La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

En el momento adecuado

Hay tres tipos de inversiones que tiene que tener en mente un estratega financiero en un momento como el actual: la deuda pública española, las acciones

Hay tres tipos de inversiones que tiene que tener en mente un estratega financiero en un momento como el actual: la deuda pública española, las acciones de los bancos y el sector inmobiliario. Ganar en los mercados pasa por comprar barato activos interesantes o, como diría Warren Buffett, “ser codiciosos cuando los demás se muestran temerosos”. Pero ¿hasta dónde pueden bajar los activos mencionados? Y, sobre todo, ¿cuándo se obtendría beneficio de esa inversión?

En términos generales, las acciones de los bancos españoles son un “activo interesante”. España no dejará de ser, desgraciadamente, un país muy bancarizado. La única diferencia que habrá con lo que hemos visto hasta ahora es que habrá menos bancos y que, afortunadamente, se dedicarán más a la banca que a disfrazar de asesoramiento lo que en realidad es pura venta de sus productos financieros (entre otras cosas porque estoy convencido que habrá muchos más asesores financieros independientes). 

Pero no solo habrá menos bancos, sino que serán más fuertes –con una “pequeña” ayuda de los contribuyentes, como diría la canción de los Beatles– y, además, los que queden se habrán llevado el dinero de los “bancocajas” desaparecidos en combate (y de algún otro banco “ladrillero” que pasaba por ahí).

Después de dilapidar toneladas de dinero de los contribuyentes, y con un “empujoncito” de los hombres de negro de la Unión Europea, se cerrarán un buen puñado de entidades, lo cual tendría que haberse hecho mucho antes y se habría hecho si para los políticos no fuera pecado mortal cerrar un banco. Lo sí que es un pecado es gastarse lo que se han gastado –y se gastarán– en mantener en pie bancos “zombis”, tal y como han hecho hasta ahora. 

Pero tarde o temprano se impondrán tanto la lógica económica como la ley de la selva (la ley fundamental en los negocios). Sólo sobrevivirán los más fuertes. Son los que se quedarán con el pastel de un país bancarizado y los que financiarán la siguiente burbuja inmobiliaria obteniendo pingües beneficios como en esta última–, porque no creo que yo llegue a ver una España que abandone el Monopoly y el ladrillo como modelo de negocio.

El caso es que muchos de esos bancos que quedarán en pie cotizan en bolsa y sus acciones se pueden comprar simplemente cogiendo un teléfono o efectuando una orden “on line”, así que ¿por qué no hacerlo ya? Hombre, ese inversor que mira a largo plazo, que compra y mantiene, que no mira la cotización todos los días y que lo que quiere es crearse un patrimonio para la vejez, eso podría empezar a hacerlo aprovechando cualquier semana de achaque bursátil. 

Pero como la mayoría de los inversores no es así y yo trato de aportar ideas para el mayor número de gente posible, diré que es pronto para comprar. Primero, porque todavía veremos más malas noticias sobre el sector financiero español y eso podría darnos algún disgusto, al menos temporalmente. Insisto que hablo para el inversor medio, que es más bien cortoplacista –o como mucho medioplacista– y lleva muy mal “entrar” en un valor o un fondo de inversión y que la inauguración de su inversión sean varias semanas de pérdidas por una corrección. 

En segundo lugar: hasta los bancos que queden vivos tendrán que ampliar capital para hacer frente al daño generado por la crisis y eso puede significar dilución de valor para el accionista. De hecho, seguramente la compra de derechos para adquirir acciones nuevas (que incorporan un descuento) sea una buena forma de “entrar” en el sector. 

En tercer lugar hay que esperar a ver si explota o no la bomba de relojería que supone el peso masivo de la deuda española en los balances bancarios, tal y como expliqué en un artículo con el mismo nombre. En otras palabras: hasta que no podamos descartar una nueva caída del valor en libros de la deuda española (aumento de la prima de riesgo) o incluso una eventual “quita”, la bomba de relojería seguirá activada. No es que yo crea ahora mismo que lo de la quita “a la griega” vaya a ocurrir, pero en finanzas no se puede descartar nada antes de tiempo. ¿Alguien pensaba hace años que íbamos a estar a dos pasos de convertirnos en bono basura? Pues eso. 

El cuarto motivo es que todavía no hemos visto el suelo de los precios inmobiliarios. Luego explicaré por qué lo creo, pero a la hora de plantearse comprar acciones bancarias es un dato importante: significa que los bancos podrían tener que realizar nuevas provisiones por depreciación del ladrillo con cargo a sus cuentas de resultados.

Todo lo anterior no es una mala noticia para el inversor. Es simplemente que no es el momento adecuado para hacer la operación con ciertas garantías, que hay que esperar, vaya. Pero tengo meridianamente claro que cuando los bancos españoles supervivientes hayan descontado todo lo anterior serán una excelente compra. Seguiremos informando.

¿Y el sector inmobiliario? Para empezar, hay que diferenciar dónde está el “ladrillo” en cuestión. Hay “ladrillo” de lujo y “ladrillo” de medio pelo. Si mañana un vendedor que necesita urgentemente liquidez le ofrece un ático maravilloso en pleno barrio de Salamanca, en Madrid, cómprelo. Negocie, apriete, espere incluso unos meses para hacerse el duro –las noticias del sector irán a su favor–, trate de fijar un precio acorde con la situación del mercado, pero compre. ¿Por qué? Porque es un bien escaso. 

En el lado contrario, pasarán muchos años hasta que yo sugiera ni siquiera plantearse la compra de un piso en la periferia de la misma ciudad. Concretamente los años que serán necesarios para que se equilibre la oferta y la demanda. Pura economía. Nos salen los “pisios” –como diría el difunto Jesús Gil– por las orejas. Tiene que salir a la venta todo lo que va acumular indirectamente el banco malo en forma de hipotecas y lo que mantendrán debajo de la alfombra los bancos en general y, sobre todo, los “bancocajas”. 

Y lo mismo en la costa. La costa española puede ser un lujo en algunos sitios o un monstruo en otros. El lujo –y no me refiero a viviendas de lujo, sino a posición geográfica de la vivienda– es un bien escaso: aplique usted lo que dije anteriormente para el ático y viceversa (caso de típico bloque de pisos junto a otros dieciocho bloques inhabitados). Eso sí: en ningún caso espere una revalorización rápida de su compra. Para eso tendríamos que vivir previamente varios años de crecimiento económico, lo cual llevará mucho tiempo. Piense más en comprar en el “suelo” del mercado que en una revalorización a medio plazo.

Y, finalmente, la deuda pública. Cuántas veces me habré sentido atraído por ese 6% de cupón en deuda pública a diez años, en un país como España que va a tener una inflación muy baja durante mucho tiempo, o incluso deflación, si se sigue con esta política económica que destroza el tejido productivo a base de machacar a impuestos a las clases media y media-alta –las que consumen– para darle el dinero a los “bancocajas” (bancocaja: caja que le echan una manita de pintura pero sigue siendo una caja como un piano, con sus políticos, sus tejemanejes, etc.). Y cuántas veces me he alegrado de haber sugerido en su lugar un 5% en una buena empresa española –algún banco incluido–, cuyos ejecutivos me parecen mucho más de fiar que nuestros políticos. Y encima a un plazo menor de vencimiento.

¿Para cuándo entonces la deuda española? Les sugiero lean mi post “De círculo vicioso a círculo virtuoso”. No es por hacerme propaganda como “bloguero”, es por no repetirme. Usted o su asesor deben vigilar e interpretar adecuadamente el “círculo” y actuar en consecuencia. Y si su asesor no lo entiende, olvide la posibilidad de comprar deuda española –o incluso olvídese de su asesor–, porque de todos los activos mencionados anteriormente es el que tiene el “timing” más complicado. Y es el de mayor riesgo.

Yo siempre acabo mis encuentros “on line” con inversores con una frase: “…y no olviden que, en los mercados, lo más importante es saber estar en el sitio justo en el momento adecuado”. Que pasen un buen fin de semana.

#31
Buen artículo, para llegar a ninguna parte. Como conclusión he sacado que hoy en día no se puede invertir en nada. De todas las maneras viniendo de quien viene, no está mal el consejo. Dicen que soldado avisado no muere en guerra.
Ampliar comentario
#30
Formación y sentido común a raudales. Talento. Como siempre D. Victor. Muchas gracias.
Ampliar comentario
#29
29 Al igual que usted, espero que estalle, y se lleve mucha mierda por delante. Otra cosa será como lo pagaremos usted, yo y el resto de paganos.

Pero por lo menos que estalle.
Ampliar comentario
#28
28 servet.
Parece claro que, habiendo Autonomías, las Diputaciones están de más.
Es verdad- aunque no sé hasta qué punto - que apoyan a los Ayuntamientos pequeños; pero éso también lo pueden hacer las Autonomías, y aun hacer más...
En Galicia, por ejemplo, en vez de eliminar la mitad, por lo menos, de los Ayuntamientos, los políticos de la Xunta han permitido el nacimiento de 2 ó 3 ayuntamientos más, desde está en vigor el Estatuto de Autonomía... Increíble, pero cierto...
Los políticos insensatos, todos,
Ampliar comentario
#27
Lo que no se sostiene es que el flamante presidente de la Diputación de Álava, diga en directo que su diputación tiene 600 años y eso es suficiente par justificar el dumping fiscal en España.

Pues no. Ya vale de defender privilegios medievales en el siglo XXI. Que pasa? que se les van las empresas? Pues a competir como todo hijo de vecino.

