La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Razones para ser optimistas en 2014

A veces necesitamos que nos digan algo bonito, algo sincero, algo que rompa con una mala racha que parece no terminarse. A veces necesitamos un apoyo,

A veces necesitamos que nos digan algo bonito, algo sincero, algo que rompa con una mala racha que parece no terminarse. A veces necesitamos un apoyo, una buena noticia o quizá una simple sonrisa, algo que nos motive a seguir adelante, y a mejorar, algo que nos de fuerzas para ir contracorriente y luchar por lo que queremos. A veces parecemos racionales y fuertes, pero somos tan humanos, tan emocionales, tan simples y vulnerables… Por eso el año 2013 no pasará a la historia por ningún dato macro por bueno que pudiese ser, el año 2013 pasará a la historia como el año en el que recuperamos la confianza, el año en que comenzamos a volver a creer en nosotros mismos.

Cuando hace un año, por estas mismas fechas, escribí el artículo “Razones para ser un poco optimistas en 2013”, algunas personas me preguntaron si no me habría afectado el espíritu navideño. Probablemente tuviesen razón, pues en efecto así era, pero lo importante es que hoy estamos mejor que hace doce meses, y probablemente en otros doce meses volveremos a estar mejor de lo que estamos hoy. No digo esto como un acto de fe, ni con voluntarismo, pues los argumentos son exactamente los mismos que en 2012 cuando los primeros síntomas hicieron aparición (véase “El superávit en cuenta corriente ya está aquí”).

El viernes día 27 el Banco de España volvió a publicar un buen dato, el superávit en cuenta corriente de octubre se situó en los 1.714 millones de euros y alcanza en lo que va de año los 4.182 millones de euros. Es sencillamente espectacular pasar del -10% del PIB en 2007 y 2008 a una cifra que podría superar el +1% del PIB al terminar 2013, ¡más de diez puntos porcentuales en 5 años! Somos artífices de una corrección que se estudiará en los libros de texto del futuro, por fin España no será estudiada por su sol y playa o por su picaresca en sus diversas vertientes, sino como un ejemplo de esfuerzo y tesón.

Sé que remarco una y otra vez la importancia del superávit en cuenta corriente, pero creo que por mucho que se diga nunca se dirá lo suficiente. Para muchas personas y economistas, las causas de la presente crisis en nuestro país son diversas, en mi opinión no. En mi opinión estamos ante una crisis de competitividad. ¿Y qué diferencia existe entre pensar que tenemos una crisis inmobiliaria o fiscal, y una crisis de competitividad? Pues que las crisis solo se solucionan cuando se hace frente al factor que las causa, y si simplemente mirásemos al ladrillo o a la deuda, nunca entenderíamos cómo 2013 ha sido tan favorable, puesto que el ladrillo sigue sin despegar y la deuda sigue en el mismo sitio.

¿Para salir de ésta creamos inflación, salimos del euro? ¡Por favor, no! Para no tomar medidas erróneas necesitamos entender el entorno y especialmente la globalización, o lo que es lo mismo, entender que hemos pasado de un mundo en donde la parte desarrollada daba por hecho el status quo y su porción de la tarta, a uno en donde debemos ser mejores si también queremos una calidad de vida mejor. Ya no valen los atajos.

Tradicionalmente nos enfrentábamos a la falta de competitividad mediante la devaluación monetaria, y es que la devaluación monetaria no es dolorosa, sus efectos parecen ser mínimos y además ¡nuestra parte de la tarta está garantizada, para qué esforzarse! Esta mentalidad es totalmente equivocada en el mundo actual, puesto que aunque no nos hayamos dado cuenta, la tarta ahora hay que ganársela día a día. Antaño el mundo emergente parecía condenado a la pobreza, al igual que lo parece gran parte de África en la actualidad, pero en el sudeste asiático han hecho las cosas lo suficientemente bien como para competir con el resto del mundo de tú a tú.

Antes jugar en la primera división estaba garantizado, ¿qué más da bajar de puesto con una devaluación interna si no hay descenso? Ahora ya no es así, ahora sí hay puestos de descenso y sí hay equipos en divisiones inferiores deseando promocionar. Podemos blasfemar sobre la moneda única todo lo que queramos, pero la única diferencia entre la devaluación interna y la devaluación monetaria, es que en la primera se asume la realidad y en la segunda se difiere en el tiempo, se cierran los ojos esperando que el azar nos libere de nuestro destino. La culpa no ha sido del euro, pues lo único que ha hecho es mostrarnos la nueva realidad.

