ANALIZAMOS SUS PROPUESTAS

Chorradas y verdades a medias: así será la nueva Ley de Autónomos de PP y C's

Si eres autónomo, quizá te haya alegrado saber que PP y C's aprobarán en noviembre una Ley de Autónomos. Échale el freno a tu entusiasmo: te la están metiendo doblada.

Foto:

Algo bueno tenía que tener formar ya Gobierno: las novedades empiezan a llegar (otra cosa es que sean mejores o peores) y la primera podría estar lista en noviembre en forma de Ley de Autónomos. ¿Cuál es el problema? Que las medidas que PP y Ciudadanos han anunciado para dicha ley son, salvo raras excepciones, un compendio de verdades a medias, medidas que ya existen y chorradas como pianos de grandes.

¿Hay alguna medida objetivamente positiva? Sí, en realidad hay dos, según el documento del pacto de gobernabilidad alcanzado por PP y C's. En primer lugar, la cuota hiperreducida de 50 euros al mes para los nuevos autónomos se amplía: ya no durará seis meses, sino un año. No es que sea un salvavidas, pero sí un pequeño suspiro para muchos.

La mayoría de medidas o ya están implantadas o apenas favorecen a los autónomos

En segundo lugar, que en "las altas y bajas a la Seguridad Social que no se realicen el primer día del mes, el importe de cotización se calcule únicamente por los días efectivos de trabajo del mes correspondiente".

Esta medida viene a solucionar una de las grandes estafas de nuestra Seguridad Social. Porque puede sonar a chiste, pero es así: hasta ahora, en España, si te dabas de alta como autónomo el día 25, pagabas cuota por todo ese mes; y si te dabas de baja un día 5, también pagabas la cuota de todo ese mes. Un atraco a mano a armada que, al fin, se acabará.

¿A qué autónomos conocen en el PP y C's?

Pero aquí terminan las grandes novedades y los abrazos. Si analizamos el resto de propuestas, veremos que Ciudadanos ha aprendido una de las mejores estrategias del PP: vender como medidas salvadoras lo que en realidad son propuestas que evidencian su mala intención o su ignorancia en materia de autónomos (o incluso las dos cosas juntas).

Ciudadanos nos contaba este martes la historia de Toni, un sufrido emprendedor de 32 años al que explican las novedades de la Ley de Autónomos con una de las frases más repetidas (y falsas) de los últimos años: "España es el país europeo en el que los emprendedores tienen más dificultades y mayores cargas fiscales para desarrollar su actividad". ¿En qué basa Ciudadanos esa creencia (que no certeza)? En primer lugar, en que Toni y el resto de emprendedores españoles pagan muchos más impuestos y más cuota de autónomos que la mayoría de países, algo que es total y absolutamente falso.

En segundo lugar, porque parece ser que si en España no se emprende no es porque sea complicado hacer rentable un negocio, sino porque constituir una empresa es un trámite muy lento, oiga. De nuevo, Ciudadanos recurre a la sandez del ranking Doing Business para hacernos creer que España está llena de empresarios deseando crear riqueza y puestos de trabajo, pero no lo hacen porque montar una empresa es un rollazo, macho, te lleva –oh, Dios mío– ¡28 días! Y claro, así se le quitan a uno las ganas de todo.

El IVA de caja lleva tres años en vigor

Dice también Ciudadanos que "ningún autónomo pagará IVA hasta que no cobre la factura". Pero, ¿por qué no aparece esa medida en el documento que firmó con el PP? Fácil: porque esa medida lleva en vigor desde el 1 de enero de 2014, hace casi tres añazos.

La medida en cuestión ha sido un absoluto fracaso y sólo consiguió que el Gobierno se ahorrara 900 millones de euros, pero Toni puede recurrir a esta figura desde hace tres años. Una vez más, Ciudadanos adoptando la estrategia del PP: anunciar diez veces lo mismo para ver si cuela como novedad.

La nueva ley también pretende que "los autónomos cuyos ingresos reales no superen el umbral del Salario Mínimo Interprofesional (SMI) no tengan la obligación de cotizar". Eso estaría muy bien... si no fuera porque, en la práctica, ya existe. Y es que los trabajadores por cuenta propia que no superan el SMI, a menos que estén muy mal asesorados –como parece estarlo Toni–, nunca se dan de alta como autónomos: facturan por su cuenta y al año siguiente ajustan cuentas con Hacienda (de manera totalmente legal) en la Declaración de la Renta. Fin.

Toni, te la están metiendo doblada

Ciudadanos nos cuenta que, aunque hay meses en los que Toni no factura más de 300 euros, tiene que seguir pagando 267 euros al mes de cuota de autónomos (en serio, Toni, cambia de asesor). Para ayudarle, la Ley de Autónomos permitirá "hasta cuatro cambios al año en la base de cotización de los autónomos". ¿Qué quiere decir esto? Que si Toni prevé que durante unos meses va a ganar menos, podrá bajar su base de cotización y, por tanto, pagará menos cuota de autónomos.

¿Dónde está aquí la falacia? En que el pobre Toni es un pardillo, porque en realidad los 267 euros mensuales que paga ya se corresponden con la base de cotización mínima. ¿Te imaginas ir a un mendigo que coge comida de la basura y decirle que, para ayudarle, el Gobierno ha decidido que no tenga por qué ir a comer al Ritz? Pues esto es lo mismo: esta medida podría ser beneficiosa para autónomos que facturen cantidades elevadas y tengan un pequeño bajón, pero no para el pringado de Toni, que bastante tiene con lo suyo. 

Por mucho que se baje la base de cotización, la cuota mínima seguirá siendo la de 267 euros/mes

Y es que, en definitiva, la Ley de Autónomos se resume en una palabra: marketing. Más allá de venderla bien a los ciudadanos, la nueva ley tiene una o dos cosas mediointeresantes seguidas de una larga lista de verdades a medias, medidas que ya existían o absolutas chorradas que nos hacen preguntarnos: ¿a qué clase de autónomos conocen los dirigentes del PP y de Ciudadanos?

Toni, los dos somos autónomos y tenemos la misma edad. Hazme caso: ponte a currar como un cabrón y deja de soñar con cantos de sirena.

#emprendedorfurioso

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
16 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios