La Comunidad

En Titania Compañía Editorial, S.L., como editora de los medios y canales de comunicación que pone a su disposición, creemos en la libertad de expresión y en la aportación de los lectores para crear y enriquecer los temas de actualidad que tratamos. Por ello, ponemos a su disposición La Comunidad, plataforma adicional y supletoria, a la cual podrá acceder, previo registro, para comentar u opinar sobre temas de actualidad, así como el canal de comunicación directo con el la entidad editora a través del foro interno. La Comunidad quiere ser punto de encuentro donde poder compartir información y opinión.

Titania Compañía Editorial es la propietaria y titular de la plataforma denominada La Comunidad ostentando sobre ella todos los derechos de propiedad industrial e intelectual. A través del acceso a La Comunidad, la entidad le confiere una licencia de uso no exclusiva, intransferible, no sublicenciable durante el plazo en que se encuentre operativa la cuenta, sobre toda la información y contenidos disponibles. Por tanto, en ningún caso, se entenderá que el hecho de permitirle el acceso a La Comunidad implica una renuncia, transmisión, licencia o cesión, total ni parcial, de dichos derechos, por parte de la entidad editorial.

Por su parte, como usuario registrado, confiere respecto de la información y contenidos que publique en La Comunidad, una licencia no exclusiva, transferible y sublicenciable, durante el plazo en que se encuentre operativa su cuenta de usuario. En todo caso, la eliminación de su cuenta personal como usuario, no llevará aparejada la eliminación de los contenidos e información relacionada en el presente, en el caso de que la misma se encuentre reproducida, salvo los contenidos que, siendo perjudiciales, bien para los medios y canales de comunicación titularidad de la entidad, bien para terceros, hayan producido un daño como consecuencia de un abuso o un acto no permitido.

Las presentes condiciones regulan el acceso, navegación y uso de La Comunidad accesible a través de los distintos medios y canales de comunicación. Del mismo modo, se regulan las responsabilidades derivadas de la utilización de sus contenidos así como la política que rige en materia de privacidad y seguridad de la información personal.

La Comunidad va dirigida exclusivamente a lectores mayores de catorce años, por lo que para solicitar el alta como usuario de la misma, debe además de cumplir con el requisito precedente, tener plena capacidad y ser consciente que, en el momento de la aceptación, declara haber leído las presentes condiciones, estando plenamente de acuerdo con todas y cada una de las mismas.

La entidad editora, una vez que complete, de forma veraz, los campos al efecto -siendo todos ellos obligatorios- y acepte expresamente las presentes condiciones, efectuará un filtrado de dicha información, remitiéndole correo electrónico confirmando su alta. En todo caso, Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de admisión y concesión de acceso a la misma.

Se entenderá que se encuentra aceptada la solicitud de acceso y, por tanto, el otorgamiento como usuario registrado de La Comunidad, una vez efectuado el filtro de admisión, junto con la activación de la cuenta de usuario a través del enlace inserto en comunicación electrónica -correo electrónico- remitido a la dirección electrónica suministrada como persona solicitante. Dicho acceso será activado y gestionado desde la constancia efectiva de la aceptación.

Titania Compañía Editorial se reserva el derecho de aceptar o rechazar cualquier solicitud de acceso a La Comunidad, en base a los siguientes extremos, a saber:

  • Compruebe que sus datos facilitados son contrarios a la verdad y/o inexactos.
  • Considere que la solicitud formulada, bien no se ajusta a los términos recogidos en las condiciones de registro, bien dañe o pueda dañar la imagen corporativa de la entidad o de los medios o canales de comunicación o fuese contraria a los propósitos perseguidos por la misma.
  • Aquellas circunstancias que sean contrarias a las presentes condiciones o la normativa legal aplicable en el momento en que se produce la solicitud y aceptación.
  • La comprobación de información de nuevas altas que pudieren tener relación o sospechas con usuarios cuyas cuentas han sido suspendidas al incumplir las normas de participación.
  • Cualesquiera otra circunstancia que, a criterio de la entidad editora, pueda suponer la no aceptación de la solicitud de registro y/o acceso.

Para promover y mantener ese ambiente de intercambio útil y libre de opiniones, hemos establecido un conjunto de normas sencillas que tienen como objetivo garantizar el desarrollo adecuado de esos debates. Su no cumplimiento supondrá la eliminación del comentario, o incluso la expulsión de La Comunidad en caso de actitudes reiteradas que desoigan avisos previos.

  1. No admitimos insultos, amenazas, menosprecios ni, en general, comportamientos que tiendan a menoscabar la dignidad de las personas, ya sean otros usuarios, periodistas del medio o canal de comunicación o protagonistas de los contenidos. Tampoco permitimos publicaciones que puedan contravenir la ley o falten gravemente a la verdad probada (o no) judicialmente, como calumnias, injurias o promuevan actitudes violentas, racistas o instiguen al odio contra alguna comunidad.
  2. No admitimos publicaciones reiteradas de enlaces a sitios concretos de forma interesada. Consideramos que no aportan nada al resto de los lectores y son prácticas que consideramos spam, ya que el espacio de los comentarios no puede servir como promoción de blogs personales u otros proyectos. Sí aceptamos cualquier clase de enlace que amplíe, puntualice o enriquezca la información sobre la que se debate, y que resulte por tanto útil para todos los lectores.
  3. No admitimos la publicación de datos personales (números de teléfono, direcciones postales, direcciones de correo u otros relacionados.) Entendemos que es información que puede provocar problemas a quien la publica o a terceros (no podemos saber a quién pertenecen esos datos).
  4. No admitimos que una misma persona tenga varias cuentas activas en esta comunidad. En caso de detectarlo, procederemos a deshabilitar todas.
  5. Nos reservamos el derecho de suspender la actividad de cualquier cuenta si consideramos que su actividad tiende a resultar molesta para el resto de usuarios y no permite el normal desarrollo de la conversación. Eso incluye el abuso de mayúsculas o comentarios ajenos al tema propuesto en cada contenido.

Por lo demás, pedimos a nuestros usuarios que se comporten con los demás con el mismo respeto con el que quieren ser tratados igualmente. De esa manera La Comunidad seguirá siendo un espacio interesante en el que debatir y aprender. Agradecemos de antemano a todos nuestros lectores su esfuerzo y su aportación.

En el caso que, como usuario y miembro La Comunidad, reproduzca a través de su perfil y de las secciones anexas al mismo, informaciones, personales o empresariales, opiniones y comentarios, propios o de terceros, es responsable de la veracidad de las mismas, siendo único responsable frente a terceros de las consecuencias que de aquellas puedan derivarse, en especial, en el ámbito personal -intimidad, honor, imagen, privacidad, confidencialidad, etc.- como en el ámbito empresarial -competencia, propiedad intelectual e industrial, etc.-

Como usuario registrado de La Comunidad, otorga a Titania Compañía Editorial la cesión de los derechos de explotación -reproducción, distribución, comunicación pública, transformación- sobre las informaciones u opiniones que suministre y autorización, en su caso, para la publicación y/o reproducción de sus datos personales vinculados a dicha información u opinión. Asimismo, la publicación de contenidos, información u opinión que sea visible a través de su cuenta, supone que otorga consentimiento para que aquella pueda ser reproducida por otros usuarios registrados de La Comunidad. Dicho consentimiento, no implica que terceros pudieren utilizar la información suministrada fuera de la propia comunidad y con fines comerciales o mercantiles, si bien la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida de la información, por parte de terceros. El usuario se compromete a ser respetuoso con la propiedad intelectual, intimidad, honor e imagen al publicar imágenes o documentos de terceros en La Comunidad.

La entidad editorial mantiene entre sus principios rectores la protección de la información personal de los usuarios, cumpliendo íntegramente la normativa española de protección de datos de carácter personal y disponiendo de las medidas de seguridad acordes con el tratamiento de la información -recopilación de información, acceso, conexiones, calidad, secreto, confidencialidad.- Puede obtener más información a través del enlace permanente Política de Privacidad, visible durante la navegación, tanto en la Web como en La Comunidad.

