Una explicación sobre el cierre de comentarios en las noticias sobre Isabel Carrasco

En las últimas horas varios usuarios nos han preguntado por el cierre de los comentarios en las noticias relativas a Isabel Carrasco, presidenta de la Diputación

En las últimas horas varios usuarios nos han preguntado por el cierre de los comentarios en las noticias relativas a Isabel Carrasco, presidenta de la Diputación del PP de León, asesinada el lunes a tiros. Al tratarse de algo excepcional en la historia reciente de El Confidencial, hemos creído oportuno explicar nuestra postura y exponerla al debate con los lectores que quieran hablar sobre ella.

Como saben quienes nos leen desde hace años, y como esperamos que hayan percibido los que han ido llegando en los últimos tiempos, la comunidad es para El Confidencial un pilar esencial. De ahí que el lema de este medio sea “El diario de los lectores influyentes”. Los comentarios han sido históricamente un punto fuerte de este periódico, porque las frecuentes intervenciones de usuarios con grandes conocimientos mejoran, matizan y amplían lo escrito por los periodistas y promueven debates que hacen interesantes aportes para todos.

Partiendo de esa base, el cierre de los comentarios en una noticia es en este diario es algo muy infrecuente. Pero el lunes así lo decidimos por considerar que la acumulación de intervenciones que suponían un daño evitable a la familia de la fallecida, en forma de insultos y mofas sobre ella, excedía lo que podíamos gestionar de forma adecuada. 

En este punto queremos recordar que en la comunidad de El Confidencial rigen tres reglas sencillas que apelan a la voluntad de convivencia de sus usuarios, y que giran en torno al concepto básico e irrenunciable que guía la moderación de los comentarios: el respeto. No queremos, podemos ni debemos consentir intervenciones que supongan menoscabo del honor de nadie, y mucho menos si se trata de alguien que acaba de ser asesinado. Es nuestra responsabilidad y entendemos que hemos de actuar de esa forma en beneficio de todos.

Esperamos que el lector comprenda que estas difamaciones no sólo no eran éticamente publicables por nuestra parte, y así lo han entendido otros medios que igualmente optaron por cerrar comentarios, sino que además pueden tener repercusiones legales indeseadas para sus autores. De hecho, la Policía investiga a estas horas intervenciones en Twitter que resultan similares a algunas de los que tuvimos que borrar, y un diputado del PSOE pide una regulación de las redes sociales para evitar comentarios hirientes en estos casos.

Este es un tema complejo y sujeto a interpretaciones y matices, al igual que la moderación es un proceso siempre mejorable y a veces subjetivo. Y por ello hemos expuesto aquí nuestros motivos. Si algún usuario desea debatir sobre ellos, tiene a su disposición los comentarios.

En Contacto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
122 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios