Sigue esta sección:

Perlas de Kike

Netflix, o cómo ganar dinero con Internet y los contenidos audiovisuales

Quizá no lo sepan pero, mientras en España perdemos el tiempo discutiendo leyes absurdas, en otros países como Estados Unidos autores, empresas y usuarios tienen ya
Fecha
Tags
    Quizá no lo sepan pero, mientras en España perdemos el tiempo discutiendo leyes absurdas, en otros países como Estados Unidos autores, empresas y usuarios tienen ya un modelo de negocio montado en el que todos salen beneficiados. No quiero decir con ello que no sea interesante debatir las leyes, quiero decir que hay gente anclada en el pasado que no ve más allá de dos palmos de su nariz e intenta culpabilizar al resto del mundo de ello tratando de imponer lo que nadie entiende. Eso es perder el tiempo.
     
    Los autores tienen que ser remunerados, de acuerdo, pero no a base de chantaje, no a base de imposición, tienen que serlo por su trabajo. Para ello es necesario crear un modelo de negocio válido, cuestión que en nuestro país no parece querer entenderse. Aquí pretenden que cojas tu coche, te vayas a un gran almacén y pagues tanto por un DVD como por tu conexión ADSL en donde está todo lo que buscas y sin moverte de casa. Película que además seguramente te estés comprando porque te gustó en el cine. Absurdo. Vean si no lo siguiente, se llama “Netflix Inc” y está triunfando en EEUU y Canadá.
     
     
    NETFLIX INC.
     
    En mi repaso diario de las noticias del día me llamó poderosamente la atención la siguiente gráfica:
     
     
    Como pueden observar muestra que sectores han sido los que mejor se han comportado en bolsa desde la quiebra de Lehman Brothers. La primera posición indiscutible es para “internet retail” con una subida del 146%. Al verlo lo que se me vino a la cabeza fue lo bien que está funcionando Amazon, pero observando los datos (tabla inferior a la gráfica) podrán ver que la segunda posición de las mayores subidas pertenece a Netflix con un importante 533%. Cifra lo suficientemente notable y empresa con un modelo de negocio lo suficientemente interesante como para dedicarle esta entrada.
     
    Para situarnos en contexto. Netflix se creó en 1997 en “Los gatos”, California, a unos 15 minutos en coche de Cupertino por ejemplo. La idea de los fundadores, Reed Hastings y Marc Randolph, fue montar una empresa de alquiler de películas por internet que no cobrase recargos por los retrasos para competir con superficies como Blockbuster. Posteriormente también tendría mucha fama por establecer una tarifa plana para sus usuarios. Entre el auge del DVD y el auge de internet les fue bien, en 2002 ya enviaban 190.000 DVDs al día y consiguieron salir a bolsa con un precio por acción de 15 dólares.
     
     
    Todo iba de maravilla, pero un estudio de mercado les desveló lo obvio, el negocio de los DVDs estaba condenado a desaparecer. De ahí surgió lo que hoy en día es Netflix. En 2007 afrontando la situación decidieron dar el salto al streaming, al principio ofertando una hora de dicho servicio por cada dólar pagado al mes por el usuario y ya en 2008 ofreciéndolo de forma ilimitada. Cualquier cliente podía ver todo el streaming que quisiese de lo ofertado, series, documentales y películas, simplemente por tener contratado su servicio mensual de DVDs (salvo los que pagaban 4.99 dólares por 2 DVDs al mes que siguieron limitados).
     
    Si bien es cierto que, a pesar de ofrecer el servicio, los contenidos para ver directamente a través de internet eran muy inferiores a su gran colección en soporte físico. Por eso la revolución llega en 2009 y 2010 cuando se firman acuerdos con las grandes productoras, los clientes aumentan de forma exponencial y se empieza a hablar de expansión internacional. ¡Todo ello ganando dinero! De ahí que los inversores “se volviesen locos”.
     
     
    ¿Están triunfando por tener leyes a medida? ¿Están triunfando con la coacción? ¿Están triunfando por hacer siempre lo mismo? No, triunfan porque se adaptan, triunfan porque dan lo que el usuario quiere. Las comparaciones a veces son odiosas, y en este caso más. Vean sus tarifas y piensen en España.
     
     
    La tabla muestra los precios antes y ahora con tres categorías principales. La primera es el streaming ilimitado por menos de 8 dólares al mes. La segunda es una tarifa plana de envío de DVDs + streaming ilimitado que parte de 9.99 dólares, puedes hacer la cantidad de pedidos que quieras pero el precio aumenta si solicitas varios DVDs en cada uno de ellos, no hay recargos por retraso ni costes adicionales por el envío o la devolución. El tercer plan es más modesto, 2 DVDs al mes por 4.99 dólares sin streaming. Con blu-ray se sumarían 2 dólares a cualquier plan anterior.
     
