sus ventajas superan a sus amenazas

Por qué no debemos tener miedo de la inteligencia artificial

Estamos rodeados de algoritmos que utilizan esa expresión que se ha hecho omnipresente en nuestros días como es 'big data' para conocernos mejor y así poder ayudarnos
Foto: Por qué no debemos tener miedo de la inteligencia artificial

En los últimos meses la inteligencia artificial ha saltado a los medios de comunicación por diversas cuestiones. A los diferentes estrenos de películas de ciencia ficción como Chappie o Ex Machina se han unido las voces de diversas personalidades del mundo de la tecnología como Bill Gates, Stephen Hawking, Elon Musk y Steve Wozniak para advertir del riesgo que corremos los seres humanos ante el avance de la inteligencia artificial.

Probablemente, cuando oigamos o leamos esas declaraciones a todos nos venga a la mente una de las obras maestras de ese género cinematográfico: 2001: una Odisea en el Espacio y la famosa rebelión de Hal 9000 cuando se da cuenta de que los astronautas quieren apagarlo. 

El trasfondo de la cuestión y el temor de todos nosotros es si las máquinas podrán llegar a superar al hombre en inteligencia y si en un momento dado pueden decidir prescindir de él y acabar con nuestra especie.  

Datos para mejorar el medio ambiente o la salud

Creo que de momento estamos a decenas de años de que algo así pueda ocurrir y considero que a día de hoy todos los avances en inteligencia artificial han sido en positivo. No somos conscientes de ello, pero la inteligencia artificial cada vez nos acompaña más en las diferentes facetas de nuestra vida. Estamos rodeados de algoritmos que utilizan esa expresión que se ha hecho omnipresente en nuestros días como es big data para conocernos mejor y así poder ayudarnos.

Las máquinas tienen una capacidad de procesamiento y análisis de la información que los seres humanos somos incapaces de alcanzar y esa ventaja se está aplicando en el estudio de diferentes disciplinas que de otra manera no podrían avanzar. Por ejemplo en la mejora del medio ambiente o en medicina. Hoy en día hay alrededor del mundo numerosos programas que estudian las historias de miles de pacientes de las que se pueden extraer conclusiones y buscan similitudes entre esos datos y los de nuevos enfermos para saber qué terapia o qué tratamiento puede funcionar mejor en cada caso. Se trata de un avance enorme que está contribuyendo a curar enfermedades y a aumentar la esperanza de vida del hombre.

Nos conocen como consumidores

La inteligencia artificial contribuye también en otra vertiente y es la de analizar nuestras necesidades y gustos como consumidores y proporcionarnos ofertas sobre aquellos productos o servicios hacia los que realmente tenemos una predisposición. A todos nos gusta que en cualquier comunicación que tenemos con una empresa nos traten de forma individualizada o nos presenten ofertas personalizadas. Eso sólo se consigue analizando nuestro historial como consumidores y comparándolo con el de otras personas.

Nos trataran en todas partes como si fuéramos a comprar a la tienda de la esquina donde saben lo que queremos antes de que crucemos la puerta

En publicidad, por ejemplo, cada vez veremos más cómo solo se nos muestran anuncios de productos o servicios que realmente nos interesan y tendremos la sensación de que ha sido creado solo para nosotros. Es cierto que hay gente que se siente molesta con esa especie de Gran Hermano, pero siempre y cuando se deje a un lado información personal, tendremos la gran ventaja de que nos trataran en todas partes como si fuéramos a comprar en la “tienda de la esquina” donde saben lo que queremos antes de que crucemos el umbral de la puerta.

Normas, pero no límites

La inteligencia artificial es a día de hoy un aliado y es cierto que hay que seguir trabajando en ella de una forma responsable para lograr que ayude a la evolución y a la mejora de las condiciones de vida del hombre.  En nuestro mundo existen numerosas amenazas en las que está implicada la tecnología como pueden ser los ciberataques, las bombas, las armas de fuego y su control está regulado por diferentes vías como pueden ser leyes, políticas o la propia conciencia de cada individuo. Esas medidas son las que deberían aplicarse a la inteligencia artificial.

Estoy a favor de que se desarrollen leyes que sirvan para regular su estudio y su evolución, pero sin limitarla. Si ahora mismo frenamos o limitamos su desarrollo por parte de científicos y organizaciones públicas lo único que conseguiremos es que se siga avanzando pero de una forma clandestina bien a través de organizaciones que actúen fuera de la ley o de gobiernos que pongan en marcha programas secretos. Es mejor que todo el mundo conozca cómo se está avanzando en un campo que tiene tanto potencial en beneficio de la humanidad porque solo así podremos controlar esos avances y asegurarnos de que las máquinas están ahí para ayudarnos. Así es que, esté tranquilo, su ordenador no le va a arruinar la vida. Eso, de momento, solo lo puede hacer usted.  

Juan Sevillano Zabala, director general de Rocket Fuel España

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

La Gran Vía de Madrid: cerrado por Navidad
Ivy Queen - Yo Quiero Bailar ORIGINAL [!!!]
Jesse & Joy - "No Soy Una de Esas" ft. Alejandro Sanz (Video Oficial)

ºC

ºC