Gabrielle Chanel

Gabrielle Chanel

Amó a Sófocles, a Mallarmé, a Rilke y a Apollinaire. Amó el lujo. Amó el poder. Y a los hombres. Pero, por encima de cualquier otra cosa, amó la libertad

Contra el final de la aventura

Contra el final de la aventura

El progreso en el conocimiento es una buena noticia, y por eso no hay villanos a los que culpar de los efectos colaterales, pero sí los hay cuando analizamos el precio y la dificultad creciente