Movimiento 5 Estrellas: los 'indignados' que hostigan a Renzi ya son 'casta'

Los nuevos ya son viejos: perpetúan sus vicios, clientelismo incluido. Así podrían resumirse los últimos escándalos que afectan al Movimiento 5 Estrellas, los 'indignados' de Italia

Foto: Beppe Grillo, fundador y líder del Movimiento 5 Estrellas, durante un evento a favor del No en el referéndum, en Roma (Reuters).
Beppe Grillo, fundador y líder del Movimiento 5 Estrellas, durante un evento a favor del No en el referéndum, en Roma (Reuters).

Los nuevos ya son viejos; perpetúan sus vicios, clientelismo incluido. Podría resumirse de esta forma, en extrema síntesis, el último escándalo que está afectando al Movimiento Cinco Estrellas (M5S, por sus siglas en italiano), una formación —fundada allá por 2009— que ha irrumpido en la escena política en Italia, vendiéndose como el antídoto a la corrupción y falta de ética de los partidos tradicionales italianos. Ahora, la justicia italiana investiga a M5S por una serie de episodios de falsificación de listas electorales, que permitieron que representantes del grupo se presentaran a varias citas con las urnas.

En vísperas del referéndum del domingo —con las consecuencias imprevisibles que podría tener—, el caso más grave del que se ha informado es el de Palermo, en Sicilia, donde la fiscalía investiga a 13 personas, entre ellas varios activistas, familiares de políticos e incluso los hoy diputados del M5S Claudia Mannino y Riccardo Nuti (apodado el Ortodoxo por su presunta inflexibilidad y quien también se desempeñó como vicejefe del grupo en el Congreso). Según los magistrados de Palermo, todos ellos habrían presentado firmas de personas inexistentes durante las elecciones locales de 2012 (la ley italiana prevé que se alcance un cuórum para que un candidato se pueda presentar a elecciones). El caso fue revelado por un conocido programa de televisión italiano.

Este no es el primer escándalo que afecta a la joven formación, un grupo que surgió de aquellos ciudadanos 'indignados' por las corruptelas de la política tradicionalLo mismo sucedió en Bolonia, en la región de Emilia Romaña. Allí, donde hay al menos cuatro investigados del M5S —entre ellos Marco Piazza, vicepresidente del Consejo comunal de Bolonia—, los Carabineros han interrogado a más de 200 testigos y la investigación aún está en curso. En las elecciones regionales de 2014, según la edición boloñesa del diario 'La Repubblica', se encontró la firma de una mujer italobritánica que ni siquiera se encontraba en Italia en las fechas de la recopilación de firmas. Por eso, la magistrada Michela Guidi considera que se ha violado el decreto presidencial 570 de 1960, que castiga a quienes forman las listas de manera irregular.

En este caso todo ha sido desencadenado por una ráfaga de 'fuego amigo'. Quienes primero denunciaron las irregularidades fueron algunos antiguos activistas del M5S en Bolonia. Y uno de ellos, Stefano Adani —quien ya abandonó el partido—, recibió en los últimos días amenazas e insultos a través de las redes sociales y por teléfono. Razón por la que los Carabineros han decidido poner escolta en su residencia en los Apeninos boloñeses de manera provisional.

Ante esta situación, la reacción del líder del M5S, Beppe Grillo, ha sido tibia y lenta. Primero pidió a algunos de los implicados que se dieran de baja del partido y más tarde —varios días después— él mismo los apartó. Acto seguido, Grillo denunció casos similares que afectaban supuestamente al Partido Democrático —centroizquierda— en la región de Piamonte, asegurando que se habían ocultado al público. Ese fue “un escándalo silenciado por los diarios y las televisiones de este régimen (referido a Italia)”, dijo el también cómico. “Gritaban: ¡honestidad, honestidad! Y ahora dicen 'omertá', 'omertá' [silencio, en italiano]”, le respondió el primer ministro, Matteo Renzi, recordando que algunos de los implicados de Palermo, llamados a dar su testimonio ante los fiscales, se negaron a responder.

La situación desató una verdadera batalla campal, en la que cada uno intentó sacar provecho; todo, a pocos días del trascendental referéndum sobre la reforma constitucional promovida por Renzi. Las ilegalidades cometidas por el M5S demuestran “cuán incapaces y deshonestos son. De día son moralistas y de noche son tramposos”, en opinión de Fausto Raciti, el secretario siciliano del PD. Mientras, el propio M5S reconoció “el daño a la imagen del Movimiento”, razón por la que sus cuatro implicados fueron suspendidos del partido.

Y es que, además, este no es el primer escándalo que ha afectado a la joven formación en 2016, un grupo que surgió de aquellos ciudadanos 'indignados' por las corruptelas de la política tradicional.

Virginia Raggi, alcaldesa de Roma por M5S, durante un evento para recaudar fondos en Roma (Reuters).
Virginia Raggi, alcaldesa de Roma por M5S, durante un evento para recaudar fondos en Roma (Reuters).
 

Deserciones: "Yo soy un hombre libre"

El pasado 4 de octubre, el Movimiento festejó su séptimo aniversario. Un día antes, Federico Pizzarotti, el primer alcalde que el M5S logró sentar en una ciudad importante de Italia —quien fuera símbolo primero de esa ‘revolución’ ciudadana de 'indignados'—, anunció que abandonaba el partido. Pizzarotti, de 43 años y un antiguo técnico informático, justificó su decisión con palabras fuertes.

Agradeció a Grillo el haberle “hecho levantar del sofá”, pero sugirió que el M5S se estaba aproximando por una senda autoritaria. “No he cambiado yo o nuestros ideales; ha cambiado el M5S. Ha faltado la conciencia crítica. La he ejercitado solo yo y, por lo tanto, se me ve como un alborotador”, dijo. "En muchas partes de Italia hemos sido sobrepasados por arribistas ignorantes que no saben qué quiere decir administrar”, añadió. “Queremos gobernar pero luego no se dialoga con nadie. Eso no quiere decir gobernar. He pagado por haber puesto mi ciudad por delante del M5E pero lo volvería a hacer 1.000 veces (...) Yo soy un hombre libre”, concluyó.

El motivo de la ruptura de Pizzarotti con Grillo fue su suspensión del M5S, en mayo pasado, cuando se anunció que el alcalde de Parma estaba siendo investigado por presunto abuso de poder en relación con los nombramientos al frente del teatro municipal, lo que a su vez suscitó que el alcalde fuese suspendido del M5S como castigo preventivo. Hace dos semanas, no obstante, el caso judicial fue archivado, pero el partido no canceló la suspensión contra el alcalde, lo que provocó la ira de Pizzarotti.

Más aún, también está el caso de Virginia Raggi, la nueva alcaldesa de Roma, cuyos primeros 100 días estuvieron plagados de pleitos y denuncias, entre otras causas por haber elegido entre sus colaboradores a personas que estaban siendo investigadas por la justicia. Y es aquí, en Roma, donde se juega la mayor partida para el M5S. Entre lo nuevo y lo viejo, y lo que está en el medio.

Mondo Cane

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC