Cómo debemos vestirnos para una entrevista de trabajo
  1. Alma, Corazón, Vida
  2. Trabajo y sentido común
Lola García

Trabajo y sentido común

Por

Cómo debemos vestirnos para una entrevista de trabajo

Los expertos en comunicación nos dicen que influimos a la hora de comunicar presencialmente un 10% con lo que decimos, un 70% con el lenguaje no

Los expertos en comunicación nos dicen que influimos a la hora de comunicar presencialmente un 10% con lo que decimos, un 70% con el lenguaje no verbal y un 20% con el tono. La imagen que nos hacemos de alguien es un global de estos tres componentes. Si cuando hablamos de algo se contradice con un gesto no verbal, este último es el que prevalece en el interlocutor. La imagen que ofrecemos no solamente la dibujamos con lo que decimos, sino que es el baile conjunto con la entonación, el lenguaje no verbal y lo que decimos. 

Recuerdo que un directivo de la Cámara de Comercio Alemana me comentaba que hubo una ocasión en la que un comercial fue a ofrecerle la venta de un curso sobre comunicación en la empresa. El desarrollo de la entrevista comercial fue bueno, hasta que llegó el turno del posible cliente. En ese momento el comercial a la vez que miraba al cliente movía ligeramente el dedo índice de la mano derecha sobre la mesa, ¿qué pensáis que interpretó el cliente potencial?. Pensó que al comercial no le importaba ni un pimiento lo que le estaba diciendo, y que lo que realmente quería era cerrar la venta, y no tenía ni un mínimo de interés en escucharle. 

¿Se habría parado a pensar que ese dedo nervioso fue el verdadero delatador de su impaciencia?¿Cómo pensáis que reaccionó el cliente? Muy cordialmente le comentó que lo comentaría al equipo directivo, y ya le darían una respuesta. ¿Qué respuesta pensáis que le iba a dar al comercial? Finalmente una negativa. Si este comercial hubiese reflexionado de por qué no cerró la venta, seguramente que revisaría los contenidos del programa presentado, el precio y la competencia. ¿Se habría parado a pensar que ese dedo nervioso fue el verdadero delatador de su impaciencia de terminar la visita comercial porque seguramente que tendría otras muchas más a las que acudir?. No lo sé, pero pienso que si se hubiese reunido con el director de su empresa para realizar un análisis de las ventas no realizadas y qué acciones se podrían realizar para mejorarlas, supongo que achacarían que habría que modificar algún punto obsoleto del programa y no pensaron que el comercial se contradijo con su lenguaje no verbal, no puede hacer que escuchas cuando en verdad lo que quieres es marcharte. 

Cómo evitar ser traicionados

El cliente interpretó que era un número más que cerrar, y que quería que terminase lo antes posible de hablar para poder ir a realizar otra visita. ¿Cuántos gestos no nos habrán jugado una mala pasada?, seguramente que muchas veces, y lo peor sin darnos cuenta. Si esto lo proyecto en una imagen en la pantalla de cine imaginario y visualizo una entrevista de trabajo podríamos comentar muchas cosas. Actualmente acudir a una entrevista de trabajo es la meta de muchas personas que desafortunadamente han perdido su puesto de trabajo, y quieren encontrar otra oportunidad que les permita seguir su camino laboral. La entrevista es el medio para volver a trabajar, y en 1 hora ponemos en juego nuestro deseo o necesidad. 

Podemos crearnos un fondo de armario para sólo entrevistas de trabajoPor ello, aunque tengamos una gran experiencia o conocimientos, que es muy importante, es necesario que nuestra imagen global sea coherente. Al igual que comunicamos con estos tres componentes también no debemos dejar de lado la vestimenta que elegimos para ir a la entrevista, que deberá ser coherente con el puesto y la empresa a la que optamos para el puesto. Muchas veces el gran dilema que nos plantemos es qué ponernos. He podido observar en ocasiones, que en el momento actual de crisis, hay personas que no se pueden permitir vestir con traje o tener diferentes modelos para las entrevistas. 

No pasa nada si no vas vestido de traje, pero lo que no debemos ponernos son unos vaqueros, camisetas con slogan de carpe diem, piercing, no llevar el pelo limpio, chanclas o una vestimenta demasiado informal, salvo que el puesto lo requiera claro. Podemos crearnos un fondo de armario para sólo entrevistas. No es necesario gastarse mucho dinero, solamente es escoger una falda o pantalón que combinen con una blusa y la imagen sea neutra. Tenerlos únicamente para las entrevistas, y de ese modo siempre lo tenemos listo e impecable. Siempre sirve echar un vistazo a la página web de la empresa que vas a realizar la entrevista para conocer su filosofía e imagen para adecuarnos a su estilo, eso nos ayudará a conectar más fácilmente con la empresa.