Cuando la cara ya no es el espejo del alma

Cuando la cara ya no es el espejo del alma

Cuando los músculos de la cara comienzan a sufrir la rigidez de la enfermedad, no es solo que se desconecten sus motoneuronas, también el alma se desconecta poco a poco