El Confidencial cumple 18 años líder en audiencia y beneficios

Sin una empresa editora ajena a grupos de presión e interés, no tendría cabida el periodismo de revelación, denuncia y control que El Confidencial ha defendido desde sus inicios

El propósito de El Confidencial es contribuir a crear una sociedad más libre y mejor informada. Así figura en una de las dos grandes salas de reuniones del periódico, bautizada, por este motivo, como Sala de Valores.

Una meta que descansa sobre cuatro grandes pilares, relacionados de manera inseparable entre ellos: la independencia, el trabajo en equipo, el rigor y la responsabilidad, y la rentabilidad económica. Es esta última el pilar que sustenta todo lo demás: la que nos permite publicar lo que los demás no se atreven, la que nos facilita contratar a los mejores profesionales, la que nos ayuda a invertir todos los años para hacer este proyecto colectivo aún mejor.

Sin libertad financiera, no habría libertad informativa. Sin una empresa editora ajena a grupos de presión e interés, no tendría cabida el periodismo de revelación, denuncia y control que El Confidencial ha defendido desde sus inicios. De ahí que ser rentable no sea una opción sino una obligación respecto a nuestros trabajadores y frente a ustedes, nuestros fieles lectores.

Facturación récord

Titania Compañía Editorial (TCE), empresa editora de El Confidencial, cerró el ejercicio 2018 con una facturación bruta de 18,16 millones de euros, lo que supone un incremento interanual del 16,57%. Por su parte los costes repuntaron cerca del 20%, hasta los 13,1 millones. Aún así, el EBITDA recurrente de las empresas que conforman el Grupo -TCE, Vanitatis y Titania Eventos- creció hasta los 4,75 millones, un aumento año sobre año cercano al 13%. La ausencia de extraordinarios y la mayor intensidad en la política de inversiones de la sociedad, ha hecho que el neto después de impuestos sea similar al del ejercicio anterior, ligeramente por encima de los 3,3 millones.

El Confidencial carece a día de hoy de ingresos distintos de los publicitarios y son más de 450 las empresas que confiaron en 2018 en sus distintas cabeceras y secciones para sus acciones comerciales, lo que se tradujo en un volumen de campañas cercano a las 2.500. La apuesta que viene realizando el periódico por ofrecer nuevos formatos acordes a las necesidades de compañías y usuarios siguió dando frutos a lo largo de 2018 con un incremento del volumen de facturación en eventos y contenido patrocinado del 30% y el 60% respectivamente para situarse, en agregado, cerca del 40% de los ingresos brutos de Titania Compañía Editorial. Siempre de manera transparente y desde la exigencia que nos imponen ustedes, nuestros lectores influyentes.

Solidez de balance y apuesta por el empleo estable

A la búsqueda de la rentabilidad en el negocio se une, como principio director en la gestión de la firma, la solidez del balance, siendo ambos factores que garantizan la independencia de la compañía, como hemos señalado con anterioridad. Desde este punto de vista, Titania carecía de deuda financiera a diciembre del año pasado y disfrutaba de una caja neta superior a los 4 millones de euros, invertida fundamentalmente en depósitos y fondos de inversión conservadores. Además, contaba con una inversión en start-ups cercana al millón de euros. Sus recursos propios, pendientes de la aplicación del resultado, ascendían a 9,13 millones mientras que el múltiplo entre activo y pasivo corriente era superior a las tres veces, muestra clara de la solvencia del Grupo.

Los buenos resultados económicos y la ausencia de contingencias han permitido seguir reforzando una plantilla que, a la conclusión del pasado ejercicio, estaba formada por 155 profesionales de los que 95 correspondían a la redacción. Prácticamente la totalidad de la misma cuenta con un contrato indefinido. En El Confidencial creemos en el periodismo de periodistas y continuaremos incorporando a las distintas áreas informativas profesionales de prestigio. Pero no solo, también en el laboratorio, el departamento comercial o la parte financiera. La partida de sueldos y salarios ya supone el 55% de los costes totales del diario, con un crecimiento año sobre año superior al millón de euros.

