Puedes configurar tu consentimiento pulsando aquí :

Juanvi quiere irse

El presidente de la Junta de Castilla y León es de los pocos políticos con poder que no tiene ningún apego a la poltrona. Conoce bien el percal como para andarse con zarandajas

2'

El presidente histórico de Castilla y León, Juan Vicente Herrera, uno de los barones que menos problemas ha creado a Mariano Rajoy desde el 2004 que está al mando del Partido Popular, cree que ha llegado el momento de hacer mutis por el foro.

Herrera es persona coherente antes que nada. Sabe que tras muchos años en el machito hay que saber retirarse. Es una mezcla de régimen anterior, jesuita y Opus Dei. Ha demostrado que es capaz de dirigir una región –la más extensa de Europa– y colocarla en su cima histórica. Ha demostrado que es capaz de ser español por encima de cualquier consideración y estar atado constitucionalmente al régimen autonómico. Ha demostrado, en definitiva, ser del PP pero al mismo tiempo no ser esclavo de nadie ni de nada.

Es de los pocos políticos con poder y ejercicio que he conocido que no tiene apego a la poltrona. Conoce bien el percal como para andarse con zarandajas. Podría ser ministro (o haberlo sido) y ni siquiera esa posibilidad le ata.

Vicente Herra ha demostrado que es capaz de ser español por encima de cualquier consideración y estar atado constitucionalmente al régimen autonómico

Juan Vicente Herrera, que es mi presidente por nacimiento, no es persona a la que guste hacer el ridículo arrastrándose como un lagarto por las alcantarillas del poder. Ama Castilla, ama León y ama España, pero muy especialmente ama la dignidad del cargo y sabe de sus límites en el ejercicio del poder y sus limitaciones.

Si se presentó a las últimas elecciones autonómicas en un predio singular para el PP, fue por causas mayores de estabilidad partidaria en unos momentos de extraordinaria incertidumbre y vaivén. Pero bien mirado una cosa hoy no desmerece de la otra.

Ve con preocupación la deriva nacional de España y no está dispuesto a coadyuvar en un sinfín de disparates de propios y extraños. Juan Vicente Herrera aspira a ser un referente en esa tierra legendaria que al fin y a la postre es la mía.

Lo dicho y escrito.

Hoy en portada