En Bélgica y en Luxemburgo pasa lo mismo; una fiscalidad muy agresiva hace que tanto Alemania como Francia salgan desfavorecidas, por eso el Euro como moneda tiene un futuro más que comprometido.

España al igual que Europa, tiene que definir unas reglas de juego para que una economía de libre mercado pueda prosperar y crear una riqueza que, puede y debe distribuirse por toda la unión europea.

Hay que ser valientes y acometer las reformas necesarias, suprimiendo, por supuesto, todo lo que encarece y estorba; y como ya apuntan varios foreros desde hace tiempo, hay que estudiar el modelo representativo. No sólo como los elegimos sino durante cuanto tiempo pueden ejercer un mandato que el pueblo les ha encomendado; desde diputado, concejal, hasta presidente de gobierno.

Demasiado tiempo en un puesto origina clientelismos en todos los ámbitos.
Ampliar comentario
#26
Dice Quevedo que se va a celebrar un Consejo de Política y Fiscal y Financiera. Bueno pues ya es hora de empezar a llamar las cosas por su nombre, y dejarse de circunloquios, eufemismos y demás.

La situación es insostenible. Económicamente insostenible, y derivada de una organización política insostenible en el tiempo. España no da para 17 auto gobiernos, pero es más, lo que no puede soportar es la asimetría; ese concepto decimonónico que triunfó para nuestra desgracia en la constitución vigente. El cupo vasco y el fuero navarro son privilegios medievales que han hecho, al final, que el resto de las autonomías quieran su cupo.

Al igual que Europa es insostenible sin una sola fiscalidad, España o lo que queda de ella padece del mismo problema. No es sólo el dispendio de tanta administración paralela. Lo terrible es la demagogia que se ha hecho con el sistema de taifas implantado.

Ahora se cuestionan las diputaciones, cuando todo el mundo sabe, digo yo, que son las encargadas de dar cobertura a la municipios y mancomunidades en media España.

Sigo..

Ampliar comentario
#25
23 Roentgendurch. 25 mortelius.
Antes de nada: si pensáis que la única salida una revolución en debida forma, por mí no hay inconveniente, ningún inconveniente...
Explicada esta premisa, paso a recordar como se constituye el Poder, en democracia, en democracia, ¿eh?. En el caso de España: bastaría que en la circunscripción electoral de Coruña acudiese a votar un sólo elector, para que, de la papeleta con la que votase, resultasen elegidos todos los diputados que corresponden a esa circunscripción electoral... Aunque todas las TVs y radios propugnasen la abstención electoral, siempre habría 1 elector, por lo menos, que no seguiría la consigna e iría a votar...
Recuerdo que el Estatuto de Autonomía de Galicia fue aprobado sólo con el voto favorable de algo más del 22% del censo electoral. Políticamente, tal ley no debería existir, pero existe, y basándose en ella, los políticos han tomado decisiones bien kodidas para Galicia, y ninguna buena...
Una buena medida, muy buena, para mejorar las cosas sería limitar el tiempo de permanencia en la actividad política representativa. Diputados hay que llevan más de 12 años en el cargo. Demencial. Pero ¿cómo se limita?
Ampliar comentario
#24
20 Estimado euroforero: con su forma de pensar común a millones de ciudadanos que todavía se creen este cuento de la &034;democracia plutocrática&034; nos nos sacudiremos la dictadura del bipartidismo en la vida y todo será a costa de nuestro sudor, sangre y lágrimas y la de las próximas generaciones de españolitos.
Ampliar comentario
#23
Quien le pone el cascabel al gato ?, es notorio de todos , creo , que el
Ampliar comentario
#22
20 Estimado Taraza,

aunque muy respetable, no me parece un comentario maduro, una idea responsable; es, como decía aquel, el voto para el que piensas que menos te roba y, ahí, lo que nos falta a todos es dignidad.

Ante una situación como la que describes, el no votar, es decir, el no jugar a favor de los que te engañan, es una postura muy digna y coherente. El hacerlo a un partido testimonial tiene también su sentido: no ser colaborador mininecesario en la depredante gestión sobre un Estado, ubicado al borde del precipicio, no desde hace 7 años, sino desde 1977.

Tú dices que el PP, si obtuviera mayoría absoluta, ni economía ni empleo empezarían a rodar &034;inmediatamente&034;. No, ni inmediatamente ni después, sino que todo dependería de la situación económica general que nos envuelve, porque esa gente seguiría haciendo lo mismo que todos: depredar, invertir sólo a 4 años vista y vender nacionalismo, mucho nacionalismo, para que todos se sientan felices.

