El científico más famoso carga contra Amazon: "Por favor, contratad a alguien que sepa escribir"

Amazon es conocida mundialmente como la gran compañía estadounidense de comercio electrónico, una de las primeras en practicar la venta a través de internet y de

Foto: El científico más famoso carga contra Amazon: Por favor, contratad a alguien que sepa escribir
El científico más famoso carga contra Amazon: "Por favor, contratad a alguien que sepa escribir"
Autor
Tags
    Tiempo de lectura4 min

    Amazon es conocida mundialmente como la gran compañía estadounidense de comercio electrónico, una de las primeras en practicar la venta a través de internet y de las más exitosas en su trayectoria. Sin embargo, el siempre polémico Richard Dawkins lanzó recientemente una furiosa diatriba contra esta consolidada empresa.

    El científico redactó una crítica en calidad de cliente en el espacio que habilita para ello la página web de Amazon. El tono del texto era incontestable y agresivo y, no contento con dejar constancia de ello en los comentarios referidos al producto, fue dando cuenta de las críticas en su cuenta de Twitter.

    El producto sobre el que habla Dawkins es una unidad de DVD con USB, uno de los básicos que ofrece Amazon aunque, en realidad, poco importa el producto que el científico había adquirido. Lo que condena este británico es el manual de instrucciones que acompaña al aparato, del que dice que “es una vergüenza”.

    Las críticas de Dawkins

    El científico comienza señalando que las indicaciones que siguen a un rótulo donde se lee “optical drive” (“unidad óptica”) hablan, no obstante, de un “optional drive” (“unidad opcional”). El famoso cliente se queja de lo imposible que resulta para el lector deducir si se trata, como puede intuirse, de una errata, o si efectivamente hay dos unidades de DVD, una visual y otra opcional (lo que, si lo pensamos unos instantes, parece extraño).  

    Un desconcertado e inteligente Dawkins se dispuso entonces a comprobar las instrucciones que aparecían en el mismo cuadernillo en otros idiomas. Pero al folleto no sólo le faltaba precisión, sino también coherencia. Las versiones en francés, inglés y español coincidían con la inglesa, pero la versión alemana escribía “óptica” en todas las apariciones del término, lo que parece correcto. Al final de todas estas observaciones, Dawkins termina irónico: “Aunque sospecho que NADA es correcto cuando nos indican que debemos sacar la GRABADORA de DVD al completo. Sospecho que lo que realmente quieren decirnos es que saquemos los DISCOS que deben estar dentro de la grabadora”. Amazon, contrata a alguien que sepa escribir al menos en UNA lengua humana para redactar vuestros manuales

    Pero ahí no acaba la diatriba. El científico continúa, cínico y sagaz, afirmando con sinceridad que desconoce “qué es lo que estas ridículamente ambiguas instrucciones me están diciendo que haga”, y simplemente agradece “que el aparato parece funcionar, a pesar de todo”.

    Tras semejante descripción de su aproximación a las según Dawkins mal redactadas instrucciones de uso, el británico se dirige directamente a la compañía, espetándole: “Amazon, ponte manos a la obra y contrata a alguien que sepa escribir al menos en UNA lengua humana para redactar vuestros manuales de instrucciones”.

    No obstante, la mala redacción de las instrucciones a seguir no es lo único que molesta a este polémico científico. Dawkins intenta escanear el documento en alta resolución para observar el dibujo en el folleto y así conseguir dilucidar cómo manejar el aparato. Pero la reproducción es tan pobre que no se visualiza. Dawkins finaliza tajante: “Está bastante claro que quienquiera que haya escrito este folleto no lo ha MIRADO nunca antes de enviarlo a la imprenta”.

    La pereza de las grandes corporaciones

    Es verdad que a Richard Dawkins se le conoce por sus declaraciones polémicas y su especial tino a la hora de crear controversia pero, al menos esta vez, no parece faltarle razón. 234 usuarios encontraron útiles las sagaces observaciones de Richard Dawkins

    A menudo grandes empresas del tipo de Amazon emplean mucho esfuerzo y tiempo en publicidad, estrategias de mercado y modos de venta y descuidan detalles que, como éste, no dejan de ser importantes y muy útiles para el usuario. Contar con trabajadores especialistas en redactar adecuadamente, con conocimientos de gramática, capacidad de síntesis y claridad en la expresión se hace fundamental en cualquier empresa, pues facilita las cosas a los clientes e influye positivamente en la imagen corporativa.
    No en vano 234 de 262 usuarios encontraron útiles las sagaces observaciones de Richard Dawkins.

    Empecemos por los principios
    Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
    2 comentarios
    Por FechaMejor Valorados
    Mostrar más comentarios