El lado positivo es que hemos despertado, el lado positivo es que ahora ya no permitiremos que nuestros políticos nos engañen con trucos de magia, el lado positivo es que por primera vez en el mundo actual España tiene la posibilidad de jugar a ganar en la primera división de la economía mundial. Sé que es duro, sé que nada parece justificar el enorme desempleo, pero no darse cuenta que nuestra estructura productiva estaba totalmente distorsionada es no ver la realidad. Necesitamos más exportación y menos ladrillo, más meritocracia y menos enchufes, más seguridad jurídica y menos corrupción, necesitamos hacer las cosas bien si queremos una calidad de vida tan privilegiada como la que tenemos. ¡Vamos allá!

Sé que hay una España pobre, una España aparentemente no privilegiada, pero si le decimos al 90% de la población mundial que tener sanidad, tener educación, tener que comer y disfrutar de seguridad en las calles no es un privilegio, probablemente nos conteste que estamos locos. Somos afortunados en muchas cosas y debemos valorarlo. Sé que en pleno siglo XXI la alimentación, la sanidad o la educación no deberían de ser un privilegio, pero desgraciadamente sí lo son, y por ello debemos luchar porque nunca nos las quiten. Asimismo debemos dejar de ser miopes y creernos el centro del mundo, no solo para hacer negocios en lugares en donde no los hacíamos, no solo para pensar en la competencia, también para luchar de verdad contra la pobreza puesto que nunca se sabe dónde estaremos el día de mañana.

Hay datos, muchos datos económicos que dejan margen para el optimismo en 2014, por ejemplo me encantan las buenas perspectivas económicas del mundo desarrollado, destino natural de nuestros productos, ¿pero saben qué? Los datos no nos proporcionan amor incondicional para terminar con esta mala racha, eso solo lo hacen los miles y miles de personas que trabajan cada día por levantar este país: padres de familia, empresarios, empleados, becarios, voluntarios, soñadores de un mundo mejor, gente que sonríe, gente que vive y nos hace vivir… Gracias a todos por devolvernos la confianza en 2013, y muchas gracias por el empeño que pondréis en 2014. Hoy me siento orgulloso de un país que se levanta, que cree en sí mismo y confía en sus propias capacidades. ¿Será el efecto navideño? Quizá, pero sea lo que sea… ¡Feliz año a todos!


#43

Yo creo en este país y en sus ciudadanos, pero hace tiempo dejé de creer en sus clases dirigentes y sus Instituciones.

 

Porque quién dirige un país debe ser el mejor ejemplo para sus ciudadanos, y por desgracia quienes nos gobernaron y nos gobiernan son una panda de golfos, mediocres, vividores, corruptos y despilfarradores.

 

Se han servido de las peores artes para robar con total impunidad, se han servido del poder para cobrar comisiones millonarias para la cosa suya, han promovido proyectos faraónicos y ruinosos a cambio de más comisiones para la causa.

 

Han colocado a casi 500.000 vividores de la casta ( asesores, familiares, amigos, gente de confianza etc) que debemos mantener con sueldos de ejecutivos.

 

Y hasta que no se cumplan los principios de el que la hace la paga y que todos somos iguales ante la ley, desgraciadamente este país no tendrá salida.

 

Aunque algunos parámetros mejoren, la ruina y miseria se seguirá apoderando de un mayor número de españoles

Ampliar comentario
#42

Creo que no vale la pena dedicar un solo renglon a lo bueno, generoso y trabajador y optimista que es el gran pueblo español, y que bien lo ha hecho en 2013, y lo bien que lo hizo en1898 o de 1936 a 1939 y posterior. Recreandonos en lo guapos y generosos que hemos sido y seguimos y seguiremos siempre, levantaremos mucho el animo, pero seguiremos por el mismo camino, que pese a lo que Vd. vaticina, nos conduce al desastre. El 2013, como el 2012 han sido dos pasos, quiza definitivos hacia la destruccion del regimen de la constitucion de 1978. No se ha tomado una sola medida que devuelva la confianza de los ciudadanos en el sistema politico, ni en las ventajas que se derivan de mantener el regimen monarquico, las actuales estructuras politicas, la unidad nacional o la permanencia en la union europea y el euro. ¿Que trajo esto?, unos pocos ricos mucho mas ricos, afines al poder y blindandose judicialmente contra repesalias, y bastantes mas pobres, mucho mas pobres, yo diria que al borde de la desesperacion, que a medida que se reduzcan las pensiones, que lo haran en 2014, otro año para la esperanza, incrementara la presion social para una explosion revoluccionaria. Ojala que no sea muy sangrienta

Ampliar comentario
#41

Señor Vazquez, excelente artículo. Los que trabajamos con la filosofía y tesón que ilustra usted en este texto nos sentimos plenamente identificados con esta visión de la realidad. La otra, la de las quejas, llantos e insultos, es para los que no mantienen la vista en su tarea, sino en la de los demás. 