Accionariado estable que invierte en el negocio

2018 es un reflejo de lo que ha sido la política de inversiones de El Confidencial en los últimos año. En efecto, a la consolidación de Alimente como site especializado en salud y alimentación, se ha unido la reconversión de Vanitatis en Style, lo que se ha traducido en un incremento de sus ventas cercano al 80%, la creación de ‘EC Brands’ que presta servicios digitales (estrategia, diseño o contenido) a nuestra amplia base de clientes o el reforzamiento de la unidad de datos que, desde hace meses, trabaja por optimizar la experiencia de usuario a través de la segmentación y la personalización. Todo ello con la finalidad de mantenernos en la vanguardia de la industria en cuanto a contenido, capacidad técnica y propuesta comercial y de prepararnos para un nuevo escenario en el que la información deja de ser gratuita y recupera ese valor intrínseco que ha perdido en años recientes.

Todo esto es posible gracias a la existencia de un núcleo accionista formado por siete socios de los que cinco trabajan a tiempo completo o parcial en el diario y que, por tanto, tienen sus intereses personales completamente alineados con los de la sociedad. Así, el socio fundador y editor José Antonio Sánchez es titular del 45,68%. Por su parte, Antonio Aporta, responsable de marca, branded content y eventos, y vicepresidente del grupo, detenta el 15,27% mientras que la participación de su director general, Alberto Artero, y de su director editorial, Nacho Cardero, asciende al 8,98% y el 2,14% respectivamente. Completan el accionariado, Juan Perea con un 16,33% del capital, Pedro Pérez que disfruta de un 5% del mismo y el socio fundador y columnista de El Confidencial, Antonio Casado, que es dueño del 6,6% de la compañía. Seguimos siendo un grupo de amigos que tiene como único objetivo hacer de España un país mejor en el que vivir.

Récord de audiencia e incorporaciones

Según los datos de Comscore, medidor oficial de la industria, El Confidencial alcanzó un récord histórico de 15,8 millones de usuarios únicos el pasado mes de mayo gracias a las exclusivas, las historias diferenciales y la cobertura de las elecciones. A diferencia de otros soportes, gran parte del tráfico de nuestro diario corresponde a IP española, lo que le convierte en el canal ideal para conectar con la audiencia de nuestro país. No solo eso, más del 30% de los accesos al site lo realizan nuestros lectores fieles, un porcentaje único en el mundo para un medio que no tenga implantado modelo de suscripción. Esta recurrencia hace que en visitas mensuales y páginas vistas El Confidencial supere en un 56% y un 76% respectivamente a su inmediato perseguidor digital y que su tiempo de permanencia en página sea un 230% mayor hasta situarse al nivel de las cabeceras tradicionales.

Lejos de instalarse en la complacencia, el equipo gestor de El Confidencial ha seguido reforzando su plantilla de colaboradores con el fichaje de Marta García-Aller, procedente de El Independiente. Habitual en radio y televisión, Marta contribuirá con sus columnas de opinión a descodificar la realidad, amén de liderar el lanzamiento de nuevas iniciativas de corte tecnológico o de potenciar el área de eventos del periódico gracias a su amplia experiencia y dominio de idiomas.

2019 y la necesidad de hacer valer la calidad

2019 va a ser un año crítico para el conjunto de la industria y El Confidencial –‘el Confi’ para muchos de ustedes- no será ajeno a los cambios que se avecinan. El periodismo de calidad y sin servidumbres es caro y requiere de fuentes de financiación ajenas al mercado publicitario. De ahí que estemos trabajando en distintas propuestas de valor que pronto verán la luz. Desde nuestro periódico defenderemos siempre la libertad de acceso a la información de todos los ciudadanos pero la supervivencia de los medios, el nuestro incluido, pasa por reconocer el carácter de servicio público de nuestra actividad y, por ende, la necesidad de que sea remunerado como tal por quienes lo consumen. Sin un ecosistema de medios potente, la democracia se debilita y todos salimos perdiendo. Contamos, de antemano, con su apoyo.

En Contacto
Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios