Insinúan plagio del nuevo Call of Duty: WWII

Lo primero que tiene que hacer el empresario del sector es documentar la cesión de los derechos de propiedad intelectual a favor de la compañía que lanzará el juego

Foto:

El consumo en el sector del videojuego en España alcanza año tras año cifras millonarias. Igualmente, los presupuestos que barajan empresas reputadas como Naughty Dog, Ubisoft o EA, por poner ejemplos relevantes, superan los presupuestos de Hollywood en infinidad de ocasiones. Y como en el cine, el videojuego no es ajeno al potencial o directamente plagio.

La última polémica la ha lanzado Randy Pitchford, presidente de Gearbox Software, que se ha hecho viral por las redes al haber insinuado a través de la red social Twitter que la compañía americana Activision podría haber plagiado la portada del videojuego Brothers in Arms de 2008 cuando se ha anunciado el videojuego Call of Duty WWII.

El Libro Blanco del Desarrollo Español de Videojuego, que evaluaba el crecimiento de esta industria en el panorama nacional durante 2015 señalaba que nuestro país está entre los cuatro que más videojuegos consumen de Europa, quedando en octavo lugar a nivel mundial, con 480 empresas en activo y con 4.460 empleados. Y para proteger el crecimiento del sector y los puestos de trabajo el legislador español cuenta con instrumentos eficaces para proteger a los autores de los videojuegos frente al plagio. Y ello pese a que no exista propiamente una categoría de protección de la propiedad intelectual que haga referencia específicamente a “videojuego”.

Un videojuego no solo es 'software'. Es su música, sus sonidos, su guion, los dibujos, los personajes o la historia que desarrolla. Hay sagas conocidísimas como Uncharted, Final Fantasy o la citada Call of Duty que incluso son marcas registradas pues incluso se fabrica 'merchandising'. Todos estos elementos pueden ser protegidos por el Derecho de la propiedad industrial o la Ley de Marcas.

Pero la prevención empieza en casa. Lo primero que tiene que hacer el empresario del sector es documentar la cesión de los derechos de propiedad intelectual sobre lo creado por los trabajadores o desarrolladores a favor de la compañía que lanzará el juego. Y puertas a fuera, si alguien plagia la historia, la música, la portada del videojuego o cualquier otro elemento, la legislación de la propiedad intelectual en España permite al desarrollador defenderse frente a tales infracciones eficazmente.

* Jordi Sánchez Sánchez- Crespo es socio de Rousaud Costas Duran

Tribuna

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios