La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

Sin perdón: Catalunya ya es la Grecia de España

Antes de que alguno se me tire a la yugular al calor del encabezamiento de este post, les recomiendo una lectura pausada del mismo. Como conocedor

Antes de que alguno se me tire a la yugular al calor del encabezamiento de este post, les recomiendo una lectura pausada del mismo. Como conocedor somero de la realidad catalana, mi aproximación es intuitiva, basada más en hechos externos que en realidades internas. Ya me perdonarán. Del mismo modo, buena parte de las analogías ‘nacionales’ entre Catalunya y Grecia encuentran su causa en fundamentos radicalmente distintos, lo que no quita para que los efectos sean bastante similares. No hay más intención que poner negro sobre blanco una deriva objetivamente alarmante que participa de una serie de paralelismos sorprendentes no se sabe aún si con la Cenicienta o la Madrastra de Europa.

Así, desde el punto de vista meramente identitario, nos encontramos con una situación crítica en ambos ‘estados’, financieramente hablando, hasta el punto de que tal realidad provoca que se encuentren en la tesitura de poder salir de sus respectivos territorios ‘supranacionales’. En ambos casos, buena parte de la culpa se deriva de la gestión de sus dirigentes, de los excesos cometidos en el pasado y de su falta de capacidad para gobernar adecuadamente la actual coyuntura. Es verdad que, en el caso griego, las dudas son de sus socios comunitarios, cosa que no ocurre en Catalunya, donde la iniciativa secesionista es propia. Pero no es menos cierto, en este último caso, que el debate sólo se plantea cuando la asfixia financiera local es palmaria, y no antes. A la nación por la presión de la pela o, mejor dicho, de la falta de ella.

Ocurre, además, que la evolución política es extraordinariamente similar, con unos procesos de fragmentación parlamentaria que son el resultado de la pérdida de reconocimiento ciudadano entre los partidos dominadores en los últimos años. El desapego de los votantes hacia lo que se entiende como una élite extractiva incapaz lleva a la incorporación o consolidación en el arco legislativo de nuevas o ya señeras formaciones de carácter extremista, cuyos votos se convierten, sin embargo, en imprescindibles para la gobernabilidad dentro de sus particulares fronteras. Con un problema adicional: históricamente ha quedado probado que cualquier cesión a las reivindicaciones nacionalistas, peaje a pagar en la nueva coalición de gobierno, es un camino solo de ida. Vaya que sí.

Resulta interesante observar también las similitudes en las acusaciones de corrupción contra la oligarquía gobernante en uno y otro ‘país’. Como telón de fondo de este escenario de ruindad, esa unidad de destino en lo universalmente B que es Suiza. Cierto es que existe una guerra, no sólo dialéctica sino también informativa, sobre si los Oriol Ferrusola y otros ilustres catalanes han percibido o no ingresos sospechosos a cambio de favores. Pero casi da igual. En pocas sedes parlamentarias se ha hablado tan explícitamente de 3% -comisión que el tiempo ha probado singularmente alejado de la realidad… por defecto- como en la que tiene su sede en Barcelona (ciudad, por cierto, saneada en sus cuentas). Cuando el río suena de esa manera tan estruendosa, Palau pa arriba, Pallerols pa abajo...

Entre las reclamaciones de carácter histórico incluye Catalunya el déficit en las infraestructuras realizadas por la Administración Central o, en compensación, la no percepción de fondos comprometidos por el Estado a lo largo de estos años. En términos absolutos, los segundos no dejan de ser una gota en el mar de un endeudamiento disparatado asumido por la Generalitat en el último quinquenio. Asociar los problemas financieros de su 'hacienda' a tal hecho suena casi a chiste. Por lo que respecta a las primeras, ha quedado suficientemente acreditado que, si bien la apelación al agravio podría tener algún fundamento en los dos o tres últimos años, la serie temporal de largo plazo demuestra que no hay razón estructural para tal afirmación, sino más bien para lo contrario Igualmente ocurre en el caso griego con los fondos comunitarios, sin los cuales, para bien o para mal, el país distaría mucho de ser lo que es ahora.

Frente a Grecia, la reivindicación se extiende hasta la ruptura del principio de solidaridad autonómica, por inconveniente para esta comunidad autónoma como aportante neto a las arcas del Estado. Sin embargo, como en el caso griego, existen dos objeciones que el tiempo ha puesto de manifiesto: son esas regiones, especialmente Andalucía, los principales socios comerciales de buena parte de las empresas catalanas, por lo que tal desembolso excesivo se revierte vía tributos indirectamente a su Administración –por no hablar de la mano de obra secularmente aportada-; no solo eso, está por ver en qué acaba esta broma del FLA y hasta qué punto el tapar la grieta en la línea financiera de flotación de la Generalitat, a través de la entrega de liquidez remunerada, no llega a compensar, a pesar de su coste, buena parte de ese ‘sacrificio’. Hay que ver los ciclos completos. En cualquier caso, será la mayor perceptora de estos fondos, como ha ocurrido en la Eurozona con ese otro estado llamado… ¡bingo!