Me permito citar un párrafo que me parece brillante:

"Necesitamos más exportación y menos ladrillo, más meritocracia y menos enchufes, más seguridad jurídica y menos corrupción, necesitamos hacer las cosas bien si queremos una calidad de vida tan privilegiada como la que tenemos. ¡Vamos allá!"
Pués claro que sí!, vamos allá!

 

Feliz 2014 a todos.


 

Ampliar comentario
#40

Y los alemanes que paguen a escote esta mierda, claro que sí. Un crédito fallido es un crédito fallido.

 

Les faltó tiempo a los arios para aceptar ayuda extranjera con el Plan Marshall, cuando estaban muertos de hambre después de intentar nada menos que esclavizar al resto de la Humanidad jaja Pero entonces eran "necesarios" como tapón frente a la URSS. Pues a ver si la periferia inventa algo para que los arios paguen a escote (sus bancos), porque la superioridad racial es un concepto muy superado en Europa. Aunque la miseria y la desesperación han logrado que resucite en Grecia, ¡tócate los cojones!

Ampliar comentario
#39

 

 

Ibn Gabirol tiene razón. Para hacer una privatización mierdosa de la Sanidad, que no es precisamente lo que peor funciona en este país, mejor que no privaticen nada.

Ampliar comentario
#38
En respuesta a aira

 

 

Yo de vinos no sé mucho, que soy demasiado del pueblo llano ... hic ... pero vivan la Franziskaner, la Paulaner, la Grimbergen, la Leffe y muchas otras (en esto no defiendo lo patrio, ya lo siento, los luteranos beben mejores cervezas)

 

Salud!

Ampliar comentario
#37
En respuesta a jiabaoyu

 

 

Vaya, otro como yo, la mancha de la mora con otra mora se quita, como no está acostumbrado a beber mañana lo vuelve a intentar......por aquello de si a la primera no va, mal será que no sea a la segunda.

 


Terrible Jia, terrible :))))......

 

 

Kike, totalmente de acuerdo, o cambiamos de forma de pensar o si que no salimos del pozo.

 

Este año será mejor, total hasta el estrangulamiento financiero ese famoso, aún quedan dos años, así que en algo habrá que pasar el tiempo, yo prefiero hacerlo trabajando y bueno si hay que darse alguna vez a la bebida como Jiajoubu pues también se le da, no va a ser todo currar o intentar solucionar el mundo en los foros.

 

 

 

Jia, es broma eh, te he entendido a la primerita, pero creo que nos merecemos reirnos un poco que las cosas están muy chunguillas y al menos que no nos roben la risa y además que caray lo has puesto a puntito de caramelo.... jajajjajajajajajaja :))))) (es venganza por el corte que me has hecho pasar hoy :))))))))))

 

 

Buenas noches y Feliz salida y mejor entrada de año.

 

 

Ampliar comentario
#36
En respuesta a kike_vazquez

 

 

Gracias a tí Kike. Aunque como llevaba un año sin beber y vengo de ver a unos amigos, no consigo descifrarlo todo. Mañana lo vuelvo a intentar. Un saludo cordial,

Ampliar comentario
#35

Van a permitirme que conteste en un único mensaje a múltiples comentarios, puesto que el debate principal que veo es el mismo: ¿hasta que punto nos recuperamos? Seguramente los datos no darán para triunfalismos, a pesar de que haya muchas cosas que celebrar y de las que sentirnos orgullosos, puesto que los años duros no se han terminado.

 

La deuda sigue ahí, y el superávit con el exterior aun no es estructural, lo que anticipa una lentísima recuperación. ¿Hay motivos para preocuparse? ¡Claro! Pero lo que no puedo compartir es el derrotismo, el pesimismo perenne y la crítica constante, aunque solo sea por respeto a quienes sí trabajan día a día y sí hacen las cosas bien. 

 

El sector exterior puede darnos, y nos dará, muchas alegrías. Puede parecer que esto solo beneficia a unos pocos, pero el cambio de mentalidad, el know how de la industria auxiliar, las empresas que siguen los pasos de las más grandes... es un proceso lento pero que va por muy buen camino. Y si además le sumamos una cifra tan mágica como la reducción de 10pp de déficit con el exterior podemos, aunque solo sea por las fechas, ser felices por un instante y coger más impulso para el 2014.

