Cómo protegerse eficazmente del riesgo sin necesidad de venderlo todo

La situación en Francia y Corea del Norte nos muestra dos ejemplos de rabiosa actualidad de amenazas reales pero no inminentes, que nos sirven para entender cómo protegernos

Foto: La líder y candidata del partido Frente Nacional (FN) a la presidencia de Francia, Marine Le Pen. (EFE)
La líder y candidata del partido Frente Nacional (FN) a la presidencia de Francia, Marine Le Pen. (EFE)

Uno de los dilemas a los que se enfrenta aquel que gestiona una cartera de fondos es qué hacer ante un riesgo posible, pero no inminente. Si se vende, existe el riesgo de quedarse fuera de una tendencia alcista de medio o largo plazo y, si no se vende y la amenaza se materializa, las pérdidas pueden ser muy importantes.

En el caso de la renta variable los fabricantes –las gestoras de fondos- sugieren utilizar fondos menos volátiles que la media. El caso es que, a la hora de la verdad, ante problemas serios en las bolsas, caen todos. Para comprobarlo basta ver sus gráficos históricos y fijarse en eventos realmente dañinos para el mercado. Esos fondos caen menos, pero caen mucho. Además, no es una formula eficiente, porque es muy lenta. Si lleno mi cartera de fondos menos volátiles y luego la amenaza no se materializa, puedo tardar una semana en traspasar el dinero a productos más agresivos. Y en los mercados una semana puede representar una gran diferencia en rentabilidad.

La situación en Francia y Corea del Norte nos muestra dos ejemplos de rabiosa actualidad de amenazas reales pero no inminentes, que nos sirven para entender cómo podemos protegernos sin necesidad de vender.

Gestionar inversiones me recuerda al trabajo del timonel de un barco, o de su capitán, si lo hay. Sales del puerto y pones rumbo a un punto determinado. En este caso hacia un objetivo de rentabilidad y de volatilidad acordes con un determinado perfil de inversión. Durante la travesía, te vas a encontrar con dificultades y que llegues a buen puerto va a depender de cómo gestiones esas dificultades. Casi todo el mundo navega bien cuando las condiciones son buenas. Donde se ve la diferencia es cuando se complican.

Un vehículo militar con dos misiles a bordo participa en un desfile por la festividad del Día del Sol en la plaza Kim Il Sung, en Pionyang (Corea del Norte). (EFE)
Un vehículo militar con dos misiles a bordo participa en un desfile por la festividad del Día del Sol en la plaza Kim Il Sung, en Pionyang (Corea del Norte). (EFE)

Hay ocasiones en las que se ven venir las tormentas y da tiempo a resguardarse, pero hay otras en las que es imposible. O no se puede saber si la tormenta es de suficiente calado como para interrumpir la travesía. Como cuando no existían partes meteorológicos. En aquella época en caso de incertidumbre la mejor opción era prepararse para hacer frente a la tormenta en las mejores condiciones. En realidad, en la mayoría de las ocasiones refugiarse en un puerto está descartado por que queda muy lejos.

En el mundo financiero hay varias formas de prepararse para una tormenta sin necesidad de modificar significativamente el rumbo. La mejor: incluir temporalmente en cartera productos que actúen como estabilizadores y aguantar el envite sin sufrir daños irreparables. Y quitarlos rápidamente si despeja.

En este sentido, los ETFs – fondos de inversión cotizados - son sin duda la mejor opción. Se compran o venden en segundos, lo que los convierte en una fórmula mucho más eficiente que un fondo de inversión clásico y más accesible al inversor particular que la operativa con derivados. El ETF no cuenta con las ventajas fiscales de los fondos de inversión, pero hay una manera de utilizarlos como estabilizadores sin consecuencias fiscales. También se pueden combinar con fondos “clásicos”.

Es muy importante tener en cuenta que, en finanzas, los estabilizadores varían en función del tipo de tormenta al que nos enfrentemos. Por ejemplo: no son exactamente los mismos para el “riesgo francés” que para el “riesgo coreano”. El riesgo de que la primera vuelta electoral francesa deje como resultado una segunda vuelta Melenchon- Le Pen, es decir, lo malo y lo peor, es a muy corto plazo y es europeo. En cambio, lo de Corea puede producirse mañana, dentro de seis meses o nunca - si el dictador cobra su chantaje – y podría convertirse en un problema global con China, EEUU y Rusia a la greña.

Los estabilizadores son como un seguro de hogar: basta que lo tengas para que no pase nada. Y basta que no lo tengas para que reviente una tubería

Elegido el tipo de estabilizador, a continuación hay que valorar el riesgo, porque los efectos secundarios de pasarnos de cobertura pueden ser muy perjudiciales. Por ejemplo, en el caso francés el escenario Armagedon no es imposible, pero, en principio, es poco probable, así que hay que poner estabilizadores de forma moderada.

Como dije antes, la liquidez es vital. Si finalmente el resultado de la primera vuelta electoral francesa fuera cualquier otro distinto a Le Pen – Melenchon, habría que retirar inmediatamente los estabilizadores. De ahí la ventaja de los ETF. La estabilidad tiene un precio, pero aún así el resultado neto sería positivo. No olvidemos que nuestra cobertura sería proporcional al riesgo.

Al contario que en el caso coreano, en Francia tenemos un parte meteorológico que nos ayuda a calibrar el peso de los estabilizadores necesarios para nuestra cartera. Las encuestas han fallado mucho últimamente, pero justo es reconocer que no siempre ha sido así. Aunque en esta ocasión tenemos un problema añadido: el riesgo de que los dos candidatos pro Europa se anulen mutuamente para la segunda vuelta. Pero eso nos lo han contado precisamente las encuestas y podrían contarnos otras cosas de aquí a las elecciones.

En escenarios como este los estabilizadores son como contratar un seguro de hogar: basta que lo tengas para que no pase nada. Y basta que no lo tengas para que reviente una tubería. Es más: tengo comprobado que si quiero asegurarme de que no llueva, lo único que tengo que hacer es acordarme de coger el paraguas. No falla.

Telón de Fondo

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios