otras conductas en las que no ganaremos ni por comercio, ni seguridad jurídica ni acceso a capital financiero.

Austeridad –verdadera austeridad, no recortes para mantener gasto político- es la única manera de fortalecernos. Ya les mostré en mi artículo sobre el “default interno” el estudio de Ken Rogoff que prueba que los países con menos endeudamiento y menos gasto público crecen más.

“In Spain there is no fiscal cliff, just cliff” (En España no hay precipicio fiscal, solo precipicio)

Y en casa… La Comisión Europea estima que España tendrá un déficit de 8% en 2012, 6% en 2013 y 5,8% en 2014. Cuando lean “déficit” lean “perdidas”, deuda. Total, casi 220.000 millones más de deuda. Casi un tercio del “precipicio fiscal” de todo Estados Unidos para nosotros en deuda adicional al billón ya existente. O cercenamos la deuda o perderemos la carrera a ver quién “hace impago primero”.

No somos Estados Unidos. No copiemos lo malo, el endeudamiento y gasto público. Copiemos lo bueno, el dinamismo, la cultura financiera y comercial, la credibilidad institucional y la seguridad jurídica. Ya sé que es predicar en el desierto, pero…

Nota: los entrecomillados pertenecen a comentarios leídos de gestores en Londres y EEUU el miércoles tras las elecciones

#51
A pesar de que el d
Ampliar comentario
#50
Este comentario ha sido eliminado por el moderador.
Ampliar comentario
#49
48 Tambi
Ampliar comentario
#48
Este comentario ha sido eliminado por el moderador.
Ampliar comentario
#47
46 Disculpe, la remisi
Ampliar comentario
#46
42 Hola;

Murray Rothbard, nacido en el Bronx.

Ampliar comentario
#45
No hay que complicarse la vida tanto. Los ciclos econ
Ampliar comentario
#44
A la vista de tan amplio informe, me da la impresi
Ampliar comentario
#43
33 que tiene que ver si yo estoy endeudado o no para que el Sr. Lacalle afirme que EE.UU exporta inflaci
Ampliar comentario
#42
Este comentario ha sido eliminado por el moderador.
Ampliar comentario
#41
Certerisimo articulo. Por cierto, de lo poco certero y sensato y.....real que he leido en la prensa espanola. Tantos parecen estar en las nubes de un cielo fiscal imaginario e imaginado. Muchas gracias.
Ampliar comentario
#40
Este comentario ha sido eliminado por el moderador.
Ampliar comentario
#39
Se suelen leer art
Ampliar comentario
#38
15 Alucinante es la perorata que lanza Vd. para no decir nada coherente.
H
Ampliar comentario
#37
34 La deuda de Irak y el resto est
Ampliar comentario