Las firmas de telefonía móvil de origen chino están empezando a inquietar a los fabricantes más importantes. Marcas como Xiaomi, Meizu o Zopo están empezando a calar entre los usuarios con smartphones de gran calidad a precios muy económicos.

La telefonía móvil está en completa ebullición. Por un lado encontramos a marcas como Samsung y Apple que viven un momento muy dulce pero miran de reojo a las firmas chinas que están empezando a crecer a pasos agigantados.

Por otro lado encontramos a compañías en apuros como es el caso de Blackberry, que busca comprador y no es fácil que lo encuentre; HTC, que está en plena reestructuración para evitar los primeros números rojos de su historia, o Nokia, que quiere volver a la primera división pero necesita tiempo.

También vemos a LG, Sony o Motorola con un futuro prometedor pero a la vez incierto: no ganan dinero porque los dos primeros se llevan el 99% del pastel.

Los móviles chinos con futuro

Casi sin hacer ruido las firmas de origen chino están ganando cada vez más protagonismo fuera de sus fronteras. El lema que ponen en práctica es muy conocido: bueno, bonito y barato. Si a la ecuación sumamos tecnología, encontramos productos de gran calidad.

Huawei acaba de estrenar un teléfono llamado Ascend P6 que si tuviera una manzana de logotipo vendería millones de unidades en todo el mundoHuawei y ZTE son las más conocidas. De hecho, la primera acaba de estrenar un teléfono llamado Ascend P6 que si tuviera una manzana de logotipo vendería millones de unidades en todo el mundo. Por eso no es de extrañar que Huawei sea cuarto fabricante mundial o que ZTE también esté creciendo de forma importante.

Xiaomi es otra de las que está ganando enteros en los últimos meses. La firma china va a cerrar el año vendiendo más de 20 millones de smartphones y acaba de lanzar un modelo de gama baja desde 130 euros que ha colocado en noventa segundos más de 100.000 unidades. Una cifra récord que demuestra el potencial de la firma en su país de origen. Si en el próximo ejercicio la compañía decide iniciar su proceso de internacionalización podríamos pensar en un nuevo jugador con muchísimo potencial.

Probando un ¿ZOPO?

El diseño de los teléfonos cada vez es más continuista y las prestaciones técnicas ya no son tan importantes como antes. La mayoría de smartphones de gama alta van sobrados a nivel de hardware y por eso la experiencia de usuario pasa a jugar un papel fundamental. De ahí que los chinos se hayan acercado a los grandes copiando lo mejor e innovando.

Mi primera aventura ha sido con un terminal para mí desconocido llamado ZOPO ZP990. Se trata de un smartphone con pantalla de 6 pulgadas, cámara de 13 megapíxeles y procesador de cuatro núcleos a 1,5 GHz que cuesta la mitad que un phablet de los conocidos.

Lo mejor de todo es que la experiencia de usuario es prácticamente la misma. ¿Puede hacer sombra a un Samsung Galaxy Note III o un Xperia Z? En este momento no, pero sí en el futuro, si consiguen poco a poco construir la marca. El primer paso ya lo han dado, ahora habrá que ver si los que lideran el sector son capaces de diferenciarse para seguir manteniendo su status.