La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

España: todo sigue igual

¿Qué es gobernar? El verano de 2013 será recordado por la grave tragedia del accidente de tren de Santiago

¿Qué es gobernar?

El verano de 2013 será recordado por la grave tragedia del accidente de tren de Santiago. Sorprende que acto seguido se ponga en solfa todo el sistema de seguridad vial. La labor de los Gobiernos es procurar cotidianamente la mejora de los servicios públicos sin esperar a que ocurran estas desgracias. También extraña que antes ningún actor del sector (maquinista, ingenieros, técnicos, ni usuarios) hubiera advertido del peligro de dicho tramo. Para quitarse de encima responsabilidades, crean comisiones de técnicos independientes nombrados por ellos para decir lo que no se atreven: grupos sobre estudio de pensiones, impuestos, seguridad, etc. Y uno se pregunta, ¿para qué sirven los ministerios y sus funcionarios cualificados? Nos quieren de esta forma vender la inevitabilidad de las medidas, su neutralidad política y la mejora que supondrán para todos.

España 2014: más de lo mismo

Aunque se cambie de lenguaje y ropaje, el  camino está trazado: más recortes. El sacrificio de casi todos ha producido efectos en el sector exterior, pero la bajada generalizada de salarios y beneficios no sirve para atajar dos de los principales problemas que nos acechan: el déficit público, que no hace más que aumentar, y la falta de crédito.

Es difícil aceptar recortes mientras los Gobiernos autonómicos gastan 300.000 euros en un partido de baloncesto, aunque busquen patrocinadores a posteriori, y los presidentes quieran contratar entrenadores personales a costa del erario público. 

Urge la reforma del Estado

Para salir de esta hay que replantearse la concepción del Estado con sus múltiples niveles e incoherencias (Senado, Diputaciones, etc.) que conducen a que los esfuerzos de casi todos se desvanezcan ante tanto gasto inútil. No sólo hay 17 de todo (calendarios de vacunaciones, sistemas impositivos diferentes  con traslados de domicilio fiscal a las comunidades menos confiscatorias), sino también falta de coordinación entre las mismas (cuando un monte de una zona limítrofe arde, aunque los bomberos de la comunidad vecina estén más cerca no pueden actuar a pesar de que se ofrezcan voluntariamente, como pasó este verano en Ayora). Pueden hablar de protocolos de colaboración, pero siempre falta la póliza o el sentido común, por mucho que nuestros políticos alardeen de que todo está controlado.

El despilfarro aumenta

Nuestra situación no se arregla únicamente con bajadas de salario y subidas de precios e impuestos. Ya son nuestros jornales un 30-40% más bajos que los de nuestros vecinos alemanes y franceses, y a los trabajadores españoles se los rifan en el extranjero. Hay que preguntarse ¿qué es lo que falla y dónde está del dinero? En mi comunidad, este verano nos hemos enterado de que las resonancias magnéticas derivadas a un servicio privado cuestan sustancialmente más que en un hospital público, y que los contratos celebrados con las empresas tienen vigencia decenal.

Como vemos, el dilema de la cuestión no es público/privado; más bien eficiencia o no, control o despilfarro.

Todos quieren recaudar a costa de los ciudadanos

El afán recaudatorio ha llegado hasta la fiesta de la Tomatina, aunque los ediles de Buñol (adivinen de qué partido) quieren disimularlo alegando que es la principal forma de controlar la masificación y de paso ofrecer mayor seguridad (se ha quintuplicado) y servicios. Uno que ha tenido la suerte de ir varios años reflexiona sobre el peligro que ha corrido según los organizadores, y no sabe si demandarlos o no. Este año no he asistido (me niego a pagar, ya que compensaba el coste para el pueblo con el gasto que realizaba).

Pronto cobrarán por las mascletás y por los sanfermines, además de por los rayos solares .Y aquí todos están de acuerdo.

Mientras los extranjeros empiezan a comprar inmuebles españoles a precios de saldo, algunos ricos españoles y griegos siguen empecinados en encarecer Londres, Paris y Berlín.

Mientras nos distraen con el circo

No voy a entrar en comentar cada episodio del caso Bárcenas (para eso están los treinta periodistas presentes en todas las tertulias de todas las cadenas a todas horas) ni el asunto de los ERE andaluces. Lo que tengo claro es que si ellos mismos admiten que sus organizaciones son un descontrol absoluto, no están capacitados para administrar el erario público, independientemente de las responsabilidades judiciales.

Cada vez estoy más convencido de que en todos los partidos y organizaciones políticas existen mecanismos de financiación fuera del control judicial que van desde la B hasta la Z. La multitud de casos de corrupción no se entiende sin que los de arriba enseñen el camino y su complacencia con ellos.

El sistema financiero continúa igual

Por lo demás, el sistema financiero sigue sin dar crédito o dándolo a niveles de usura (1,70% mensual en tarjetas), cobrando comisiones por respirar, atiborrándose de deuda gubernamental, regalando entidades a costa del erario público (qué fácil habría sido liquidar una entidad pequeña para aprender y estar preparado para las próximas crisis). El germen de la próxima ya se ha generado mientras no se exijan responsabilidades por esta y los causantes sigan a sus anchas, algunos incluso cobrando de las entidades que quebraron.

Resumiendo: En España, donde hacen faltan los recortes no se hacen, y los que se hacen son a costa del bienestar de todos y del progreso. No es de extrañar que un indicador del progreso como la esperanza de vida haya empezado a menguar por primera vez en muchos años, y es que empiezan a faltar hasta biberones en las maternidades de los hospitales, mientras los de siempre se aferran como nunca a sus cargos públicos, pues no aprovechan para otros menesteres.