    Pues bien, una vez aclaradas las tarifas.  ¿Alguien me explica como en España cuesta más un DVD en una tienda que en EEUU streaming y alquiler de DVDs ilimitados un mes? ¡Y llaman piratas a los internautas! A mí se me ocurren otras explicaciones de la situación…
     
    Podríamos pensar que todo es demasiado bueno para ser cierto, que al igual que Spotify sufrirá pérdidas notables. Nada más lejos de la realidad, Netflix es muy rentable:
     
     
    El año pasado tuvieron una facturación de 1.670 millones de dólares, que en 2010 batirán sin problema. El beneficio operativo, beneficio de explotación o EBIT fue de 191 millones, cuota que ya han superado en los nueve primeros meses de este año con 205 millones. Además no tienen casi deuda y sus clientes no paran de crecer.
     
     
    ¿Problema? Primero que ya está valorada en casi 10.000 millones de dólares, lo cual puede parecer una locura aunque si miramos precios de otras empresas de internet ya no lo es tanto, al menos Netflix tiene beneficios y es rentable. Quien haya conocido esta empresa en 2009 puede haber ganado mucho dinero, sus números eran de “caballo ganador”. Ahora la cuestión es ¿conseguirá vencer al aluvión de rivales que se sienten atraidos por el streaming? Amazon, Apple, Hulu, Google, quien sabe cuántos. En mi opinión es la principal incertidumbre a la que se enfrentan.
     

    No obstante esta entrada no pretende ser ninguna idea de inversión sino servir de comparación entre dos mundos opuestos, uno en el que se atiende al mercado y otro en el que se intentan manejar influencias para no aceptar la realidad. La SGAE recaudó por el canon unos 28 millones de euros en 2009, por ventas de discos y soportes físicos otros 20 millones. Cierto es que Netflix actúa en un mercado mucho mayor y de ahí sus cifras, pero aún así ¿nadie se da cuenta que es mucho mejor para todos? Los autores pueden vivir de su trabajo y no de forma pedigüeña, las empresas pueden ganar dinero, generar prosperidad y crear empleo, los usuarios pueden tener lo que buscan de forma totalmente legítima por un precio justo. ¿Nadie se da cuenta de esto en nuestras “altas esferas culturales”? 

    Perlas de Kike
    Comparte en:
    Sigue esta sección:
    #25
    Compartir
    Nefasta como presidenta, veo que tampoco tendrá futuro en la Teletienda.
    Por cierto, ardor de estomago asegurado con ese espumoso.
    Ampliar comentario
    #24
    Compartir
    Me parece genial que la Sra Cospedal promocione los productos de su tierra. Se acuerdan ustedes cuando hizo lo mismo un miembro [consejero] de la Generalitat de Catalunya?, rápidamente se empezó a pedir boicot a los productos catalanes, por que los políticos catalanes pedían que se boicoteara a los productos españoles, se acuerdan???
    Ah claro, nadie se acuerda de ello, ruego que los que dijeron y escribieron aquello, ahora digan que la Sra Cospedal boicotea los productos españoles también [del resto de España].
    Tener memoria es importante...
    Ampliar comentario
    #23
    Compartir
    Qué borrachilla!!!
    Ampliar comentario
    #22
    Compartir
    Qué buena mesa! Se nota que vive de la política! En mi casa no tendremos tantas viandas estas navidades.
    Por cierto ¿Y por qué brinda esta individua? ¿Hay algo que celebrar?
    Ah claro ! Que ya ha colocado a su marido, en la línea más claramente prepotente y nepotista,en su consejillo de administración.
    Esta es la gentuza que tenemos en la clase política de este país : parientes enchufados y cuentas en Suiza o Andorra.
    Ampliar comentario
    #21
    Compartir
    Ampliar comentario
    #20
    Compartir
    1 El crack de Garci. Lo mejorcito del cine español desde el 77.
    Ampliar comentario
    #19
    Compartir
    si la sgae y Sinde hubieran gestionado en el siglo XIX no podríamos haber prestado ningún libro ni aceptado ninguno.

    compartir, que no revender, es la manera más fácil y general de hacer llegar la cultura al máximo de habitantes.

    nadie revende nada excepto en el top manta, pero visto el, de nuevo excepcional, artículo de Kike, cobrar 30 euros por algo que vale 9 [y llevándote 5] para que los artistas mantengan a managers, cocineros, entrenadores personales, traductores, estilistas y demás en sus pisos de Miami, me parece que es ROBAR.

