Contra la seducción de las Grandes Ideas

Contra la seducción de las Grandes Ideas

Los independentistas catalanes han demostrado ser, en su mayoría, erizos. Creían una sola cosa, pero una muy grande, y la creían con mucha fuerza