EL RELOJ NO FUNCIONA; EL PORTÁTIL ARROJA DUDAS

Apple pega dos tiros al aire

Pecamos de ingenuos los que creímos que Apple reinventaría el 'smartwatch'. Parece no haber aprendido de los fallos de sus competidores e incurre en las mismas faltas
Foto: Apple pega dos tiros al aire

Una peculiaridad de los tiros al aire es que a veces dan en el blanco. Como todo lo que sube baja, y mucho de lo que que baja mata, quizá alguna de las balas que ayer disparó Apple terminan por atizarle a sus seguidores, que son muchos y esperan con la boca abierta el proyectil. No son dos disparos iguales: el del smartwatch se ha ido a tomar por saco, a cientos de metros de la diana; el portátil presenta dudas, si bien tendrá sentido para muchos.

Comencemos por el reloj, que era lo que estábamos esperando. Para mí, el titular está más que claro: Apple no ha reinventado el smartwatch. Es una noticia terrible, tanto como esperar la llegada del caballero blanco y que el malo le degüelle sin bajarse del caballo. Después de decenas de experimentos con gaseosa de sus competidores, que no son más que estudios de mercado gratuitos para Cook, Apple ha actuado como una novata.

El Watch falla en la propia concepción del producto, convirtiéndolo en el compañero tonto de su smartphone, en un gadget más a cargar por las noches sin una utilidad real. Esas 18 horas de autonomía que han garantizado serán poco más de cinco con el uso intensivo, y no descarten que sean incluso menos. Apple, si has visto a tus enemigos despeñarse con apuestas similares, ¿cómo nos intentas vender lo mismo pero más caro?

¿Pagar 14.000 euros por el reloj de Apple? Un Rolex es para toda la vida, pero el Watch en dos años será basura. Basura de 18 kilates

Un detalle funesto: la batería se mantiene en todos los modelos, tanto en los grandes como en los pequeños, tanto en los caros como en los baratos (ya saben que el rango de precios, loquísimo, varía entre los 349 y los 14.000 euros). Que el modelo de 1.000 dólares no permita un minuto más de autonomía que sus hermanos pequeños confirma nuestros peores presagios: que no hay una batería capaz de alimentar una pantalla Amoled y sus distintas funcionalidades más allá de una jornada. No es cuestión de precio, es que no lo hay. He salvado al modelo de 14.000 euros porque, simplemente, su coste nada tiene que ver con la tecnología. Es una edición que quiere ser un Rolex, solo que un Rolex es para siempre y el Apple Watch dentro de dos años será un dispositivo obsoleto. Si pican, se verán fundiendo ese oro en dos años.

Más allá del diseño, que allá cada cual con sus gustos, el Apple Watch no le ofrece nada que no exista. Las llamadas desde la muñeca hace tiempo que las monta Samsung; la monitorización cardiaca la tiene Fitbit, por ejemplo, y cumple de maravilla; el asistente por voz lo tiene cualquier Android Wear... y así podríamos pasar un rato. Concedámosle al Apple Watch que es el más bonito, pero también que es el más restrictivo (sólo funciona con iPhone) y uno de los más caros. Coincido con mi compañero José Mendiola en que el Pebble Time sale reforzado de esta keynote y se postula como referente en materia de smartwatches.

La tercera vía de portátiles

Mucho más interesante es el nuevo Macbook, a secas, que se desmarca de las líneas Air y Pro para crear un estilo propio. Atención a los datos: se trata de un doce pulgadas con un grosor de 1,3 centímetros y un peso de 900 gramos. Desde la heterodoxia les diré que es una de las máquinas más bellas que jamás he visto, un juguete con pantalla Retina capaz de enamorar a un octogenario y a un millenial por igual.

Es proverbial la capacidad de Apple para seducir con la tecnología, y con este Macbook ciertamente se han lucido. Será un hit en los Starbucks y universidades privadas de medio mundo. Además, los chicos de Cupertino prometen sendas revoluciones en el teclado, el trackpad y la batería que, sin ponerlas en duda, me abstendré de valorar hasta haberlas probado.

No obstante, con las especificaciones técnicas en la mano, el equipo me genera dudas. Empecemos por catalogarlo. La clave para que el portátil sea tan eficiente y liviano está en la quinta generación del procesador Core M de Intel, concebido para tablets, que permite un consumo energético de tan solo 5 vatios. Gracias a él, el equipo se permite el lujo de funcionar sin ventiladores, aspirando por primera vez al silencio absoluto. Ahora bien, renunciar al calor siempre conlleva, en mayor o menor medida, renunciar al rendimiento.

Y las comparativas muestran que el Core M es más lento que la anterior generación de i5, que a la postre era la gama media en 2013. ¿Significa esto que el nuevo Macbook es un portátil de gama baja? No diría tanto, pero desde luego no es un equipo ideado para un uso intensivo. En esta misma línea trabaja la tarjeta gráfica, incapaz de plantar cara a placas modestas de nVidia.

Chip y procesador modestos se mezclan con un disco duro veloz y una pantalla casi inmejorable, ofreciendo sensación de desequilibrio

Aquí es donde llegan las contradicciones. Si tenemos un equipo para Word, ver películas y poco más, ¿a santo de qué se le instala un disco duro SSD? ¿Y los 8 Gb. de RAM DDR3? ¿Y la Retina en doce pulgadasnbsp;Estas tres características, sin llegar a ser punteras en el mercado, son más propias de un portátil de alto rendimiento y encarecen absurdamente el producto. Al juntarlas con un procesador diesel y una gráfica de saldo, no puedo sino ver una contradictio en terminis. Es un bazuca de bolsillo.

No dudo, como ha sucedido en anteriores ocasiones, que este Macbook marcará los lineales de sus competidores, siempre ávidos de plagiar los inteligentes diseños de Cupertino. Pero se limitarán al exterior, porque un equpo de estas características, corríjanme si me equivoco, solo puede permitírselo un fabricante como Apple, que en vez de clientes tiene fieles.

En resumen, si lo que quiere es un dispositivo aspiracional que lucir en público no lo dude, este Macbook está hecho para usted. No le defraudará, y es posible que no encuentre un ultrabook tan potenciado en el mercado. Si por contra, espera obtener el máximo rendimiento computacional por los 1.499 euros que cuesta el más barato de los modelos, a buen seguro encontrará opciones más razonables que esta.

Loading

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
14 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

La Gran Vía de Madrid: cerrado por Navidad
Ivy Queen - Yo Quiero Bailar ORIGINAL [!!!]
Jesse & Joy - "No Soy Una de Esas" ft. Alejandro Sanz (Video Oficial)

ºC

ºC