Los mercados: nos debatimos entre Jeremy Siegel y algunos seguidores de Elliot, que piensan que pueden subir, y el famoso Capede Shiller, de Tobin y el indicador de Hidenburg-Omen, que ven el mercado peligroso.

Cada vez me convenzo más de que lo importante es separar el trigo de la paja, comprar buenos negocios y empresas bien gestionadas, preferentemente con balances sólidos, en momentos aburridos o de pánico, estar diversificado y tener paciencia. Si lo estamos, es muy fácil de comprobar, basta responder a esta pregunta: ¿podemos dormir tranquilos?

Parece que el alpha retorna, y para ello nada mejor que elegir buenos fondos de inversión, pues en nuestro país podemos presumir de esta industria, ya que nuestros buenos gestores resisten muy bien la comparación con las élites mundiales.


#6
Compartir

Urge la reforma del Estado.

¿Por qué nadie se atreve a nombrar a la bicha?

En el apartado Urge la reforma del Estado, Vd como casi todo el mundo cita al Senado y a las diputaciones, pero no se atreve a identificar al verdadero artífice del derroche, las autonomías.

Podemos darle todas las vueltas que queramos, hablar de fusión ayuntamientos, supresión de diputaciones, etc. Pero hasta que no se supriman TODAS las autonomías no servirá de nada.

Las autonomías son la guarida de los caciquillos que en un Estado único no habría podido llegar nunca a nada. Pero este sistema les permite ser virreyes con licencia para prácticamente todo dispendio y desenfreno.

La partitocarcia ha encontrado uno de sus mejores filones en este terreno. Para ello, no olvidado de introducirse en los órganos que pudieran llamarles a capítulo (poder Judicial, órganos de control como CNMV, BdE, etc.).

Ampliar comentario
#5
Compartir

Ante la crisis el sector privado ha sabido reaccionar y ha reducido tamaño y actividad. Se ha tenido que hacer más eficiente, económico, competitivo. 

 

Pero el sector público se negó a ajustarse desde el primer momento, con lo que ahora se nota su sobredimensión. El coste para sostenerlo es cada vez mayor porque los que pagan impuestos para mantenerlo son cada día menos. 

 

La liquidez en el sistema no existe ni existirá porque todos los recursos de las entidades financieras los acapara el Estado, CCAA y Ayuntamientos. Y si sale la olimpiada, pues menos. A ver si no quién la financia. 

 

El paro baja, y al mismo tiempo bajan las afiliaciones a la SS. Cómo se explica? Pues muy fácil: porque los que podemos, estamos emigrando. Así somos menos perceptores de prestaciones, y menos contribuyentes. El problema de la emigración es que los que emigramos somos los que tenemos idiomas, los que sabemos un oficio, los que tenemos edad y forma para trabajar, producir y generar riqueza. 

 

Los que no emigran son los jubilados, los menores de edad, los incapaces laborales, los dependientes, los ninis, los perroflautas, y por supuesto los políticos.  

 

Y así va a salir España de la crisis? 

 

Van ustedes listos. 

 

Pero muy listos...

 

 

 

Ampliar comentario
#4
Compartir

No se no se, con un sistema  financiero  privado  nacional financiando  el deficit publico que a dia de hoy es impagable...  no se no se ...  invertir en Espana  tiene riesgo.. ...si los bancos Espanoles se deshacieran de toda la deuda publica espanola y la de los pigs .....entonces si...porque si el Estado quiebrara  que mas daria, aunque quebraran las cajas con el  ... daria igual ... si el SAN y el BBVA  no tuvieran exposicion...   ! , pero  hoy en dia ...estan todos empatanadisimos!!!

.

Ampliar comentario
#3
Compartir

En el siglo XVII, para obtener un puesto en la administración, era necesario tener unos conocimientos basicos. En el S-xxi, cualquera , aunque sea un analfabeto funcional puede ser parlamentario ...o ...nombrado ministro. ..De eso , en el gobierno de España hemos sufrido varios casos y al felón que los nombró, no sólo no le ha pasado nada sino que sigue viviendo a costa de lo público y cobrando de los impuestos de los ciudadanos, a los que estafó con aleviosa delectación. Hoy cuando sale en los medios, aún se le ve sonreir. ¡Vamos!  que se cachondea ... 

Ampliar comentario
#2
Compartir

Buenas tardes

 

¿y para que se van a molestar, en cambiar algo que para ellos funciona?

 

Parecerá una pregunta tonta pero llevo tiempo dándole vueltas.

 

Nada cambia porque a ellos no les interesa, así que los ciudadanos de a pie por nuestra cuenta o en pequeños grupos, asociaciones, comunidades tenemos que ir haciendo malabarismos para poder salir de todo esto.

 

Cuando usted vea, Sr Roca, que las cosas empiezan a cambiar será porque el modelo, a ellos, ya no les sirve.

 

 

 

Ampliar comentario
#1
Compartir

 

 

¡Vaya!

Alguien que habla claro. Sorprendente.

Ahora es tarde para ello. Ya no le hará caso nadie porque ya no causa ningún impacto.

 

Aunque esté con esas mismas ideas, ya no es tiempo de palabras.

Lo único que puede servir para encontrar otra situación es la acción de ponerse en marcha.

Encima con la convicción de que va a haber una dura pugna por cambiar esta mierda.

 

 

 

 

Ampliar comentario