Tribuna Libre

Tribuna libre es un espacio dedicado a la libre expresión -que no a la publicidad- de los lectores. Envíanos tu texto a teknautas@elconfidencial.com y trataremos de publicarlo, siempre que su contenido se ajuste al interés del resto de lectores y a los rigores de la agenda informativa. Por cierto, Teknautas no comparte necesariamente las opiniones aquí vertidas.

Puedes suscribirte a esta columna por RSS o Twitter

La seguridad, el gran escollo para la explosión de las 'apps' sanitarias

Milena Fernández* 22/03/2013    (06:00) Escribe tu comentario

0
Enviar
18
8
 
0
Menéame
Imprimir
Todos los expertos lo afirman: las aplicaciones y los dispositivos móviles van a tener un  papel clave en la gestión de la salud en los próximos años. Tanto para los usuarios como para los profesionales de la medicina, las 'apps' de salud y para el bienestar comienzan a abarcar un enorme catálogo de utilidades y se calcula que en 2015 500 millones de personas utilizarán de forma habitual este tipo de servicios. 

A pesar de que Estados Unidos se encuentra a la cabeza en el desarrollo de este tipo de aplicaciones, España comienza a despegar en lo que se refiere a la gestión de nuestra salud gracias a proyectos de tecnología móvil, a las 'apps' y a lo que se ha denominado como mHealth, un fenómeno que bien utilizado podría, según algunos estudios, mejorar el acceso a la sanidad y con ello registrar un descenso de las enfermedades.

El  avance tecnológico, la longevidad e incluso los recortes empiezan a generar ideas como Pain Squad, una 'app' para aliviar el dolor de los niños enfermos de cáncer; SocialDiabetes, la apuesta pionera española para el control de diabéticos; o TedCas, una creación cántabra para evitar las infecciones en los quirófanos. Los ejemplos de proyectos pioneros como estos son muchos, pero la carrera por su desarrollo ha encontrado un importante obstáculo. 

El problema de la seguridad

Se trata de la seguridad: seguridad de contenidos y de transmisión de datos a través de las 'apps' de salud, un campo en pleno desarrollo al que The App Date, en colaboración con Samsung y Sanitas, dedicará el próximo mes de abril una edición especial destinada a descubrir lo más avanzado en 'apps' médicas y de salud en nuestro país.


“Las aplicaciones de salud van a abarcar un enorme espectro de servicios. Desde los contenidos informativos hasta el control de enfermedades crónicas o el telediagnóstico, las 'apps' médicas miran hacia la total interactividad. Sin embargo, su desarrollo no será el correcto sin un exquisito cuidado de la seguridad, la calidad de los contenidos, los datos y la  intimidad”, explica Antonio González, CEO de Wake App Health, una compañía española dedicada a la investigación y a la creación de 'apps' de salud.

Esa preocupación por la calidad y la seguridad de este tipo de aplicaciones, que en la actualidad ya suman casi 40.000, ha animado a las administraciones públicas a dar un primer paso. La primera ha sido la Junta de Andalucía, que hace unos días presentaba AppSaludable, un sello de calidad para este tipo de tecnología que garantizará la calidad en el uso y en los contenidos de las aplicaciones que libremente se diseñan dentro del género de la salud.

Los gigantes tecnológicos asoman la cabeza

Otro de los problemas a los que se enfrentan este tipo de aplicaciones -y que es además una posibilidad empresarial- es la de la seguridad a la hora de enviar y recibir datos tan personales como nuestro nivel de azúcar en sangre o los resultados de unos análisis desde el móvil.

Con muchos elementos a debate, que van desde la libertad empresarial a la defensa del consumidor, este mes en Estados Unidos han comenzado a estudiar la forma de regular aplicaciones de salud. Atentos a las oportunidades que esta tecnología abre, comienzan a anunciarse ya alianzas de gigantes tecnológicos como Qualcomm Life y WebMD para la gestión de datos en aplicaciones médicas.

En España, la inversión para la receta y el historial médico electrónico comienzan a dar sus frutos, según los expertos; pero la identificación, la seguridad de datos en la monitorización de enfermos crónicos o en el telediagnóstico a través de la cámara del móvil son todavía incógnitas. Retos, pero también oportunidades si se sabe dar con la solución necesaria.

*Milena Fernández es responsable de comunicación en The App Date
0
18
8
 
0
Menéame

AHORA EN