No deja de ser sorprendente que el principal símbolo en ambos casos de abandono de una nave cuya deriva es incierta haya sido Coca-Cola. Mientras que en el país heleno la embotelladora ha decidido poner los pies en la propia Suiza, con el fin de evitar cualquier tentación confiscatoria por parte del gobierno local, en España ha ocurrido otro tanto de lo mismo sobre la base formal de una operación de fusión entre distintos distribuidores a nivel nacional. Que la respuesta sea, frente a la libertad de mercado, imponer una tasa a las bebidas refrescantes sitúa el intervencionismo al nivel de algunas de las más censuradas repúblicas bananeras. Este movimiento de los Daurella se podría interpretar sin mucho riesgo de equivocarse como punta de iceberg de lo que podría pasar si el proceso separatista se consolidara. Muchos callan por precaución. Pero ni mucho menos otorgan. Al tiempo.

Alguno podrá decir que, a diferencia de la primera nación intervenida en la Eurozona,  Catalunya cuenta con el factor de credibilidad que aporta alguien como Andreu Mas-Colell. Nunca más si nos atenemos al sainete de la adjudicación de Aguas del Ter-Llobregat a Acciona, aprobada por el Ejecutivo regional y revocada tres días más tarde por uno de sus organismos. Por si fuera poco, y en el paroxismo del absurdo, nos encontramos con un recurso del Gobierno contra sí mismo sobre la base de una resolución que ni siquiera identifica correctamente al adjudicatario, que se encuentra con que los fondos entregados ‘a cuenta’ ya han sido gastados en nóminas y demás dispendios corrientes y que, además, puede llevar a que compute como más déficit los 1.000 millones de ingresos ciertos (y ya no tanto) vinculados a la operación. Un disparate completo que afecta a la seguridad jurídica de unos inversores ya de por sí susceptibles.

Es verdad que Catalunya está marcando el paso a España en términos de lo que debe ser el ajuste del estado del bienestar a una realidad económica y financiera precaria, especialmente en el caso sanitario. No es difícil evocar aquí también a Grecia en las consecuencias sociales de determinadas medidas. Pero no es menos cierto que buena parte del dolor ha sido causado por el placer anterior al estallido de la situación actual y que tal ajuste de los servicios ciudadanos apenas viene acompañado de una racionalización de una Administración sumida en el onanismo de un futuro independiente. Si la dicotomía elefantiasis pública vs. sacrificio privado está generalizada a lo largo y ancho de la geografía nacional, una vez que crece el segundo, se hace más insoportable la primera. Especialmente para los sufridos espectadores...

Tanto por evolución de la situación política, como por cómo se están desarrollando las cosas a nivel macro y microeconómico, son numerosas las similitudes entre el recorrido presente y futuro de Catalunya y el de Grecia. No se pueden cerrar los ojos a la realidad. La posible separación de los entornos geográficos actuales, uno por acción, el otro por omisión, es un punto identitario de partida sustancial. A partir de ahí, las coincidencias asustan. Quizá los votantes de los de aquí debieran meter en sus particulares ecuaciones estos alarmantes factores y reconocer que su grandeza histórica y su riqueza territorial están en riesgo no por culpa de terceros, sino de sus propios representantes. Vamos, sin ánimo de molestar.

Porque, ya saben, las más de las veces los dioses del Olimpo castigan a los hombres con sus deseos…

#330
Compartir

Vaya ahora resulta que decir la verdad equivale a autodestrucci
Ampliar comentario
#329
Compartir
146
Para que os largu
Ampliar comentario
#328
Compartir

Sr. McCOY, con sus art
Ampliar comentario
#327
Compartir
Lo que pagan los occitanos de impuestos apenas da para engordar las arcas de sus butifarras y es lo que nos trincan al resto de giles lo que ellos se nos llevan para sus rrollos &034;infraestructurales superdubis&034; .Hasta que no cuelgen a todas las butifarras no cuantificaremos lo que han pillao durante decadas: 3%, palau,pallars,itv..etc etc...miles y miles de millones todos en Antillas,Liechestein,belize,Suiza etc..etc..lo bueno de esto es que se puede, si se quiere,recuperar para las arcas[ occitanos incluidos] e identico sistema con los chorizos; eso si, hoy por hoy ,la butifarra cuanto antes y mas alto la cuelgen mejor para todos.Salud camaradas.
Ampliar comentario
#326
Compartir
159 Y quien esta diciendo lo contrario. La peninsula tiene dos salidas ferroviarias naturales, Irun y Port Bou, eso no tiene discusion. El tunel por los Pirineos es un sue
Ampliar comentario
#325
Compartir
158SOYDE.- Todos los dias se aprende.
Yo asimilaba morri
Ampliar comentario
#324
Compartir
155 SOYDE.- Sin concha [ babosa mas bi
Ampliar comentario
#323
Compartir
144
Ampliar comentario
#322
Compartir
Este comentario ha sido eliminado por el moderador.
Ampliar comentario
#321
Compartir
58 Muy Sr Mio,

Siento decepcionarle pero en estos momentos la Generalitat no tiene ni el papel del culo para el caganer, y somos el resto de espa
Ampliar comentario
#320
Compartir
Es por eso por lo que se quieren independizar:Los multimillonarios,no pagan una puta &034;pela&034; y el pueblo a poner ladrillos a la econim
Ampliar comentario
#319
Compartir
74 Usted ha debido de agotar todas las existencias de ANIS DEL MONO [por cierto, otro producto m
Ampliar comentario
#318
Compartir
145 SOYDE.- No hay problema.
He recordado que con este amigo de Salinas del que te habl
Ampliar comentario
#317
Compartir
127 Y por que no mira el mapa de Catalu
Ampliar comentario
#316
Compartir
145 SOYDE.- Esta tarde he pasado el nombre, de qui
Ampliar comentario