 

Feliz año a todos, y muchísimas gracias por estos gratos 12 meses, Seguro que los próximos 12, con trabajo y buen hacer, son aun mejores. 

 

 

Ampliar comentario
#34
En respuesta a jiabaoyu

 

expresas muy bien con palabras realidades que se hacen dificil de separar.

 

vivimos un mundo orwelliano. Ya en los 70, todavia existia un pais que se autodenominaba republica federal socialdemocrata. Creo que es una obviedad que esa republica comunista no era democratica, pero asi era como su elite transmitia la ceguera a sus ciudadanos. Ese mensaje orwelliano es justo lo que se lleva transmitiendo al mundo del capitalismo y el liberalismo desde casi los 70. Ha sido la plutocracia politica y economica la que ha creado un ente orwelliano sobre los conceptos originarios, haciendo creer al mundo que lo que vivimos hoy en dia es la desatacion exponencial del ideario liberal.

 

En nuestro pais ha ocurrido lo mismo con la derecha. Se ha autodenominado liberal, cuando es obvio que no solo son defensores del control estatal mas recalcitrante, sino que no tienen el mas minimo conocimiento de la diferencia entre privatizar y liberalizar. Llevan decadas creando desastre tras desastre en sus procesos de privatizacion, haciendo creer a la poblacion que esto es capitalismo. Coger a todo un sistema sanitario publico, donde se han invertido miles de millones del bolsillo de todos, para darselo a empresas a dedo que no arriesgan ni proyecto ni capital, y llamarlo capitalismo, es lo mismo que llamar a la alemania del este "democratica".

 

Y este mundo orwelliano creado por esta plutocracia politica y economica, ha conseguido que a quienes defienden por ejemplo el dinero honesto, o mas capitalismo y liberalizacion, se nos tache de defensores de la plutocracia neoliberal. 

 

Abrazo

Ampliar comentario
#33
En respuesta a jiabaoyu

 

 

expresas muy bien con palabras realidades que se hacen dificil de separar.

 

vivimos un mundo orwelliano. Ya en los 70, todavia existia un pais que se autodenominaba republica federal socialdemocrata. Creo que es una obviedad que esa republica comunista no era democratica, pero asi era como su elite transmitia la ceguera a sus ciudadanos. Ese mensaje orwelliano es justo lo que se lleva transmitiendo al mundo del capitalismo y el liberalismo desde casi los 70. Ha sido la plutocracia politica y economica la que ha creado un ente orwelliano sobre los conceptos originarios, haciendo creer al mundo que lo que vivimos hoy en dia es la desatacion exponencial del ideario liberal.

 

En nuestro pais ha ocurrido lo mismo con la derecha. Se ha autodenominado liberal, cuando es obvio que no solo son defensores del control estatal mas recalcitrante, sino que no tienen el mas minimo conocimiento de la diferencia entre privatizar y liberalizar. Llevan decadas creando desastre tras desastre en sus procesos de privatizacion, haciendo creer a la poblacion que esto es capitalismo. Coger a todo un sistema sanitario publico, donde se han invertido miles de millones del bolsillo de todos, para darselo a empresas a dedo que no arriesgan ni proyecto ni capital, y llamarlo capitalismo, es lo mismo que llamar a la alemania del este "democratica".

 

Y este mundo orwelliano creado por esta plutocracia politica y economica, ha conseguido que a quienes defienden por ejemplo el dinero honesto, o mas capitalismo y liberalizacion, se nos tache de defensores de la plutocracia neoliberal. 

 

Abrazo

Ampliar comentario
#32

La desigualdad y las instituciones como causas de la crisis.

Frente a las teorías dominantes sobre la causa de la crisis –haber vivido por encima de nuestras posibilidades, según la derecha; y la desregulación financiera, según la izquierda-, un economista serbio, Branko Milanovic, y un historiador británico, Niall Ferguson, ofrecen dos enfoques diferentes, centrado el primero en la desigualdad y el segundo, en la degeneración de las instituciones, argumentos que lejos de ser excluyentes resultan complementarios.

[...]

A su juicio, la crisis es el producto de una concatenación de hechos y comportamientos que tienen como origen primigenio la desigualdad y el cortoplacismo político, y como denominador común, la codicia humana: “Los individuos con grandes ganancias y el sector financiero estaban deseosos de encontrar nuevas oportunidades para préstamos. Los políticos estaban ansiosos por “resolver” el irritante problema del estancamiento de ingresos de la clase media. La clase media y quienes eran más pobres que ella estaban felices de ver que sus restricciones de presupuesto desaparecían gracias a una varita mágica, que les permitía comprar todas las exquisiteces consumidas por los ricos (…) De repente, también los ciudadanos de clase media se sintieron triunfadores”. Además, en una apostilla que conecta con la tesis institucional de Ferguson, apunta que “la apertura del grifo de los créditos, para aplacar a la clase media, era necesaria porque, en un sistema democrático, un modelo de desarrollo excesivamente desigual no puede coexistir con una estabilidad política”.