Con carácter general, Titania Compañía Editorial, S.L. es el responsable del fichero creado para gestionar las solicitudes de acceso y los contenidos que pudiere utilizar a través de la misma. Todos los servicios y contenidos que se encuentran disponibles en La Comunidad, para los cuales solicitamos sus datos de carácter personal, serán tratados única y exclusivamente para prestarles correctamente aquellos -información de interés para el usuario, actualización de perfil, comentarios, remisión de diferentes boletines y acceso/uso de La Comunidad.-

Se le informa que, en cualquier momento, puede ejercitar, tanto el derecho de revocación al consentimiento prestado para el acceso y utilización de La Comunidad, a través de petición al efecto. De igual forma, podrá ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, que les son reconocidos. A tal efecto, deberá remitirnos comunicación personal individualizada a la dirección de correo electrónico info [@] elconfidencial.com haciendo constar sus datos personales de nombre, apellidos y número del documento acreditativo de identidad; el derecho que desee ejercitar y el motivo de dicho ejercicio; aportando copia de documento acreditativo de identidad -DNI, pasaporte, y otros reconocidos legalmente.

Podrá utilizarse su dirección de correo electrónico para el envío de comunicaciones electrónicas, en base a la Directiva 2000/31/CE y, de conformidad con la Ley 34/2002 de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, referida a los distintos boletines electrónicos que se edita. Asimismo, se facilitan mecanismos, sencillos y gratuitos, para desistir del consentimiento otorgado para la finalidad del envío de comunicaciones electrónicas, cumpliendo íntegramente con la normativa europea y nacional sobre la materia referida. Dicho desistimiento podrá efectuarlo a través de su perfil.

La finalidad en el tratamiento de datos de carácter personal que se recogen a través de La Comunidad es gestionar el alta y acceso a la misma, así como la remisión de los diversos medios de edición digitales a los que pudiere tener acceso mediante su alta y consentimiento como usuario de La Comunidad. Así mismo, proporcionarle información sobre actividades de la entidad -eventos- o de aquellas entidades con las que se suscriba un acuerdo a tal fin a través de medios de comunicación a distancia, efectuando, de igual modo, actuaciones estadísticas y/o históricas.

De conformidad con el Real Decreto Ley 13/2012 y su afectación en el artículo 22.2 de la Ley de Servicios de la Sociedad de la Información y Comercio Electrónico, la presente Página Web recaba cookies de navegación -pequeños archivos que contienen una serie de caracteres que se envían a su explorador desde el servidor de un sitio web.- Acepta que se recaben cookies para el inicio de acceso de sesión en La Comunidad y para recordar la información relacionada al acceso. En caso que no consintiera el tratamiento de dicha información puede modificar la configuración de su explorador a tal efecto.

Los datos de carácter personal recabados y tratados forman parte del fichero denominado "USARIOS WEB DE TITANIA" dado de alta en la Agencia Española de Protección de Datos, bajo número de inscripción 2060040405. Dispone de más información acerca del tratamiento de datos personales e información en los enlaces Aviso Legal, Política de Privacidad y Política de Cookies.

Titania Compañía Editorial puede:

  • Eliminar sin previo aviso cualquier comentario que suponga una vulneración de las normas de La Comunidad.
  • Bloquear a cualquier usuario por considerar que ha incumplido de forma reiterada las normas de La Comunidad, sin haber atendido apercibimientos previos.
  • Conservar todos los comentarios realizados por cualquier usuario, aunque éste pida que se eliminen. En esos casos, podrá hacer invisibles dichos comentarios, de forma que se mantengan en su base de datos, pero no puedan ser vistos por otros usuarios.

El usuario puede

  • Reclamar a la entidad editora la revisión de la moderación de un comentario propio o ajeno, a través de un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com
  • Solicitar la reconsideración del bloqueo de su cuenta tras haber incumplido las normas de participación, mediante un correo a moderador[ @ ]elconfidencial.com. La entidad editora examinará el caso y dará una respuesta a la mayor brevedad.
  • Editar la información introducida en su perfil, salvo su nombre de usuario. Por motivos técnicos, esto resulta imposible.
  • Solicitar la suspensión de su cuenta. Sin embargo, eso no supondrá su borrado de base de datos, sino su ocultación al resto de usuarios.
  • Solicitar que sus comentarios queden invisibles al resto de usuarios. No serán borrados, pero de esa forma quedan inaccesibles a cualquier usuario.
  • Gestionar libremente sus suscripciones a los boletines enviados, incluida la dirección de correo en la que los recibe.

La entidad editorial excluye cualquier responsabilidad por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudieran deberse a la utilización que de La Comunidad pudiere efectuar o que puedan deberse a la falta de veracidad, vigencia, exhaustividad y/o autenticidad de la información que proporcione a otros usuarios acerca de sí mismo y, en particular, aunque no de forma exclusiva, por los daños y perjuicios de toda naturaleza que pudiere deberse a la suplantación de la personalidad de un tercero efectuada en su nombre en cualquier clase de comunicación realizada a través de La Comunidad.

Si se tuviere constancia, propia o de tercero, de la mala utilización de los contenidos puestos a su disposición, se reserva el derecho a cerrar su cuenta, previa comprobación de los hechos puestos en conocimiento, así como la posibilidad de informar a las autoridades competentes -administrativas y jurisdiccionales- en caso de que pudiere ser constitutivo de delito o ilícito en cualquier ámbito jurisdiccional.

Titania Compañía Editorial, a través de La Comunidad, no se hace responsable de las siguientes actuaciones:

  • El mal uso que pueda realizar.
  • La continuidad de los contenidos.
  • Los contenidos y servicios prestados por terceros a los que pudiere tener acceso desde las direcciones o contenidos insertos en La Comunidad.
  • Los daños o perjuicios que causare cualquier persona, bien a si misma o a terceras, que infringiera las condiciones, normas e instrucciones establecidas para el acceso y utilización de los contenidos insertos, principalmente, las derivadas de opiniones, comentarios y actuaciones tendentes a desacreditar y/o vulnerar derechos constitucionales.
  • Cualquier acción y/o actuación que pudiere realizar en relación con la vulneración de derechos de terceros, especialmente, en relación a la imagen, propiedad intelectual o industrial.
  • La custodia de las contraseñas que permitan el acceso a los diferentes contenidos que precisan de identificación y autenticación.

Se podrá acceder a contenidos suministrados por otros usuarios de La Comunidad, es decir, reproducidos en Páginas Web o webs externas. Por lo tanto, la entidad editora no se hará responsable de la utilización indebida y/o no permitida establecida por aquellos terceros en referencia a los contenidos sobre los que pueda tener acceso.

Titania Compañía Editorial pone a su disposición los siguientes medios de comunicación para inter-actuar con los medios o canales de comunicación o para realizar cualquier reclamación, sugerencia, duda o consulta: Foro interno o el mail moderador[ @ ]elconfidencial.com.

Titania Compañía Editorial puede suspender de forma temporal y/o definitiva en el caso de que incumpliere alguna de los términos y condiciones presentes y/o así se lo requiera la autoridad administrativa y/o judicial correspondiente. Así mismo, la entidad se reserva el derecho de suspender, sin necesidad de comunicación alguna, como titular de la cuenta de usuario, además de ponerlo en conocimiento de las autoridades administrativas y/o jurisdiccionales ante acontecimientos que pudieren ser constitutivos de delito o actuación ilícita.

Las presentes condiciones tienen la vigencia que dura su exposición. Se aconseja que, cada vez que acceda, lea con detenimiento las mismas. A tal efecto, dispondrá de un enlace con las mismas.

La entidad editora podrá optar por interrumpir, suspender o terminar unilateralmente el acceso, con independencia de lo dispuesto en las presentes condiciones. Dichas situaciones no alterarán la vigencia de las prohibiciones de uso de los contenidos expuestos a lo largo del presente clausulado.

En la medida que fuere posible, avisaremos de dichas circunstancias -suspensión, interrupción o término de acceso a los contenidos- mediante la inclusión de la información referida a través de los medios de comunicación que considere oportunos para su mayor difusión.

En el caso de que cualquier disposición o disposiciones contenidas en las presentes condiciones fueran consideradas nulas o inaplicables, en su totalidad o en parte, por cualquier Juzgado, Tribunal u órgano administrativo competente, dicha nulidad o inaplicación no afectará al resto de condiciones aplicables en virtud de los servicios y/o contenidos dispuestos en los canales o medios de comunicación a los que pudiere acceder.

Todas las condiciones insertadas se rigen por la normativa española. Todos los conflictos, controversias o situaciones derivadas de las presentes condiciones se someterán a los Juzgados y Tribunales de la Villa de Madrid, renunciando expresamente las partes a su fuero.

La deslocalización a la inversa: China quiere fabricar en Europa

Es la historia de siempre: los costes se disparan y los ejecutivos de la multinacional empiezan a pensar cómo trasladar parte de la producción a
Autor
Tags
    Tiempo de lectura5 min

    Es la historia de siempre: los costes se disparan y los ejecutivos de la multinacional empiezan a pensar cómo trasladar parte de la producción a otro país donde salga más barato. Esta vez, sin embargo, los roles están intercambiados: hablamos de una empresa china que baraja alternativas para  fabricar en Europa. Se trata de Haier, la primera marca de electrodomésticos del planeta, con una cuota de mercado del 7,8%, cifra sostenida sobre su enorme penetración en el país con más consumidores del mundo, China. La multinacional se encuentra en plena expansión internacional (está presente ya en 165 países) y una de las últimas plazas por conquistar es la europea, donde lleva presente años y donde poco a poco está consiguiendo hacerse un hueco.

    Sucede que la fórmula mágica de fabricar en China para vender en Europa lleva años encareciéndose. Y en los últimos meses se ha disparado. The Economist  abordó el tema recientemente con uno de esos titulares rotundos que tanto le gustan a sus editores. Anunciaba “el fin de la China barata”  y desmenuzaba el cacareado aumento de los costes laborales chinos, que casi se equiparan ya al de algunos países de Europa del Este. Desde 2002, por ejemplo, crecieron un 14%  anual en el área de Shangai y un 12% en la de Cantón. Aún con todo, siguen siendo muy inferiores a los de la eurozona y Estados Unidos. En Haier, por ejemplo, los sueldos base siguen por debajo de los 300 euros.

    Lo cierto es que, tanto o más que el encarecimiento de la mano de obra, preocupan los costes de transporte, las complicaciones logísticas y la fortaleza del yuan. Un ejemplo: mientras en la primavera de 2008 por un euro se pagaban casi 11,2 yuanes, la semana pasada la moneda europea se cambiaba por debajo de 7,9. La caída es de casi un 30%  y se espera que continúe la misma tendencia durante unos cuantos años.

    Al presentarle todos estos factores, el presidente y director general de Haier en Europa, René Aubertin, confesó esta semana en Qindao a El Confidencial que, aunque sus ventas han crecido considerablemente en el Viejo Continente durante el último año, los beneficios se han contraído. “Por ello estamos cada vez más convencidos de que tenemos que producir localmente, y no sólo en Europa. Es una estrategia que está en boga para reducir costes, trabajar con stocks más pequeños, hacer la planificación más flexible... Tiene muchas ventajas, no se trata sólo de la mano de obra. Son muchas más cosas”.

    Haier, que actualmente fabrica fuera de China el 18% de lo que vende, dispone de una planta para ensamblar frigoríficos en Italia, donde trabajan unos 150 locales. Según Aubertin, se están barajando varias alternativas para aumentar notablemente su presencia en Europa. “Tenemos tres opciones: asociarnos con un fabricante europeo, montar una fábrica desde cero, o comprar una marca europea”, dijo, sin querer aclarar qué países le resultan más atractivos para lanzar la operación.

    - “¿Quizá España, donde los costes laborales cotizan a la baja?”, preguntamos horas después a su director general, Sun Shubao.

    - “No descartamos nada”, dijo.

    ¿Síntomas de que las fábricas están volviendo a Occidente?

    En Estados Unidos llevan tiempo haciéndose esa pregunta. Es cierto que algunas multinacionales americanas, como General Electric o Carterpillar, han empezado a invertir su proceso de deslocalización. En una encuesta que MFG hizo a varias industrias americanas, un 21 por ciento respondieron que tienen planes para regresar parte de su cadena de producción a América, generalmente el ensamblaje. Parece que no son sólo promesas y, de hecho, se han creado ya más de medio millón de puestos de trabajo en industrias manufactureras desde principios de 2010, el pico más importante desde finales de los 90. En Europa las cosas van a otro ritmo, pero algunos ejemplos han ocupado titulares en el último año, como el anuncio de Ikea de trasladar parte de la producción asiática a Italia.

    ¿Se agota, pues, el atractivo chino?

    La respuesta casi unánime de empresarios y consultores es que no. Las ventajas logísticas de la industria china siguen siendo muchas y, aunque sus obreros resultan más caros que hace diez años, también se hacen crecientemente competitivos. Eso sin contar la importancia de estar lo más cerca posible del mercado del futuro, el de los 1400 millones de chinos. En definitiva, se pronostica una fuga (ya está ocurriendo) de las industrias menos sofisticadas, como la textil, hacia países más pobres, como Vietnam o Bangladesh. También se prevé que algunas multinacionales rediseñen su estrategia global y devuelvan parte de la cadena de producción a Occidente para abastecer su mercado. Pero los costes tendrían que multiplicarse todavía varias veces para que mereciese la pena desmantelar el tejido industrial armado en los últimos 30 años en el país más poblado del mundo. Uno de los mejores ejemplos es el de los Iphone: pequeños, de alto valor añadido, requieren de infraestructuras complejas, así como de obreros capacitados y con horarios muy flexibles. Los teléfonos, además, ocupan poco espacio en los contenedores de los barcos, por lo que el porcentaje de los costes de transporte sobre el total resulta ridículo.

    En 2011, el presidente Barack Obama le preguntó a Steve Jobs, durante una visita a Sillicon Valley, si la producción de Apple retornaría a Estados Unidos algún día. La respuesta fue tajante.

    - “Esos trabajos no van a volver, presidente”.

    #8
    Desde luego, algo tenemos que hacer, porque se nos están comiendo por los pies.
    La actual crísis que afecta a una buena parte del mundo desarrollado,tiene su explicación por la estrategia seguida por el gobierno chino después de la caída del muro de Berlín y de la muerte de Mao, que -sorprendentemente- ha devenido en una estructura política comunista, totalitaria y dictatorial, pero una economía rabiosamente capitalista, propia del capitalismo del siglo XIX europeo y que llevó a pensadores como Marx y Engels a elaborar su famoso &034;manifiesto&034;. Es una paradoja, un círculo perfecto.
    Y así el mundo que fué rabiosamente capitalista en USA y en Europa, hoy se ha transformado en una suerte de &034;capitalismo socialdemócrata&034; por mor de la reacción de la población, convirtiendo la imagen del capitalismo como un mal,sólo aceptable en el caso de un bienestar igualitarista para toda la población.
    En China -en cambio- ha vencido el esclavismo
    En España, deberíamos empezar por exigir el mismo trato que tiene China en Kyoto. ¿O es que nosotros tenemos una economía más desarrollada que la de China?.
    Piénsese la importancia, en la formación del coste de un producto, que tiene el rubro de la energía.
    Ampliar comentario
    #7
    Más pronto que tarde, la gente va a ser consciente de un dato que es preocupante: ¿Cuántos puestos de trabajo nos cuestan el poder comprar barato?

    Y la logica respuesta será preferir lo producido aquí a lo &034;made in China&034;. Y quien dice China dice India, Turquía, Marruecos... querremos que sea [al menos] de la Unión Europea, preferiblemente español. Porque si exigimos que sea europeo lo que consumimos, el trabajador que lo fabrique será residente en la Unión europea, luego no estará parado, luego no será una carga que nos encarezca la compra de productos externos vía más impuestos para pagar el subsiddio de desempleo.

    Por supuesto, mentalidad proteccionista. En vacas flacas es lo que termina pasando.
    Ampliar comentario
    #6
    Y si todos los dias aparecen tantos nuevos golfos, sinverguenzas, degenerados, mangantes yyyyyyyyyyyyy.....eso que piensa Vd amigo lector............cuantas personas serias quedan en España ?
    Ampliar comentario
    #5

    Si la ONU sirve para algo ,es para enchufar golfos,cuanto antes se cierre y se pase a la llama ,para esterilizar, mejor.
    Ampliar comentario
    #4
    Pues fue precisamente su amigo Chaves quien vetó su nombramiento como embajador de Marruecos. Pero no importa, a Joan Clos lo mandaron a Turquía, donde duró nada y a seguido a la ONU. Así que el anestesista, además de alcalde de BCN, pasó por la ingeniería del Ministerio de Industria, por la diplomacia como embajador de Turquía y como diplomático mundialmente reconocido en la ONU.
    Ampliar comentario
    #3
    Es todo una gran mierda de amiguismo y corrupción, ineptitud e ignorancia, robo y malversación.

    Por si no teníamos bastante con lo de aquí, a ello hay que sumarle los interminables cargos de organismos internacionales. Y todo, sustentado con nuestro esfuerzo y nuestros ahorros, a los que no dejan de agredir, como a nosotros mismos, en medio de un sistema que nos escupe a la cara constantemente.
    Ampliar comentario
    #2
    Premiado por la ONU.Si tomamos como ejemplo la ciudad del
    Ampliar comentario
    #1
    !!! Manda huevos
    Ampliar comentario