"Necesito esto, necesito lo otro": un obispo explica por qué hay pocas bodas

Se ha hablado tanto de la crisis espiritual y de valores de Occidente que poco más se puede añadir al tema, aunque algunos finjan que no es así

Foto: El obispo Nick Caines, de la diócesis de Bradford. (CC / Philip Talmage)
El obispo Nick Caines, de la diócesis de Bradford. (CC / Philip Talmage)

Se ha hablado tanto y en tanta profundidad de la crisis espiritual y de valores de Occidente que poco más se puede añadir al tema. Hay explicaciones para todos los gustos, una para cada línea de pensamiento: si para muchos creyentes y practicantes el final de la religión monoteísta se encuentra detrás de esta decadencia, para otros es la aparición de la sociedad del consumo y de los medios de comunicación de masas la que nos ha llevado a comportarnos como seres egoístas, irónicos y, en una palabra, posmodernos.

De esta opinión es uno de los obispos más importantes de la iglesia anglicana, el reverendo Nick Baines, que ha asegurado esta misma semana que el descenso en el número de matrimonios (y el aumento de divorcios) está ocasionado por “un amor a la necesidad” (“love of need”). Como explicaba el religioso, “vivimos en una sociedad en la que todo lo que amamos es la necesidad. Necesitamos esta cosa, necesitamos esa, necesitamos aquella”.

Una crítica al consumismo y a la llamada “cultura del individualismo” que se sitúa muy cerca a aquella que realizó el papa católico Francisco cuando afirmó el pasado mes de junio que vivimos en “la cultura de la basura”, donde todo es desechable, puesto que siempre podremos adquirir un sustituto para ese producto que acabamos de tirar, una lógica que también aplicamos a nuestras relaciones personales.

¿En qué otro tema podrían haberse puesto de acuerdo con tanta facilidad tres de las instituciones religiosas más importantes del mundo?Algo semejante ocurre con el matrimonio, en opinión de Baines, que se une a la misma tesis que había defendido esta misma semana Lord Jonathan Sacks, el Gran Rabino inglés, que manifestó que instituciones como el matrimonio desaparecen “cuando la sociedad empieza a perder su fe y empieza a estar muy, muy secularizada”. Sacks señalaba directamente a los tories, los conservadores británicos, como aquellos que habían permitido que la institución familiar se disolviese en Gran Bretaña. ¿En qué otro tema podrían haberse puesto de acuerdo con tanta facilidad tres de las instituciones religiosas más importantes del mundo como la Iglesia católica, la anglicana y los judíos?

Sin miedo a abrir la boca

En su filípica, Baines también hacía frente a uno de los problemas más acuciantes del Reino Unido, la multiculturalidad ocasionada por el gran número de inmigrantes que han llegado a suelo británico durante las últimas décadas. El obispo, en concordancia con su crítica al individualismo, señalaba que la sociedad británica ya no podía seguir permitiendo que cada una de las etnias siguiese caminos separados, sino que debían integrarse dentro de la misma sociedad.

O eliges moldear el futuro o terminarás convirtiéndote en una víctima de las decisiones de los demás“Somos una sociedad multicultural. Estamos donde estamos. Y si a la gente no le gusta, tenemos que decidir qué debemos hacer”, señaló el obispo, que indicó igualmente que las políticas a corto plazo no solucionarían ninguno de los problemas de la sociedad británica. “Si pensamos que es un regalo que unas culturas vivan con otras, tenemos que trabajar de manera que ello las permita florecer, pero no podemos fingir simplemente que no estén ahí”.

En última instancia, señalaba el obsipo, los cristianos ingleses no debían tener ningún miedo a criticar aquello que no les gustaba y a manifestar en voz alta sus opiniones, si sentían que eran las correctas. En ese sentido, Baines cree que los cristianos se están convirtiendo en una “minoría perseguida” y que deben luchar por salir de su marginación en la sociedad. El religioso ha señalado que ateos como Richard Dawkins pertenecen a una nueva raza de no creyentes que “alienan a los ateos racionales y sensibles al ser tan agresivamente evangélicos”.

En un pasado, eran las diferentes iglesias (y la autoridad religiosa) las instituciones que proporcionaban enseñanzas morales y guías a la población; una vez desaparecida la influencia de la religión, hemos entrado de una etapa guiada únicamente por satisfacer nuestras necesidades y nuestros deseos, parece sugerir el obispo de la diócesis de Bradford: “O eliges moldear el futuro, o terminarás convirtiéndote en una víctima de las decisiones de los demás”.

Empecemos por los principios
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios