227 diputados y el principio del fin del impuesto al sol

El pasado 24 de febrero se firmó un acuerdo entre la práctica totalidad de los partidos de la oposición para el desarrollo del autoconsumo en nuestro país
Foto:

José Donoso es director general de UNEF (Unión Española Fotovoltaica)

El pasado día 24 de febrero se firmó un acuerdo entre la práctica totalidad de los partidos del arco parlamentario de oposición al actual Gobierno en funciones del PP para el desarrollo del autoconsumo en nuestro país y que puede representar el principio del fin del conocido popularmente como 'impuesto al sol'. Partidos que en su totalidad suman 227 escaños en el Congreso de los Diputados, con lo que, en caso de no producirse nuevas elecciones, estaría asegurada la aprobación del texto anexo al mismo.

El objetivo de este acuerdo es el de restablecer un derecho cívico a los ciudadanos y empresas españolas, el derecho a autoproducirse su propia energía sin barreras, restableciendo el respeto al interés común. Establece los principios generales en base a los cuales se debe desarrollar el autoconsumo, dejando para un momento posterior el acuerdo de los detalles que lo encaucen y que son los que realmente delimitaran su grado de implantación. 

Principios que parten todos ellos del sentido común, comenzando con la eliminación de las cargas económicas al autoconsumo, el 'impuesto al sol'; no confundir con el balance neto como hacía desde esta misma página recientemente, por desinformación o por desinformar, un conocido representante del sector de hidrocarburos y ex secretario general de la Energía en el primer Gobierno del PP.

Representantes de 26 organizaciones han acordado las medidas para fomentar el autoconsumo
Representantes de 26 organizaciones han acordado las medidas para fomentar el autoconsumo

Cuando hablamos de 'impuesto al sol' solo nos referimos a las cargas establecidas por la energía que el autoproductor utiliza para su propio uso desde su instalación, no a la que introduce en la red. Eliminar estas cargas significa acabar con una discriminación evidente. ¿Por qué el que reduce su consumo energético utilizando una placa fotovoltaica tiene que pagar esas cargas pero quien lo hace utilizando unas bombillas o un frigorífico de bajo consumo, o incluso una chimenea, no? ¿Por qué la energía autoconsumida por parte de una pequeña instalación solar sí tiene que pagar y la autoconsumida por una central convencional no?

Balance neto y peajes a la red

El otro principio del acuerdo es el balance neto, es decir la regulación de los excedentes que se puedan generar en un momento determinado. Si bien nuestro planteamiento es que el autoconsumo tiene que ser entendido como una medida de eficiencia energética  y las instalaciones no deben ser diseñadas por encima de sus necesidades, es necesario regular los momentos en los cuales se produzcan desajustes entre la producción y el consumo. Es absurdo que en los momentos en que se produzcan excedentes de producción se desperdicie una energía limpia de coste marginal cero.

Pero en este caso nosotros sí estamos de acuerdo en pagar peajes por el uso de la red, en contra de lo que afirmaba el articulista mencionado anteriormente. En este contexto hay que encontrarle una solución a la absurda situación creada en Canarias a sus desaladoras por el real decreto de “promoción del autoconsumo” ahora en vigor: van a tener que sustituir la energía que producían con energía eólica por diesel más caro y contaminante. 

Difícil de justificar que mientras en Alemania y otros países europeos se está promoviendo y subvencionando su uso, aquí se penalice

Otro elemento que se eliminaría con el acuerdo serían las barreras económicas al uso de sistemas de almacenamiento. Difícil de justificar que mientras en Alemania y otros países europeos se está promoviendo y subvencionando su uso por la mayor fiabilidad que da a la energía producida, aquí se penalice.

"Insolidario" o "no progresista"

La falta de argumentos de los opositores al autoconsumo les ha llevado a utilizar un argumento tan demagógico como acusarlo de “insolidario" o de no ser “progresista”.

El argumento utilizado a este respecto sería que el autoconsumo seria aprovechado por las personas con un “chalet” en detrimento de las personas que habitan en edificios de viviendas. Los que usan esta argumentación obvian el hecho de que realmente los colectivos en mejores condiciones para autoconsumir su energías serán las pymes y los centros comerciales, hospitales, universidades, etc. por coincidir sus horas de producción con sus horas de consumo y su mayor tamaño.

Pero lo más paradójico del tema radica en que las personas que habitan en edificios de viviendas no pueden aprovecharse de esta posibilidad ¡porque el decreto de autoconsumo aprobado por el Gobierno del PP no lo permite! Igual que una comunidad de vecinos se pone de acuerdo para tener un sistema de producción de energía eléctrica centralizada, se puede poner de acuerdo para tener un sistema de autoconsumo eléctrico centralizado. Para eliminar esta otra discriminación en el acuerdo con los partidos políticos se ha introducido el derecho al autoconsumo colectivo.

Estas medidas se complementan con otras dos: la simplificación administrativa y la caracterización de las sanciones en caso de infracción como faltas leves

Estas medidas se complementan con otras dos también de sentido común: la simplificación administrativa y la caracterización de las sanciones en caso de infracciones por parte de los autoconsumidores como faltas leves. La norma de autoconsumo en vigor no solo establecía barreras económicas sino también barreras administrativas. Es difícil explicar por qué una instalación que no tuviera previsto verter ni un solo kWh a la red tiene que solicitar un estudio de conexión a la compañía eléctrica, por lo que la regulación se adecuaría al principio de las directivas comunitarias de simplicidad en la tramitación administrativa.  

El régimen sancionador se adecuará a la real gravedad de los hechos: de falta muy grave, por la que se podría llegar a ser objeto de sanciones millonarias, se limita a una sanción que no superaría el 10% de la factura eléctrica anual.

Como decía, el objetivo es reintroducir el sentido común en un debate que se ha sobredimensionado convenientemente. Según Price Waterhouse Cooper, por cada cien MW de autoconsumo instalados el sistema deja de recibir tres millones y medio de euros. Según nuestras propias estimaciones, coincidentes con las del Ministerio, el tamaño máximo del mercado rondará los cuatrocientos MW/año. Es decir, que el impacto sobre las cuentas del sistema será de 14 millones de euros año. ¿De verdad catorce millones afectan tanto a un sistema que recauda más de 17.000 millones todos los años?

La adecuada adaptación al cambio es un factor determinante del éxito de las empresas energéticas. Algunas ya han entendido que es mejor comenzar a aprovechar la ventana de oportunidad que se abre que intentar cerrarla. Ya lo decía el poeta italiano Pietro Metastasio: “Necesaria virtud es saber adaptarse al tiempo”.

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
33 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios

ÚLTIMOS VÍDEOS

Nuestro homenaje al Gran Pepe Cuenca: ¡Doctor en matemática aplicada!
When your boyfriend catches you in bed with Obama - Fleabag: Episode 1 - BBC Three
MASTERPIECE | Victoria: UK Preview | PBS

ºC

ºC