"Los fármacos ya no me quitan la lumbalgia, ¿qué alternativas tengo?"
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. Consultorio médico
Grupo Quirónsalud

Consultorio médico

Por

"Los fármacos ya no me quitan la lumbalgia, ¿qué alternativas tengo?"

Si el deporte, la rehabilitación, la radiofrecuencia y los medicamentos ya no te hacen efecto, quizá debas pasar por el quirófano

Foto:

PREGUNTA: Sufro de lumbalgias desde hace tiempo, ¿qué puedo hacer para prevenirlas?

RESPUESTA: La función de la columna lumbar se basa en el trabajo conjunto de estructuras pasivas (vértebras, ligamentos, discos) y activas (musculatura espinal y abdominal). Cuando existe dolor habitualmente es un síntoma de que el equilibrio de estos factores se está descompensando. Lamentablemente no existe tratamiento farmacológico claro para prevenir la degeneración artrósica de la columna y el envejecimiento natural pero siguiendo ciertas directrices generales podemos prevenir en cierto grado el daño sobre la columna. Una alimentación completa y variada hará que evitemos el sobrepeso (que es un factor importante en relación al dolor lumbar) y asegurará que nuestro hueso y tejido conectivo -que otorga elasticidad y resistencia- esté sano.

Debemos fortalecer la musculatura de la espalda haciendo deporte. Debemos pensar que una musculatura poco resistente o poco habituada a funcionar ocasionará dolores y no podrá prevenir daños en las estructuras pasivas de la columna. También es importante mantener una buena higiene postural, sobre todo en el trabajo. Sentarse adecuadamente y realizar descansos frecuentes, si es posible, con algún estiramiento. Si nuestro trabajo tiene componente físico, realizar los gestos de flexión de tronco y giros con postura adecuada y, si es preciso, con ayuda de faja lumbar.

P. ¿Estos dolores podrían tener algo que ver con una hernia discal que me operé hace diez años?

R. Puede ser. Es conocido el síndrome posdiscectomía que se manifiesta principalmente por dolor lumbar, dado que el disco herniado e intervenido se degenera aceleradamente con el tiempo y es causa de lumbalgia discógena. En el momento que aparece una hernia discal nos está indicando que ese disco no está sano, bien sea por un traumatismo previo o por degeneración progresiva, por lo que, aunque el síntoma de debut no haya sido la lumbalgia, es algo que ya puede venir de tiempo atrás. A veces este grado de dolor es perfectamente compensable con mantener la musculatura en forma y evitar el sobrepeso, como decíamos antes. Otras veces el grado de degeneración es tal que precisará de tratamientos más agresivos.

Una musculatura poco resistente o poco habituada a funcionar ocasionará dolores y no podrá prevenir daños en las estructuras pasivas de la columna

Hay que tener en cuenta que no solo los discos o la musculatura son origen de dolor en la columna. Otras estructuras como las facetas articulares son también posibles responsables de dolor lumbar por sobrecarga tras haber estado trabajando extra durante años para compensar un disco que tiempo atrás dejó de ser funcional y de soportar la carga que le correspondía.

P. El día a día se me hace cuesta arriba con los dolores, ¿hay algún tratamiento aparte de los fármacos?

R. Podemos ayudarnos de la rehabilitación o fisioterapia. Un buen profesional en este terreno puede marcar la diferencia, no solo por el tratamiento directo sino también a la hora de orientar al paciente sobre qué ejercicio de mantenimiento realizar en casa y qué evitar. Si aun así estos tratamientos no son suficientes, podemos probar tratamientos del dolor tipo infiltraciones o radiofrecuencia. Si finalmente estos no son suficientes, la cirugía puede ser la solución definitiva y curativa.

Un buen fisioterapeuta puede marcar la diferencia, no solo por el tratamiento sino a la hora de orientar al paciente sobre qué ejercicio realizar en casa

En casos de dolor lumbar de origen en el disco degenerado sin daño significativo en otras estructuras, la cirugía que ofrece el mejor resultado es la sustitución del disco dañado por uno nuevo protésico. A veces, lamentablemente, no se puede ofrecer esta solución porque existe ya un daño artrósico o malformativo significativo en otras partes de la columna con alto riesgo de descompensación y de aumento de dolor en caso de implante de un disco artificial. Es en estos casos donde hay la necesidad de realizar una fusión o fijación.

Pero, incluso en estos casos, los avances de la técnica son importantes. Podemos realizar la fusión de forma mínimamente invasiva por vía lateral o incluso anterior, de forma similar a como se colocan las prótesis de disco. Incluso para los casos de escoliosis, deformidad y patología de columna compleja, el uso de instrumentos novedosos permiten que los procedimientos se realicen con alta seguridad y con grandes resultados. Estos instrumentos son, por ejemplo, la tomografía computarizada (TC) intraoperatoria, un escáner que toma imágenes del paciente a gran velocidad y que permite a los cirujanos operar de manera rápida y precisa. Esto se combina con la monitorización neurofisiológica que ofrece en tiempo real el estado de las funciones neurológicas del paciente durante la operación.

Si tiene alguna duda sobre la consulta resuelta y quiere más información, puede contactar con el Hospital Quirónsalud Barcelona.

placeholder