Carta a las chicas que (aún) no son feministas

Carta a las chicas que (aún) no son feministas

En su momento yo también me negué a reconocer que existía desigualdad. Ahora me siento más libre. Quizá si alguien me hubiera advertido, me hubiera ahorrado muchos disgustos