    Ampliar comentario
    #18
    Compartir
    Perdón, he insertado el enlace a la segunda parte, esta es la primera:
    Modelos de negocio: Cómo ganar dinero en un mundo perfectamente copiable [I]
    Ampliar comentario
    #17
    Compartir
    Os acerco esta enlace como complemento al gran artículo de Kike:
    Modelos de negocio: Cómo ganar dinero en un mundo perfectamente copiable [y II] al final viene el enlace a la segunda parte.

    Resumiendo, las copias &034;piratas&034;, dan fama, hacen conocer el producto y complementan y mejoran las ventas; si leen los artículos obtendrán varios ejemplos muy muy exitosos de autores que cuelgan gratuita y directamente en Internet sus obras, que regalan parte de su obra o que tras el permitido pirateo sacan a la venta una obra ya muy conocida y popular.

    Hay muchas fórmulas de venta que se benefician del &034;pirateo&034; y les habla de autores muy reconocidos como Paulo Coelho [literatuRa], Radiohead [Música], etc.
    El autor al que solo conocen en su casa tiene a su alcance a través de Internet un escaparate gratuito y de alcance mundial, el problema es que HAY QUE VENDER UN PRODUCTO BIEN HECHO, si eres un excelente músico o escritor seguro que ganarás muchísimo dinero, pero por estos lares funcionamos con la nostalgia de los tiempos del DERECHO de PERNADA.
    Ampliar comentario
    #16
    Compartir
    Excelente blog, día a día.

    Moi bo nadal, Kike.

    Ampliar comentario
    #15
    Compartir
    Buena fórmula la americana.
    Para la inmensa mayoría de los directores y actores españoles progres cejudos, habría que invertir el sistema:
    Que nos ingresen en cuenta cinco euros por cada bazofia española vista por nosotros y si es de revanchismo de la Guerra Civil,con curas tragones y venales y tenientes nacionales violadores de niñas republicanas; diez euros.
    Podría ser en concepto de devolución de impuestos de Sinde-subvenciones y de la SGAE.
    Algo así como la devolución del IVA, pero en serio.
    Ampliar comentario
    #14
    Compartir
    9

    Quiero pedir perdón.

    No sólo es Airbag la mejor película española [más entretenida y de humor inteligente, para los que algunos vamos al cine, vamos] sino que también está Planet 51, lo que pasa es que está tan bien hecha que parece americana y por eso se me pasó...
    Ampliar comentario
    #13
    Compartir
    En España pasan muchas cosas, pero por no extenderme y para no desviarme de lo expuesto en el artículo, lo resumiré de la siguiente manera:

    1. Como dice el 1, si se habilitara el modelo Netflix, no compraban pelis españolas ni el Tato, por lo el clan Bardén y los Ramoncines y compañía estarían apostados en los cajeros automáticos atracando a gente, y haciendo alunizajes en las joyerias.

    2. Ayer se aprobó una ley que responsabiliza penalmente a las personas jurídicas de las acciones delictivas de sus empleados, y resulta que los partidos políticos, los cuales son personas jurídicas, estan exentos [o sea inmunes] de la aplicación de dicha ley para con ellos.

    Con esto está todo dicho.

    Ni siquiera hace falta entrar en disquisiciones sobre lo justo o injusto de sus privilegios respecto al cobro de pensiones máximas cada 8 años trabajados en un cargo público distinto, que además no son excluyentes sino acumulables. O sea que un político &034;profesional&034;, que desempeñe 3 cargos públicos distintos cada 8 años, resulta que a los 42 años tiene derecho a 3 pensiones máximas. No está mal, eh? Ahora eso sí, el resto a trabajar hasta los 67 años para garantizar el cobro de dichas pensiones.
    Ampliar comentario
    #12
    Compartir
    Excelente artículo, como siempre.

    Muchos de los que nos bajamos habitualmente pelis o series de internet nos pasaríamos sin dudarlo a Netflix incluso con tarifas más caras que estas. Solamente el consumo eléctrico de un ordenador personal trabajando 24/7 es prohibitivo.

    Lo que no es normal es que yo me compre un blu-ray de una película de hace 15 años [más que amortizada] y me cobren 20 , cuando en Amazon cuesta la mitad. Te compras una pero a cambio te descargas unas cuantas.

    Y si son españolas ni hablamos, porque ya hemos pagado media película via impuestos con las subvenciones.
    Ampliar comentario
    #11
    Compartir
    Coincido 100% con el autor del artículo. Hay que cambiar el modelo de negocio de los contenidos audiovisuales para que sea rentable para todos los actores involucrados, el creador, el distribuidor, operador y el cliente. Basta de proteccionismo absurdo.
    Yo, que sigo yendo a uno de los pocos videoclubs que quedan en Madrid, cuento los días para el rumoreado desembarco de netflix en España: me haré socio sin pensarlo.
    Ampliar comentario