Taraza, ¿pero qué más te da ir hacia el precipicio por el camino de la derecha o por el de la izquierda?. Yo te sugeriría que, simplemente, no vayas.
Ampliar comentario
#21
21 Alguna vez los demás partidos se darán cuenta del despilfarro. Y las CCAA se darán cyebta también. Eso es como si en una casa rica, cada hijo derrocha por su lado. Pues llegará un mommento en que tendrán que hablar y limitar sus gastos a lo que realmente hay. Y, por tontos que sean, eso lo ven TODOS LOS POLÍTICOS. Cuando el dinero de la caja se acabe, tendrán que ajustarse a la realidad. Así de sencillito.
CORDIALES SALUDOS.
Ampliar comentario
#20
El autor del articulo lo sabe pero no lo dice: el unico partido que lleva desde que se creo, hace mas de tres años, denunciando el despilfarro y el fracaso del Estado delas Autonomias ha sido y es UPyD. Lo ha cuantificado en un estudio de hace un par de años en unos 27.000 millones de euros/ año y nadie ha desmentido esa cifra que si es algo es corta. Rosa Diez ha presentado iniciativas de todo tipo en el Congreso para que se establezca un techo de gasto maximo y obligatorio para las CCAA y todos, todos votaron en contra a esa y a iniciativas similares para limitar y reducir este disparate. UPyD ha dicho por activa y por pasiva que nuestra crisis es mas que economica , es institucional, crisis del modelo de Estado desde la Constitucion y el maximo ejemplo de ello es el fracaso del estado autonomico. Ahora, en epoca de crisis, lo ve todo el mundo pero ni el PSOE ni el PP estan dispuestos a solucionarlo, salvo imposicion exterior.No podemos seguir asi, con este despilfarro brutal de 17 reinos de taifas que han dejado sin los indispensables elementos de politica economica al gobierno central que ni siquiera conoce las cifras reales de esos reinos.Lo estamos sufriendo ahora.
Ampliar comentario
#19
14 lydon5.
Desde hace muchos años, siempre voto, he votado, PP... no porque tenga especial confianza y esperanza en los dirigentes del PP, ni en los de ahora ni en los de antes...
Pero las alternativas eran, son: 1] Votar separatistas. 2] Votar izquierda. 3] Votar partidos testimoniales: voto perdido. 4] No votar.
Como puede usted suponer, no estoy por ninguna de las cuatro alternativas; por éso voto PP y como yo, hay millones de electores PP.
De hecho, me dan casi pena, lástima, los componentes, y las componentes, de la dirección del PP... pero cuando vuelvo la vista hacia la izquierda, aprieto con más fuerza la papeleta PP...
El 90% de los votantes del PP saben, perfectamente, que si el PP ganase por mayoría absoluta, 190 diputados, pongo por caso, ni la economía/empleo empezarían a rodar inmediatamente, ni tendrían agallas para desbaratar unas cuantas leyes-disparates, ni siquiera se les ocurriría - por causa del pánico - reducir el monstruo autonómico... Harán poco, muy poco, de lo que la gente espera de ellos... pero al menos, nos habremos quitado de encima a Rodríguez Zapatero, Pérez Rubalcaba, José Antonio Alonso, y demás ecéteras...
Ampliar comentario
#18
10 Hace unos días leí en un periódico-cre que el ABC- una entrevista a Soraya Sáenz de antamería. Le hicieron una pregunta puñetera, más o menos así: ¿recibiría usted a uno de los del 15-M &034;indignado&034; para que le expusiera sus peticiones? Respondió a la gallega, o sea, con circunloquio, y dijo poco más o menos así: &034;recibiría a todo aquel que tenga algo importante que proponerme&034;.
En base a ello, y aunque no soy ni indigno ni del 15-M, estoy preparando una carta para doña Soraya en la que le propongo una serie de cosas, a ver si tienen valor y las ponen en práctica. Cuando lleguen al gobierno, claro, pues ahora, con las vacaciones estivales y la cansera propia de los climas continentales y similares, nada que hacer. El tiempo no tiene, en España, ningún valor.
SALUDOS AFECTUOSOS.
Ampliar comentario
#17
Que sobra tanta duplicidad y triplicidad en las administraciones no es algo que nos pille de nuevas, pero de lo que no se habla [por qué a nadie parece interesarle hacerlo], es de que los políticos viven a cuerpo de rey, los sueldos de por si ya son altos, pero las dietas... las dietas son salvajes, ahora todos ellos deberían responder con su patrimonio personal [patrimonio que como poco se ha multiplicado por diez aunque todo este a nombre de otros], cuando cualquier hijo de vecino emprende un negocio y le va mal lo habitual es esto, que paguen también con horas de trabajo [en el caso de que sepan que es trabajar o hayan aprendido algún oficio que no sea el de hacer de la caja común uso como si fuera propia] gratis a la comunidad y si ¿por que no? que respondan penalmente de sus desmanes y delirios de grandeza.
Ampliar comentario