[...]

La tesis de Ferguson, que está considerado como el historiador británico más brillante entre los vivos, se resume en el título de su libro La gran degeneración. Cómo decaen las instituciones y mueren las economías (Debate), que tiene como idea central la descomposición de lo que identifica como los cuatro pilares del medio milenio de hegemonía occidental: la democracia, el capitalismo, el imperio de la ley y la sociedad civil.
Su análisis es deudor de Adam Smith, al que rescata para afirmar que los países entran en un estado estacionario –el que atribuye ahora a Occidente- “cuando sus “leyes e instituciones” degeneran hasta el punto de que todo el proceso económico y político está dominado por una élite orientada a la búsqueda de ingresos”.

[...]

 

http://blogs.elconfidencial.com/espana/interiores/2013-12-30/la-desigualdad-y-las-instituciones-como-causas-de-la-crisis_70756/

 

Y también:

 

"Al mismo tiempo, según subraya Milanovic, con el salario medio real estancado, “una forma de conseguir que pareciera que la clase media estaba ganando más de lo que estaba ganando era aumentando su poder adquisitivo mediante créditos más amplios y accesibles”, de modo que la gente comenzó a acumular deuda y se produjo “el gran atracón de consumo”, hasta que “la clase media comenzó a incumplir el pago de sus deudas” y “el sueño se vino abajo”.

Es decir, la Muerte de la Clase Media Occidental Siemprealcista (por inflación acumulada, innovación destructiva para el factor trabajo, globalización), manifestada eventualmente en forma de impago hipotecario retroalimentado a partir de 2008 da fin a la Gran Burbuja Crediticia que el sistema fiat propulsado por la Impresora secuestrada por el 1%, da por finalizado un larga era de paz y prosperidad aparentes donde la Clase Media Occidental ya no es necesaria, acabada la Guerra Fría, lo que ha causado una gran conmoción  dado que era la fuente última de estabilidad sociopolítica por un lado; y económica por otro ya que era la Fuente Última de Demanda-Consumo de todo el chiringuito-Ponzi.
 

Además, dice también bien clarito que los indicadores cortoplacistas pervierten el sistema e impiden alcanzar objetivos estratégicos largoplacistas sanos. Habrá que hacerle caso, que es serbio y eso es más garantía que ser de Villarriba o de Villabajo, por ejemplo.

 

Élites, 1%, Impresora Fiat Corrupta, Renta Universal Inversa para honrar la Deuda Púbica, Desempleo Estructural Cronificado, Liquidity Trap, Riesgo Moral, Ponzi, Casta autorreproducida sociológicamente, muerte de la clase media occidental siemprealcista, keynesianismo militarista de cantimpalo, banksters y viva la PNL jeje

Ampliar comentario
#31
En respuesta a jiabaoyu

 

 

Y yo esto lo veo muy compatible con la tesis de Milanovic aquí expuesta, heterodoxa ella y no austríaca jeje:

 

http://blogs.elconfidencial.com/espana/interiores/2013-12-30/la-desigualdad-y-las-instituciones-como-causas-de-la-crisis_70756/

 

Saludos,

Ampliar comentario
#30

No se va a volver al patrón oro... pero echen la vista atrás a la Historia, toda llena de baches, problemas, saltos, revoluciones, guerras etc

 

En España el paro es el de USA en la Gran Depresión; y en el barrio andalú donde murieron con comida caducada el paro creo que era del 80%...

 

www.espiaenelcongreso.com/2013/12/18/alcala-de-guadaira-3-muertos-y-un-80-de-paro-pero-el-alcalde-senador-antonio-limones-psoe-se-ha-hecho-millonario-con-8-cargos/

 

La Historia nunca se acaba, y como la mayoría de problemas que tenemos son muy reales e importantes, tendrá que haber cambios igualmente importantes.

Ampliar comentario
#29

 

 

Que tenga mucho muchísimo cuidado con pasárselo por el forro,pues cada vez mas estamos dispuestos a escribir en papel de lija de 6 para cuando se lo pasen se quede sin lo que nunca tuvieron DIGNIDAD

Ampliar comentario