Reflexiones tempestivas

Reflexiones tempestivas

Sin la cultura no sabremos discernir qué es lo más urgente, no encontraremos la vacuna, no nos apoyaremos unos a otros en la adversidad, no saldremos a aplaudir al balcón

1918, mucho más que una gripe

1918, mucho más que una gripe

Fue el año de la enfermedad pero también hubo luces necesarias en mitad de la negrura de la guerra: luces que llegaron de la cultura

Y la ciudad se quedó desierta

Y la ciudad se quedó desierta

La calle sin gente no es calle, es otra cosa, no sé cual, pero una que dista mucho de ser calle