Emoción, intriga, dolor de cartera…

Sí, “esas sensaciones” han vuelto. Ha vuelto ese vistazo a las cotizaciones cada pocos segundos; esas dudas de si salir del mercado corriendo como alma que

Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    Sí, “esas sensaciones” han vuelto. Ha vuelto ese vistazo a las cotizaciones cada pocos segundos; esas dudas de si salir del mercado corriendo como alma que lleva el diablo o esperar a los rebotes para hacerlo; esa incertidumbre de si cerrar la posición ahora, cuando  podías haberlo hecho hace una semana, con lo claro que parecía… ahora. Eso es lo grandioso del mercado: es absolutamente impredecible.

     

    El martes pasado cenamos en Madrid unos de los cuantos que participamos en el informe “Así ven los bloggers financieros 2010”. Uno de nosotros, no diré el nombre para no ganarme enemigos gratuitamente, dijo que el mercado era fácilmente predecible a corto plazo y que los días siguientes iban a ser bastante planos. Pues casi. Estas jornadas posteriores han sido las más violentas de los mercados desde octubre, las más vertiginosas, las más volátiles.

     

    Yo le dije que no, que los mercados eran absolutamente impredecibles, y menos a corto plazo. Será que me estoy haciendo viejo, pero cada vez me sorprende más que siga habiendo gente que piense que somos “relativamente” racionales y que podemos saber cómo se van a mover las corrientes de decisiones de la humanidad, lo que aplicado a las bolsas son los mercados.

     

    Lo que sí podemos ver, en cambio, son señales, huellas, indicadores. El lunes pasado comenté en este mismo espacio una de esas señales, el excesivo optimismo de los inversores en el arranque del año. Todos los indicadores de sentimiento se habían desplazado a niveles extremos. Algo que pocas veces había pasado y que, cuando había sucedido, había  provocado tormentas en las bolsas.

     

    No había que ser adivino para saber que volvería a ocurrir, la duda era cómo de radioactiva iba a ser la lluvia porque, excepto para los traders, violentas correcciones como las de los últimos días, si no van más allá, no deben ser motivos para tocar mucho la cartera. Las bolsas suben y bajan, y si uno intenta coger cada subida y cada bajada, acabará haciéndolo al revés y pagando muchas comisiones a su broker.

     

    La duda, como dije entonces, era cómo de profundo iba a ser el castigo, si iba a ir “más allá o no”. Y comenté también que yo de momento no iba a tocar mi cartera personal, con fuerte exposición a bolsa, hasta que se aclarara un poco más la contundencia del movimiento. Para ello me quería fijar en el sentimiento, en la velocidad de caída del optimismo sobre los mercados.

     

    Y lo que vi, de momento, no me gustó nada. En los resultados preliminares de la encuesta mensual de Morningstar y Unience, que acabamos de cerrar, la mayoría vuelve a ser muy alcistas, a pesar de la violenta corrección. En la encuesta de la estadounidense AAII, la caída de los que se mostraron bullish tampoco fue demasiado pronunciada, si bien es cierto que la encuesta se realiza el miércoles y allí el martes Wall Street había cerrado en máximos. Indicadores a vigilar muy de cerca por un contrarian investor.

     

    Servidor ha reducido ya humildemente su exposición a bolsa, por primera vez desde que comenzó el rebote, vendiendo Google y añadiendo un fondo de rentabilidad absoluta a la cartera para bajar la volatilidad. Imposible saber hasta dónde llegará la caída y si se trata sólo de un paso atrás para coger impulso o si estamos ante algo mucho más serio. Por eso, mejor cubrir la cartera y analizar la situación de mercado lo menos influido posible por estar alcista o  bajista, que siempre condiciona porque uno busca que el mercado le de la razón.

     

    ¿Se ha roto la tendencia alcista iniciada en marzo? Opiniones hay para todos los gustos. Los lectores del blog Bespoke Investments decían a finales de la semana pasada que sí, que la fiesta ha terminado, pero el viernes en este blog daban cuenta de que el mercado estaba  sobrevendido; dshort, otro de mis blogs favoritos, recomendaba poner mucha atención en las cercanías de los 1.110 puntos, un nivel para ellos clave que al final el viernes se perdió con violencia; en cambio, en Jesse’s Café American, señalan que la tendencia todavía se mantiene intacta.

     

    ¿Qué pasará? ¿A quién seguir? Curiosamente, estos dos últimos blogs, pese a mostrar unas conclusiones tan distintas en sus análisis, terminan sus post con una misma idea: la próxima semana, o sea esta que hoy empieza, va a ser muy interesante… Como decía el viernes un  usuarios de Unience, bienvenidos al tobogán. Abróchense los cinturones.

    No Brain, No Gain
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    4 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios