Las telecos quieren ser el guardián de tus datos (y por qué es una terrible idea)

Telefónica y Vodafone quieren convertirse en los máximos defensores de tu privacidad. ¿Cómo? Ayudándote a bloquear (si quieres) a Facebook, WhatsApp y compañía. Suena a broma, pero es real

Foto: José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica. (Foto: EFE)
José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica. (Foto: EFE)

"Se respira mucha frustración por aquí, ¿no?". La pregunta (retórica) provocó risas ayer entre la audiencia del 30 Encuentro de Telecomunicaciones de Santander. La hizo la periodista de Breaking Views Fiona Maharg-Bravo, quien moderaba un encuentro con los jefazos de las tres grandes operadoras del país: José María Álvarez-Pallete, presidente de Telefónica, Vittorio Colao, consejero delegado de Vodafone, y Stèphane Richard, de Orange. Era una reacción ante la embestida que se acababa de escuchar en la sala: el plan de Telefónica para erigirse en intermediario (no solicitado) entre Facebook, WhatsApp, Google y tú con el fin de proteger tu privacidad. Sí, la idea es tan descabellada como suena.

"Devolver los datos a los clientes". Telefónica y Vodafone, que se ha subido al carro de forma improvisada, repitieron ayer esta frase de forma recurrente para explicar su nueva estrategia. Ya que han perdido la esperanza de cobrar a los OTTs (WhatsApp y compañía), ahora van a intentar poner al usuario de su parte y convencerle de que no comparta con ellas su valiosa información. ¿Qué se supone que gana el usuario? Proteger su privacidad. ¿Y la operadora? Ahogar a sus rivales. Sin datos, sin información de los usuarios, no pueden personalizar la publicidad, y sin publicidad desaparecen.

Ya lo avisaba antes: es todo muy loco. En su afán de poner trabas a las tecnológicas, el planteamiento de Telefónica se lleva por delante de nuevo cualquier lógica de mercado. La operadora asegura que a finales de año dará más detalles sobre su 'master plan', que debería estar en marcha en algún punto de 2017. Mi apuesta: nunca funcionará. ¿Por qué?

WhatsApp, Facebook, Airbnb... YA son útiles

Ha sido uno de los argumentos de Álvarez-Pallete para justificar el desarrollo de la 'cuarta plataforma': "queremos que sea el cliente quien decida si comparte o no sus datos con terceros; para decidirlo, los OTTs tendrán que dar algo a cambio, no necesariamente un pago, sino un servicio adicional de valor", explicó ayer ante los medios.

(Foto: Reuters)
(Foto: Reuters)

Yo creía que eso era justo lo que venía ocurriendo desde hace años: a cambio de ceder parte de nuestros datos de forma anónima, WhatsApp es gratis, Facebook me conecta con amigos a miles de kilómetros y Google me deja trastear con sus fantásticos mapas. A juzgar por los millones de dólares que amasa Facebook, la popularidad de Instagram, o los ingresos de Google, el planteamiento es redondo. Por eso los operadores están frustrados. Otro tema muy diferente es que las tecnológicas se excedan en la cantidad de datos que recaban o en cómo los utilizan. Pero eso ya debería ser asunto de las agencias de protección de datos, no de las telecos.

¿Por qué se empeñan en decir que lo que ofrecen hoy los OTTs no es útil ni suficiente cuando millones de personas los usan justo porque les parece que sí? Es negar la evidencia y quedar al descubierto: lo que en la superficie se vende como un plan para proteger la privacidad de los clientes, en realidad está diseñado para utilizarlos como rehenes en su absurda trifulca con las tecnológicas.

Y esto, ¿cómo se hace?

Imposible encontrar una respuesta (de momento). Álvarez-Pallete dejó caer las grandes pinceladas de qué es lo que está haciendo ahora mismo Telefónica para poner en marcha esa mágica 'cuarta plataforma', pero faltan los detalles. Sabemos que trabajan en recolectar información de clientes, en armonizarla, en crear una gran base de datos en tiempo real y en conectar el invento con un interfaz web para que se pueda consultar. Lo demás es pura incógnita.

¿Qué hay del tráfico cifrado, a cuyo contenido no pueden acceder ni OTTs ni operadoras? ¿Cómo se bloquea eso? Aún no hay respuesta

¿Qué tipo de información vamos a poder compartir o nonbsp;¿Tendremos que ir 'app' por 'app' gestionando permisos (tierra, trágame)? Si decido bloquear, digamos, a Google, ¿cómo va efectuar la operadora ese bloqueo desde el punto de vista técnico cuando ese tráfico se produce vía web y no vía la red celular del operador? ¿Y qué hay del tráfico cifrado, a cuyo contenido no pueden acceder ni OTTs ni operadoras? ¿Cómo se bloquea eso? Son cuestiones que tanto Telefónica como Vodafone han dejado sin respuesta y que demuestran que la idea presentada está a medio cocinar. ¿Por qué presentarla por todo lo alto, de la mano de los CEOs mundiales, cuando aún no sabes siquiera si será viable técnicamente? ¿Globo sonda? ¿Otro más?

De operadores a 'adblockers'

En su persecución de los OTTs, las telecos han abierto de nuevo un debate que puede acabar tumbado muchos negocios, 'startups' y hasta medios de comunicación. Porque la idea de Telefónica y Vodafone no solo es permitir bloquear la información que nosotros enviamos a terceros, también la que nos llega de ellos. Es decir, la publicidad. Y eso convierte a ambas compañías directamente en bloqueadores en activo.

Vittorio Colao, consejero delegado mundial de Vodafone.
Vittorio Colao, consejero delegado mundial de Vodafone.

"Si un usuario no quiere recibir publicidad de Google o de un periódico, debe poder escoger de forma sencilla no recibirla. Por supuesto, Google entonces es libre de no ofrecerle sus mapas o Gmail, y un medio de no ofrecerle sus noticias", explicaba ayer Vittorio Colao, consejero delegado de Vodafone. La compañía, claro, se lava las manos: es el usuario quien escoge, nosotros no lo hacemos por él. Pero está claro que entramos en un terreno muy resbaladizo. ¿Y si ese mismo operador ofrece una 'app' propia de contenidos, desde noticias a vídeos, mientras está ayudando al usuario a bloquear otras 'apps' competidoras? Es un conflicto de intereses que podría violaría directamente la neutralidad de la red y en el que la CNMC tendría mucho que decir.

¿Y qué tiene que decir la AEPD de todo esto?

Por si nadie había reparado en ello antes, volvamos sobre este punto: una operadora como Telefónica convirtiéndose en adalid de la privacidad. ¿Cómo es posible que la propia Telefónica se crea este discurso cuando asegura que van a monitorizar hasta el último bit de información sobre nosotros para almacenarlo y analizarlo con inteligencia artificial? ¿Cómo es posible que piense que nos lo vamos a creer cuando la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) ha multado en múltiples ocasiones a Movistar por tratar de forma ilegal datos de sus clientes. No una vez, ni dos, ni tres, sino en múltiples ocasiones.

Si se produjera esa desregulación favorable a las telecos, se encontrarían con la misma laxitud de leyes de privacidad que ahora denuncian en los OTTs

Según las telecos, tenemos que desconfiar de Facebook y Google porque son el diablo tratando nuestra información, la venden al mejor postor. Y, sin embargo, piden el mismo trato regulatorio para ambas compañías: desregulación para los OTTs y desregulación para las operadoras. "Mismo servicio, mismas obligaciones", dicen. Lo irónico es que si se produjera esa desregulación favorable a las telecos, estas se encontrarían con la misma laxitud de leyes en tratamiento de datos que ahora denuncian en los OTTs. ¿En qué quedamosnbsp;

Anoten todo esto en una esquina y volvamos a hablar en septiembre de 2017. Va a ser divertido. 

Homepage

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ºC

ºC